2016 – Servicio litúrgico del mes de octubre (Mn. Ramón Clavería -Jaca-)

Sábado 1 de octubre:

Santa Teresa del Niño Jesús. MEMORIA OBLIGATORIA
Color blanco. Misa propia y lecturas de feria.
Prefacio de las Santas vírgenes y religiosos. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al recordar la memoria de Santa Teresita del Niño Jesús, religiosa en el Carmelo de Lisieux, en Francia, y patrona universal de las misiones, comencemos la celebración de los sagrados misterios reconociendo que fallamos a menudo en nuestra vocación cristiana, que no es otra que la vocación del amor, y pidamos humildemente perdón a Dios por nuestros pecados.

Yo confieso…

Colecta: Oh Dios, que has preparado tu reino a los humildes y los sencillos, concédenos la gracia de seguir confiadamente el camino de santa Teresita del Niño Jesús para que nos sea revelada, por su intercesión, tu gloria eterna. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Elevemos ahora nuestras súplicas a Dios nuestro Señor, que nos ha dado a conocer los secretos de su Reino.

1. Para que los cristianos llevemos el amor, la misericordia, la paz y la esperanza al mundo entero, como hizo Jesús. Roguemos al Señor.
2. Para que el ejemplo de los sacerdotes y consagrados contribuya a que los jóvenes descubran su vocación cristiana. Roguemos al Señor.
3. Para que en el corazón de todos los hombres crezcan siempre sentimientos de paz, de justicia, de solidaridad. Roguemos al Señor.
4. Para que perdone a los pecadores, proteja a los justos, consuele a los que sufren y dé la salud a los enfermos. Roguemos al Señor.
5. Para que Dios nos conceda imitar con sencillez y amor el camino de infancia que nos mostró Santa Teresita del Niño Jesús. Roguemos al Señor.

Padre de misericordia y de bondad, que te ocultas a los sabios y entendidos y te revelas a la gente sencilla, escucha las oraciones de tu pueblo y haz que nuestros ojos vean la luz de tu verdad, y nuestros oídos oigan la voz de tu palabra. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Los sacramentos que hemos recibido, Señor, enciendan en nosotros aquel amor ardiente con que santa Teresa se entregó a ti e impetró de tu misericordia el perdón para todos los hombres. Por Jesucristo nuestro Señor.
Domingo 2 de octubre:

DOMINGO XXVII DEL TIEMPO ORDINARIO
Color verde. Misa y lecturas propias del domingo. Gloria. Credo.
Prefacio dominical VIII. Plegaria Eucarística III.

Monición de entrada y acto penitencial: El Señor resucitado nos invita un domingo más a celebrar la Eucaristía, a abrirle de par en par nuestros corazones, para que su Palabra y su Cuerpo y Sangre penetren en nosotros y renueven nuestro ser.
Comencemos, pues, la celebración disponiendo nuestros corazones, vaciándolos de nuestros egoísmos, para que puedan llenarse de la Palabra de Dios, y pidiéndole su gracia y su misericordia.

* Tú que haces crecer nuestra fe.
* Tú que abres nuestros corazones a la esperanza.
* Tú que nos impulsas a la acción por la caridad.

Gloria

Colecta:Dios todopoderoso y eterno, que con amor generoso desbordas los méritos y deseos de los que te suplican, derrama sobre nosotros tu misericordia, para que libres nuestra conciencia de toda inquietud y nos concedas aun aquello que no nos atrevemos a pedir. Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo: Como respuesta a la buena Noticia de Jesucristo, afirmemos ahora nuestra fe en el Dios que es amor, en el Dios que nos salva, en el Dios que da vida.

Oración de los fieles:Confiando en la misericordia del Señor, que es la roca que nos salva, presentémosle nuestras plegarias, pues Él se abaja para escucharnos.

1. Por la Iglesia; para que conserve la fe en toda su pureza y sea valiente en su testimonio de Cristo. Roguemos al Señor.
2. Por los jóvenes; para que el Señor suscite en ellos el deseo con radicalidad en la vida sacerdotal y religiosa, sin egoísmos ni mediocridad. Roguemos al Señor.
3. Por nuestros gobernantes; para que el Señor les revele su justicia y ellos promuevan con eficacia la solidaridad y la convivencia. Roguemos al Señor.
4. Por todos los que se resisten a creer en Dios; para que no endurezcan su corazón y escuchen su voz que les llama. Roguemos al Señor.
5. Por nosotros, aquí reunidos; para que, tomando parte en los duros trabajos del evangelio, no tengamos miedo en dar la cara por Cristo. Roguemos al Señor.

Oh Padre, que nos escuchas si tenemos fe como un grano de mostaza; atiende nuestras peticiones y danos la humildad de corazón, para que cooperando con todas nuestras fuerzas al crecimiento de tu reino, nos reconozcamos indignos siervos que Tú has llamado para revelar las maravillas de tu amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión:Concédenos, Señor todopoderoso, que de tal manera saciemos nuestra hambre y nuestra sed en estos sacramentos, que nos transformemos en lo que hemos recibido. Por Jesucristo nuestro Señor.

Bendición solemne:

– El Dios todopoderoso os bendiga con su misericordia y os llene de la sabiduría eterna.
– Él aumente en vosotros la fe y os dé la perseverancia en el bien obrar.
– Atraiga hacia sí vuestros pasos y os muestre el camino del amor y de la paz.
– Y la bendición de Dios todopoderoso…
Lunes 3 de octubre:

FERIA MAYOR. Día penitencial
Color morado. Misa y lecturas del día penitencial.
Prefacio común II. Plegaria Eucarística III.

Si comienzan hoy las témporas: En estos primeros días de octubre, después del verano, la celebración de la Eucaristía tiene un carácter particular, pues celebramos las témporas de acción de gracias y de petición; en las que dedicamos unos días de un modo especial a dar gracias a Dios por todos sus dones, a pedirle ayuda para nosotros y para todos los hombres, y a ponernos ante Él, reconociendo que estamos necesitados de su gracia y de su perdón.
Hoy, pues, pediremos de un modo especial perdón por nuestras ofensas, acudiendo al Padre bueno que cierra los ojos a los pecados de los hombres para que se arrepientan y los perdona, porque es nuestro Dios y Señor. Por eso, hoy de un modo especial, al comenzar la celebración, reconozcamos en silencio nuestros pecados, y pidamos al Señor que se compadece de todos que tenga piedad de nosotros y que convierta nuestro corazón.

* Tú, que has venido a llamar a los pecadores.
* Tú, que has sido enviado a sanar los corazones afligidos.
* Tú, que nos das tu amor y tu bondad.

Colecta:Nos sentimos culpables, Señor, y confesamos ante ti nuestros pecados; ten misericordia de nosotros y danos la abundancia de tu paz. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:Dirijamos ahora nuestras súplicas a Dios Padre, que manifiesta su poder sobre todo en la misericordia y la compasión, pidiéndole perdón por nuestros pecados y por los del mundo entero.

1. Por la Iglesia; para que sea signo en instrumento de reconciliación y lugar de acogida abierta a todos los hombres de cualquier raza y condición. Roguemos al Señor.
2. Por los sacerdotes, ministros de la Iglesia; para que realicen con entrega generosa el ministerio sacramental del perdón y de la reconciliación. Roguemos al Señor.
3. Por los países que viven en guerra; para que sus gobernantes pongan en común todos sus esfuerzos para conseguir la paz, superando todo egoísmo, sed de prestigio y rivalidad. Roguemos al Señor.
4. Por los que sufren las consecuencias del pecado del mundo: los oprimidos, los explotados, los perseguidos; para que sean atendidas sus demandas de justicia y de paz. Roguemos al Señor.
5. Por nosotros, que estamos en torno al altar y celebramos la Eucaristía; para que seamos testigos de la santidad a la que Cristo nos llama. Roguemos al Señor.

Escucha nuestras súplicas, Señor, ten misericordia de nosotros y perdona nuestros pecados, para que te podamos servir en santidad y justicia todos los días de nuestras vida. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión:Padre de misericordia, al invitarnos a la mesa de tu Hijo nos has dado un signo de tu amor y una prenda de tu perdón; te pedimos ahora que sigas ayudándonos para que en adelante sepamos evitar el pecado y servirte con alegría. Por Jesucristo nuestro Señor.

Martes 4 de octubre:

San Francisco de Asís. MEMORIA OBLIGATORIA
Color blanco. Misa propia. Lecturas de feria.
Prefacio de las santas vírgenes y religiosos. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial:Hermanos, al celebrar la hoy memoria de uno de los santos más populares y representativos de la cristiandad como es San Francisco de Asís quien, con un desprendimiento total de sus bienes, dejó un día su casa, abandonó la herencia que le pertenecía, y siguiendo a Cristo, logró ser pobre y humilde, siendo así fiel al mandato que recibió del Señor “reconstruye mi Iglesia”; reconozcamos con humildad y sencillez nuestros pecados, y pidamos humildemente perdón a Dios por no colaborar día a día en la edificación constante de la Iglesia.

Yo confieso…

Colecta: Oh Dios, que otorgaste a san Francisco la gracia de asemejarse Cristo por la humildad y la pobreza; concédenos caminar tras sus huellas para que podamos seguir a tu Hijo y entregarnos a ti con amor jubiloso. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos confiadamente a Dios nuestro Padre, que ha venido a visitarnos en su Hijo Jesucristo, y nos invita a quedarnos con la mejor parte.

1. Para que donde hay guerra, se alcance la paz. Roguemos al Señor.
2. Para que donde hay odio, nazca el amor. Roguemos al Señor.
3. Para que donde hay ofensa, se dé el perdón. Roguemos al Señor.
4. Para que donde hay opresión, se obtenga la justicia. Roguemos al Señor.
5. Para que donde hay discordia, se logre la unión. Roguemos al Señor.
6. Para que donde haya duda, se afirme la fe. Roguemos al Señor.
7. Para que donde hay error, se reconozca la verdad. Roguemos al Señor.
8. Para que donde hay desesperación, ilumine la esperanza. Roguemos al Señor.
9. Para que donde hay tinieblas, se haga la luz. Roguemos al Señor.
10. Para que donde haya tristeza, llegue la alegría. Roguemos al Señor.

Padre sabio y misericordioso; escucha nuestras oraciones y danos un corazón manso y humilde para escuchar la palabra de tu Hijo, y para acogerle y servirle como invitado en la persona de nuestros hermanos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Por este sacramento que hemos recibido, concédenos, Señor, imitar a san Francisco en su caridad y en su celo apostólico, para que sintamos los frutos de tu amor y nos entreguemos a la salvación de los hermanos. Por Jesucristo nuestro Señor.
Miércoles 5 de octubre:

FERIA MAYOR. Día de acción de gracias
Color blanco o verde.
Misa y lecturas del día de acción de gracias (leccionario V).
Prefacio común IV. Plegaria Eucarística II.

El Dios de la esperanza, que por la acción del Espíritu Santo nos colma de su alegría y de su paz, esté siempre con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, en este día de Acción de gracias presentamos a Dios Padre, de quien procede todo don, nuestro agradecimiento por todos los beneficios que hemos recibido. Es la acción de gracias de la Iglesia, que recoge en su plegaria los sentimientos de toda la humanidad.
Y al comenzar los sagrados misterios, abrámonos en unos momentos de silencio al amor de Dios que se nos comunica a pesar de nuestras miserias, y pidámosle perdón por nuestros pecados.

* Tú, que eres la gracia que nos renueva.
* Tú, que eres la verdad que nos ilumina.
* Tú, que eres la vida nueva que nos libera.

Colecta:Señor Dios, lleno de amor, que diste a nuestros padres de Israel una tierra buena y fértil, para que en ella encontraran descanso y bienestar, y con el mismo amor nos das a nosotros fuerza para dominar la creación y sacar de ella nuestro progreso y nuestro sustento; al darte gracias por todas tus maravillas, te pedimos que tu luz nos haga descubrir siempre que has sido tú, y no nuestro poder, quien nos ha dado fuerza para crear las riquezas de la tierra. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Reconociendo los múltiples dones que recibimos de Dios, que es fuente y origen de todo bien, y sabiendo que Él es nuestro Padre, dirijámosle nuestras súplicas con el deseo de darle gracias, porque Él siempre nos escucha.

1. Para que el Señor infunda en todos sus fieles un conocimiento cada día más pleno y una participación cada vez más consciente y viva en la acción de gracias que celebramos en la Eucaristía. Roguemos al Señor.
2. Para que quienes se preparan para los sacramentos del Orden y del Matrimonio y a la profesión religiosa, aviven su deseo de amar hasta las últimas consecuencias la misión que el Señor les quiere encomendar, y siempre hay quienes quieran seguir el mismo camino. Roguemos al Señor.
3. Para que todos los hombres descubran los signos innumerables del amor de Dios en el gobierno del mundo y reconozcan en ellos la mano bondadosa del creador que los concede. Roguemos al Señor.
4. Para que el Señor derrame sobre los que sufren los dones que su vida necesita y su corazón desea, de manera que puedan dar gracias con nosotros por los favores recibidos. Roguemos al Señor.
5. Para que el Señor, que nos ha concedido los deseos de nuestro corazón, nos conceda también, al final de nuestra carrera terrenal, los dones preciosos de su reino eterno. Roguemos al Señor.

Dios nuestro, lleno de bondad y rico en misericordia, que nos has concedido abundantemente los bienes que deseábamos, escucha nuestra oración y continúa protegiendo con tu ayuda a los que has alegrado con tus dones. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Padre nuestro, fuente de todo bien, que nunca defraudas la esperanza de los que a ti acuden, sino que atiendes siempre los deseos de los que te suplican; te damos gracias porque has colmado de bienes a tus hijos y te pedimos que, por esta eucaristía que hemos celebrado, nos libres de todo mal. Por Jesucristo nuestro Señor.
Jueves 6 de octubre:

FERIA MAYOR. Día de petición por la actividad humana
Color verde. Misa y lecturas del día de petición.
Prefacio común IX. Plegaria Eucarística III.

Si las témporas no comienzan con esta celebración: Finalizando con toda la Iglesia los días de las Témporas de Acción de gracias y de petición, en la Eucaristía de hoy, de un modo especial, elevaremos nuestras súplicas al Dios del cielo pidiendo por la actividad humana. En silencio, comencemos celebración de los sagrados misterios reconociendo humildemente nuestros pecados.

* Tú, que nos has llamado para vivir como hijos de Dios.
* Tú, que nos has salvado del pecado y de la muerte.
* Tú, que nos llenas con la esperanza de tu Reino.

Colecta: Oh Dios, tú has querido que el estudio y el trabajo del hombre perfeccionaran cada día el universo que has creado; te pedimos que nuestros afanes y trabajo resulten siempre provechosos a la familia humana y contribuyan al cumplimiento de tus designios sobre el mundo. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos a Dios nuestro Padre, que creó el mundo y nos encomendó el cuidado de la tierra, y pidámosle que escuche nuestras oraciones.

1. Para que ilumine y conforte en todo momento a su santa Iglesia y aumente el ella las vocaciones al servicio de los fieles. Roguemos al Señor.
2. Para que conceda a los que gobiernan las naciones de la tierra buscar el progreso y el bien de sus conciudadanos. Roguemos al Señor.
3. Para que bendiga los esfuerzos de todos los trabajadores de la industria, del campo y de los servicios. Roguemos al Señor.
4. Para que se acuerde en su providencia de todos los parados, los ancianos, los inválidos, los enfermos, los prisioneros y los emigrantes. Roguemos al Señor.
5. Para que cuanto realicemos nosotros y nuestras familias sea en nombre de Jesús y de su Reino. Roguemos al Señor.

Dios de bondad, acude en ayuda de todos los que hoy ponen en ti su confianza y te imploran con fe; recibe con misericordia las oraciones que te hemos presentado y haz que no nos cansemos nunca de trabajar con ilusión por un mundo mejor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, tú que nos has fortalecido con estos sacramentos de vida eterna, no dejes de ayudarnos con tu gracia también en los quehaceres temporales. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Viernes 7 de octubre:

Nuestra Señora, la Virgen del Rosario. MEMORIA OBLIGATORIA
Color blanco. Misa propia y lecturas de feria.
Prefacio I de santa María Virgen. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al recordar hoy la memoria de nuestra Señora, la Virgen María, en la advocación tan popular del Rosario; y venerar en ella a la Santísima Virgen como aquella mujer que con su ejemplo e intercesión acompaña nuestro camino, al igual que hizo con su Hijo Jesucristo, en los momentos de gozo, de luz y de dolor hacia la gloria que esperamos; comencemos la celebración de la Eucaristía reconociendo ante Dios que le hemos fallado y, por la intercesión de Santa María, la Virgen, refugio de pecadores, pidámosle perdón por nuestras faltas y pecados.

Yo confieso….

Colecta: Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros, que, por el anuncio del ángel hemos conocido la encarnación de Cristo, tu Hijo, para que lleguemos por su pasión y su cruz, y con la intercesión de la Virgen María, a la gloria de la resurrección. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Dirijamos ahora nuestras peticiones a Dios Padre, creador de todo lo bueno, pidiéndole que nuestro corazón no ande dividido entre el bien y el mal.

1. Por la Iglesia entera; para que sepa renovarse constantemente a la luz del Evangelio. Roguemos al Señor.
2. Por nuestra diócesis; para que surjan en nuestras comunidades jóvenes dispuestos a asumir el servicio sacerdotal. Roguemos al Señor.
3. Por nuestro mundo; para que Dios escuche sus clamores de justicia y amor. Roguemos al Señor.
4. Por los enfermos y por todos los que sufren; para que encuentren el gozo y la salud. Roguemos al Señor.
5. Por nosotros, que el rezo del santo Rosario avive en el Pueblo de Dios el amor y la devoción a la Virgen María, y nos estimule a imitar su vida. Roguemos al Señor.

Dios y Padre nuestro, fuente de toda bondad, escucha las plegarias que tu pueblo te dirige y envíanos tu Espíritu Santo que nos ilumine y nos guíe en nuestro caminar. Por Jesucristo nuestro Señor.
Para
Poscomunión: Te rogamos, Señor, que cuantos hemos anunciado en este sacramento la muerte y resurrección de tu Hijo, asociados a los dolores de su pasión, podamos participar en el gozo de su gloria. Por Jesucristo nuestro Señor.

Sábado 8 de octubre:

Misa de Santa María, Reina y Madre de Misericordia
Color verde o blanco. Misas de Santa María Virgen nº 39, colecta 1.
Lecturas de feria. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos al celebrar hoy la memoria de la Santísima Virgen María, a quien Dios ha bendecido más que a todas las mujeres de la tierra, y que es Reina y Madre de Misericordia, dispongamos nuestros corazones para escuchar la palabra de Dios y celebrar el banquete del Reino; y pidamos, al comenzar la celebración de la Eucaristía, que la misericordia del Señor nos ayude.

Yo confieso…

Colecta: Oh Dios, cuya misericordia no tiene límites, concédenos, por intercesión de la Virgen María, Madre de misericordia, conocer tu bondad en la tierra, para alcanzar tu gloria en el cielo. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos, hermanos, al Señor, que se complacen en los que escuchan su palabra y la cumplen.

1. Para que la Iglesia engendre nuevos hijos para Dios que le den gloria y extiendan su Reino hasta el confín de la tierra. Roguemos al Señor.
2. Para que Jesús haga resonar su invitación en el corazón de los jóvenes y éstos le sigan con generosidad y sin condiciones. Roguemos al Señor.
3. Por los que trabajan en la administración pública; para que busquen siempre el mejor servicio a los ciudadanos. Roguemos al Señor.
4. Para que Dios reciba en su vida eterna a todos los que han muerto y los llene con su luz y su paz. Roguemos al Señor.
5. Para que los que celebramos esta Eucaristía nos mantengamos constantes en el camino del Evangelio. Roguemos al Señor.

Escucha, Dios todopoderoso, las súplicas de tu pueblo; y concédenos lo que te pedimos confiados en tu bondad. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Alimentados con esta Eucaristía, te pedimos, Señor, proclamar continuamente tu misericordia con la bienaventurada Virgen María, y experimentar la protección de aquella a quien llamamos Reina clementísima para los pecadores y Madre de misericordia con los pobres. Por Jesucristo nuestro Señor.

Domingo 9 de octubre:

DOMINGO XXVIII DEL TIEMPO ORDINARIO
Color verde. Misa y lecturas propias del domingo. Gloria. Credo.
Plegaria Eucarística II con su prefacio.

Monición de entrada y acto penitencial: Como cada domingo, cuando venimos a celebrar la Eucaristía, hoy venimos con toda nuestra vida y la ponemos delante de Dios. Venimos con lo que nos va bien y lo que nos va mal; con las ilusiones y las tristezas, con las esperanzas y los temores. Venimos con todo eso, y damos gracias, porque Él está con nosotros, porque Él nos ha dado a su Hijo Jesucristo, que nos ama infinitamente.
Vivamos, pues, de manera particular esta celebración reconociéndonos pecadores y necesitados de la misericordia divina, y vayamos al encuentro del Señor arrepentidos y confiados.

* Tú que eres rico en misericordia y perdón.
* Tú que eres el médico que curas nuestras enfermedades.
* Tú que eres la bondad y la misericordia infinitas.

Gloria

Colecta: Te pedimos, Señor, que tu gracia continuamente nos preceda y nos acompañe, de manera que estemos dispuestos a obrar siempre el bien. Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo: Confesemos ahora nuestra fe en el Dios libertador, el Dios que da vida.

Oración de los fieles: Presentemos a Dios nuestro Padre, rico para todos los que le invocan, las necesidades de la Iglesia y de todos los hombres.

1. Por la Iglesia; para que dé a conocer a todos los pueblos y naciones la salud que trae Jesucristo. Roguemos al Señor.
2. Por las vocaciones sacerdotales y religiosas; para que no falten en nuestra diócesis quienes con generosidad sigan a Dios y gasten su vida con el solo fin de que Cristo sea anunciado, conocido y amado. Roguemos al Señor.
3. Por los gobernantes de todo el mundo; para que garanticen a todos los ciudadanos el acceso a la sanidad pública. Roguemos al Señor.
4. Por los difuntos; para que alcancen la salvación lograda por Cristo Jesús, con la gloria eterna. Roguemos al Señor..
5. Por nosotros, aquí reunidos; para que tengamos siempre un corazón que sepa ser agradecido con Dios. Roguemos al Señor.

Oh Dios, fuente de vida temporal y de la eterna; escucha nuestra súplica y haz que ninguno de nosotros te busque sólo para la salud del cuerpo; sino que todos los hermanos en este día santo vengamos a darte gloria por el don de la fe, y toda la Iglesia sea testigo de la salvación que Tú obras continuamente en Cristo, tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Poscomunión: Dios soberano, te pedimos humildemente que, así como nos alimentas con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, nos hagas participar de su naturaleza divina. Por Jesucristo nuestro Señor.

Bendición solemne:

* El Dios de todo consuelo disponga vuestros días en su paz y os otorgue el don de su bendición.
* Que él os libre de toda perturbación y afiance vuestros corazones en su amor.
* Para que, enriquecidos por los dones de la fe, la esperanza y la caridad, abundéis en esta vida en buenas obras y alcancéis sus frutos en la eterna.
* Y la bendición de Dios todopoderoso…
Lunes 10 de octubre:

Misa de feria
Color verde. Misa de la semana XI. Lecturas de feria.
Prefacio común I. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Un día más, nos hemos reunido junto a Jesús para celebrar la Eucaristía. Por eso, confiando en Él preparémonos para celebrar la Eucaristía reconociendo nuestros pecados.

* Tú que eres nuestro Salvador
* Tú que nos quieres y nos perdonas
* Tú que siempre nos levantas cuando caemos

Colecta: Oh Dios, fuerza de los que en Ti esperan, escucha nuestras súplicas, y pues el hombre es frágil y sin tu ayuda nada puede, concédenos la ayuda de tu gracia para guardar tus mandamientos y agradarte con nuestras acciones y deseos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración de los fieles: Unamos ahora nuestras voces a la de Jesucristo y, arraigados en su amor, dirijamos nuestras plegarias a Dios Padre.

1. Por la Iglesia entera, extendida de Oriente a Occidente. Roguemos al Señor.
2. Por las vocaciones sacerdotales y religiosas. Roguemos al Señor.
3. Por la paz y el bien del mundo. Roguemos al Señor.
4. Por los que no tienen trabajo. Roguemos al Señor.
5. Por los que estamos celebrando nuestra fe. Roguemos al Señor.

Dios y Padre nuestro, que nos has dado el gran signo del cielo en la resurrección de tu Hijo, escucha nuestras súplicas y haznos fuertes en la fe. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Que esta comunión en tus misterios, Señor, expresión de nuestra unión contigo, realice la unidad de tu Iglesia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Martes 11 de octubre:

San Juan XXIII, Papa
Color blanco. Colecta propia. Resto del común de pastores.
Lecturas de feria.
Prefacio de los santos pastores. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al celebrar hoy la memoria del Papa san Juan XXIII; en cuya figura Dios ha querido dar a su Iglesia un modelo de buen pastor, adentrémonos en el misterio del amor de Cristo hecho Eucaristía, y pongamos nuestras almas en la presencia del Señor, pidiéndole perdón por nuestros pecados.

Yo confieso…

Colecta: Dios Todopoderoso y eterno, que en San Juan XXIII, Papa, has hecho resplandecer para todo el mundo el ejemplo de un buen pastor, concédenos, por su intercesión, difundir con alegría la plenitud de la caridad cristiana. Por nuestro Señor Jesucristo

Oración de los fieles: Presentemos ahora nuestra oración confiada a Dios Padre, pidiéndole que nos haga cada vez más fieles a su amor.

1. Para que siguiendo el ejemplo de san Juan XIII, la Iglesia se deje renovar constantemente por el viento fresco del Espíritu Santo. Roguemos al Señor.
2. Para que suscite vocaciones sacerdotales y religiosas. Roguemos al Señor.
3. Para que conceda al mundo la justicia y la paz. Roguemos al Señor.
4. Para que libre al mundo del hambre, del paro y de la guerra. Roguemos al Señor.
5. Para que avive en nosotros el deseo del cielo. Roguemos al Señor.

Oh Dios, Creador y Padre de todos, atiende nuestra plegaria y danos la luz de tu gracia, para que no sólo de palabra, sino con las obras, demostremos ser discípulos del único maestro que se hizo hombre por amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, Dios nuestro, que estos sacramentos enciendan en nosotros el fuego de amor que abrasó el corazón del Papa san Juan XXIII y le impulsó a entregarse sin reserva al servicio de la Iglesia. Por Jesucristo nuestro Señor.
Miércoles 12 de octubre:

NUESTRA SEÑORA LA SANTÍSIMA VIRGEN DEL PILAR
SOLEMNIDAD
(En el resto de España FIESTA)
Color blanco. Misa y lecturas propias. Gloria. Credo.
Plegaria Eucarística III.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, dispongámonos a celebrar con alegría y gozo este día grande de fiesta en honor de nuestra Madre y Patrona, la Santísima Virgen del Pilar, (en la que contemplamos a María presente en medio de nosotros, y que permanece como la columna que guiaba y sostenía día y noche al pueblo en el desierto,) comenzando la celebración de los sagrados misterios abrazándonos desde el corazón a su sagrada columna y, poniéndonos bajo el amparo protector de su manto, supliquemos su protección maternal para pedir perdón a Dios por nuestros pecados y poder así acercarnos dignamente a la mesa de la Eucaristía.

Yo confieso…

Gloria

Colecta: Dios todopoderoso y eterno, que en la gloriosa Madre de tu Hijo has concedido un amparo celestial a cuantos la invocan con la secular advocación del Pilar; concédenos, por su intercesión, fortaleza en la fe, seguridad en la esperanza y constancia en el amor. Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo: Confesemos ahora nuestra fe en Cristo, la fe que María, columna que sostiene a la Iglesia, vivió intensamente.

Oración de los fieles: Presentemos ahora a Dios nuestro Padre nuestras oraciones y pidámosle que la firmeza de la fe de María nos ayude a permanecer unidos a Él y hacer siempre su voluntad.

1. Por las Iglesias de España y de América; para que demos siempre testimonio en nuestros países del amor inagotable de Dios; y nunca nos falten vocaciones sacerdotales para anunciar el evangelio. Roguemos al Señor.
2. Por nuestros gobernantes; para que realicen su tarea con dedicación y espíritu de servicio, para el progreso y el bienestar de todos los ciudadanos. Roguemos al Señor.
3. Por esta tierra y pueblo de Aragón, en este gran día de fiesta; para que el Señor nos bendiga con la abundancia de sus dones, y todos sintamos el gozo y el orgullo de ser aragoneses. Roguemos al Señor.
4. Por los que entre nosotros sufren la pobreza y la mala distribución de los bienes que Dios ha querido que fueran para todos; para que crezca el espíritu solidario y fraterno, especialmente en aquellos que tienen mayores posibilidades económicas. Roguemos al Señor.
5. Por nosotros, reunidos hoy en la fiesta de nuestra patrona, la Santísima Virgen del Pilar; para que, como María, seamos portadores de la bondad y la vida de Jesucristo. Roguemos al Señor.

Escucha, Dios y Padre nuestro, las oraciones que por medio de Santa María, la Madre de tu Hijo, te hemos presentado; y haz que, por su intercesión, siga protegiendo a la Iglesia de España y de Hispanoamérica, y a todos y a cada uno de sus hijos y pueblos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Oh Dios, que de modo maravilloso multiplicas tu presencia en medio de nosotros, al darte gracias por este sacramento con que nos has alimentado, te rogamos nos concedas, por intercesión de santa María del Pilar, llegar a contemplarte eternamente en el cielo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Bendición solemne:

* El Dios que en su providencia amorosa quiso salvar al género humano por el fruto bendito del seno de la Virgen María, os colme de sus bendiciones.
* Que os acompañe siempre la protección de la Virgen, por quien habéis recibido al autor de la vida.
* Y a todos vosotros, reunidos hoy para celebrar con devoción esta solemnidad de Nuestra Señora la Virgen del Pilar, el Señor os conceda la alegría del Espíritu y los bienes de su reino. Amén.
* Y la bendición de Dios todopoderoso
Jueves 13 de octubre:

Misa por las vocaciones a la Sagradas órdenes
Color verde. Misas por diversas necesidades nº 9. Lecturas de feria.
Plegaria Eucarística V/b.

Monición de entrada y acto penitencial: Hoy vamos a pedir la Eucaristía de un modo muy especial por las vocaciones sacerdotales. Es una gran necesidad de la Iglesia, y de un modo especial, de nuestra Iglesia particular, que necesita muchos sacerdotes para llevar a cabo la nueva evangelización de nuestro pueblo. Dispongámonos, por tanto, al comenzar estos sagrados misterios, a recibir el amor de Dios abriendo nuestros corazones para que los renueve, reconociendo con humildad que somos pecadores.

* Tú que nos llamas a seguirte
* Tú que nunca abandonas a tu rebaño
* Tú que estás presente en tu Iglesia

Colecta: Oh Dios, que quisiste dar pastores a tu pueblo, derrama sobre tu Iglesia el Espíritu de piedad y de fortaleza, que suscite dignos ministros de tu altar y los haga testigos valientes y humildes de tu Evangelio. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos ahora, hermanos, confiadamente a Dios Padre, que en Jesucristo nos ha dado al único Maestro que no defrauda.

1. Por la Iglesia, nacida del amor del Padre y fundada por Jesucristo. Roguemos al Señor.
2. Por las vocaciones sacerdotales, religiosas y a la familia cristiana. Roguemos al Señor.
3. Por la honradez y el servicio de los gobernantes y todos los políticos. Roguemos al Señor.
4. Por los que se han alejado de Jesucristo y por los que se han alejado de la fe. Roguemos al Señor.
5. Por nosotros, llamados a trabajar por la paz y la reconciliación. Roguemos al Señor.

Señor y Dios nuestro, escucha la oración que te hemos dirigido, y ayúdanos a que, viviendo sinceramente, alejemos de nuestras vidas toda conducta condenble. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Alimentados a tu mesa, Señor, te rogamos que, por este sacramento de amor, germinen las semillas que generosamente esparciste en el campo de tu Iglesia, para que sean cada vez más numerosos los que elijan el camino de servirte en los hermanos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Viernes 14 de septiembre:

Misa votiva del misterio de la Santa Cruz
Color rojo. Misa del 14 de septiembre. Lecturas de feria.
Prefacio Propio. Plegaria Eucarística III.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al comenzar la celebración de la Misa, actualización del único sacrificio de Cristo en la cruz, pedimos humildemente perdón a Dios por nuestros pecados.

* Tú que no has sido enviado a condenar al mundo, sino a salvarlo.
* Tú que no quieres que nadie perezca, sino que todos se conviertan.
* Tú que te sometiste por nosotros hasta la muerte de cruz.

Colecta: Señor, Dios nuestro, que has querido realizar la salvación de todos los hombres por medio de tu Hijo, muerto en la cruz, concédenos, te rogamos, a quienes hemos conocido en la tierra este misterio alcanzar en el cielo los premios de la redención. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos a Dios, nuestro Padre, a quien encomendamos nuestra causa, pidiéndole que su bondad nos escuche.

1. Para que rejuvenezca siempre a su Iglesia. Roguemos al Señor.
2. Para que suscite vocaciones sacerdotales y religiosas. Roguemos al Señor.
3. Para que libre al mundo del hambre, del paro y de la guerra. Roguemos al Señor.
4. Para que Dios tenga compasión de los que se sienten solos. Roguemos al Señor.
5. Para que nos conforte y conserve en su servicio. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que nos enseñas que para ti nada queda escondido, escucha las oraciones de tu pueblo y ayúdanos a no temer a los poderes de este mundo, puesto que sabemos que siempre nos proteges. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Fortalecidos con esta Eucaristía, te pedimos, Señor Jesucristo, que lleves a la gloria de la resurrección a los que has redimido en el madero salvador de la cruz. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Sábado 15 de octubre:

Santa Teresa de Jesús, virgen y doctora. FIESTA
Color blanco. Misa y lecturas propias (leccionario V). Gloria.
Prefacio de las Santas vírgenes y religiosos. Plegaria Eucarística III.

Monición de entrada y acto penitencial: Hoy celebramos la fiesta de santa Teresa de Jesús, aquella mujer inquieta y monja andariega que en aquel momento histórico que fue el siglo dieciséis renovó los monasterios carmelitas y al mismo tiempo influyó fuertemente en toda la vida de la Iglesia; lo que le valió ser proclamada doctora de la Iglesia; aquella mujer llena y deseosa de Dios, agradecida del amor de Dios, que supo transmitir a su alrededor la fe y la esperanza que llevaba dentro y cuyos libros, cartas y poesías, son joyas de la literatura española y alimento de la fe.
Nosotros también estamos llamados, como santa Teresa de Jesús a la santidad de vida, a llevar un camino de perfección; sin embargo, fallamos a menudo en nuestro camino hacia ella. Por eso, iniciamos la celebración de los sagrados misterios de la Eucaristía pidiendo perdón a Dios por nuestros pecados.

* Tú, camino de perfección y de plenitud.
* Tú, fuente de agua viva que sacia toda sed.
* Tú, nuestra felicidad y nuestra vida.

Gloria.

Colecta: Señor Dios nuestro, que por tu Espíritu has suscitado a santa Teresa de Jesús, para mostrar el camino de la perfección; concédenos vivir de su doctrina y enciende en nosotros el deseo de la verdadera santidad. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos, hermanos, a Dios nuestro Padre, por medio de Cristo, corona de las vírgenes, que enriqueció a Santa Teresa con los dones y carismas del Espíritu, y pidámosle que escuche las oraciones de su Iglesia.

1. Para que todos los cristianos, imitando a santa Teresa de Jesús, busquen la inteligencia de la fe con amor, piedad y deseo sincero de seguir las enseñanzas de la sabiduría divina. Roguemos al Señor.
2. Para que Dios haga brotar en la Iglesia vocaciones sacerdotales y contemplativas que inunden la comunidad cristiana de amor y de espíritu de oración. Roguemos al Señor.
3. Para que el Señor infunda en los gobernantes de las naciones el espíritu de sabiduría y les conceda examinar con prudencia el bien y el mal y acertar en sus decisiones. Roguemos al Señor.
4. Para que el Señor conceda a los que se sienten probados experimentar en su corazón que todo acontecimiento humano pasa, que Dios no cambia ni se inmuta, y que la paciencia, alimentada por la fe, todo lo alcanza. Roguemos al Señor.
5. Para que a nosotros Dios nos conceda abundantemente el espíritu de oración y nos dé a conocer las cosas escondidas a los sabios y entendidos de este mundo, pero que Él revela a los sencillos. Roguemos al Señor.

Señor, Padre santo, que has querido que el corazón del hombre sea capaz de recibir los dones divinos y de gozar de tu intimidad, escucha nuestras oraciones y concede al pueblo que te suplica seguir el camino de perfección que mostraste a santa Teresa de Jesús, y que ella enseñó a tu Iglesia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, Dios nuestro, concede a tu pueblo, alimentado con el pan celestial, cantar eternamente tus misericordias como santa Teresa de Jesús. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Señor, que se alegren tus fieles porque Tú glorificas a los miembros del Cuerpo de tu Hijo; y, pues devotamente celebran la memoria de los santos, concédeles gozar un día con ellos de tu gloria eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Domingo 16 de octubre:

DOMINGO XXIX DEL TIEMPO ORDINARIO
Color verde. Misa y lecturas de domingo. Gloria. Credo.
Prefacio dominical III. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Un domingo más Jesús resucitado nos ha convocado para celebrar la Eucaristía, en la que nos dará de nuevo su Palabra y su Pan de Vida, y nos invitará a ser testigos de su amor para todos nuestros hermanos. Pongámonos, pues, delante del Señor para comenzar la celebración de la Eucaristía, y para mejor disponernos, pidamos perdón al Dios de las misericordias por todo aquello que haya manchado nuestra relación con Él y con nuestros hermanos.

* Tú que nunca olvidas tu misericordia y tu fidelidad.
* Tú que eres vida y liberación para todo hombre.
* Tú que nos llenas de esperanza.

Gloria

Colecta: Dios todopoderoso y eterno, te pedimos entregarnos a Ti con fidelidad y servirte con sincero corazón. Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo: Proclamemos ahora todos juntos nuestra fe, con la voluntad de vivirla siguiendo el camino que nos ha trazado Jesús.

Oración de los fieles: Siguiendo el consejo de Jesús, que nos invita a orar siempre sin desanimarnos, dirijamos a Dios Padre las necesidades de la Iglesia y del mundo entero.

1. Para que la Iglesia insista a tiempo y destiempo en anunciar a Jesucristo en todo tiempo y lugar. Roguemos al Señor.
2. Para que el Señor suscite en nuestra diócesis vocaciones sacerdotales y religiosas que, siguiéndole sólo a Él, no se reserven nada para ellos mismos. Roguemos al Señor.
3. Para que los gobernantes garanticen la paz, la justicia y el bienestar en todo el mundo. Roguemos al Señor.
4. Para que el grito de dolor de los que sufren injustamente halle eco en el corazón de los que administran la justicia. Roguemos al Señor.
5. Para que todos nosotros levantemos constantemente nuestros ojos a Cristo, que ha de juzgar a vivos y muertos. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que por medio de las manos alzadas de su siervo Moisés diste la victoria a tu pueblo; mira a tu Iglesia reunida en oración y escucha sus ruegos; haz que el nuevo Israel crezca en el servicio del bien y venza el mal que amenaza al mundo, mientras espera el momento en que harás justicia a tus escogidos, que claman día y noche hacia ti. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: La participación frecuente en esta Eucaristía nos sea provechosa, Señor, para que disfrutemos de tus beneficios en la tierra y crezca nuestro conocimiento de los bienes del cielo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Bendición solemne:

– El Dios de toda gracia, que os ha llamado en Cristo a su eterna gloria, os afiance y os conserve fuertes y constantes en la fe.
– Y la bendición de Dios todopoderoso…

Lunes 17 de octubre:

San Ignacio de Antioquía, obispo y mártir. MEMORIA OBLIGATORIA
Color rojo. Misa propia y lecturas de feria.
Prefacio de los santos mártires. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al celebrar hoy la memoria del mártir san Ignacio de Antioquía, que peleó el combate de la fe hasta derramar su sangre por Cristo, dispongámonos a participar en la Eucaristía purificando nuestros corazones con un sincero arrepentimiento y pidiendo perdón a Dios por nuestros pecados.

Yo confieso…

Colecta: Dios todopoderoso y eterno, tú has querido que el testimonio de tus mártires glorificara a toda la Iglesia, Cuerpo de Cristo; concédenos que, así como el martirio que ahora conmemoramos fue para san Ignacio causa de gloria eterna, nos merezca también a nosotros tu protección constante. Por nuestro Señor Jesucristo.

Para que el ejemplo de san Ignacio de Antioquía nos estimule a todos para ser capaces de vivir la fe hasta las últimas consecuencias. Roguemos al Señor.

Oración de los fieles: Dirijamos nuestras súplicas confiadas al Señor, nuestro Dios, rico en misericordia para todos los que lo invocan.

1. Por toda la Iglesia; para que sea siempre ejemplo de esperanza, de confianza y de fe. Roguemos al Señor.
2. Por las vocaciones al ministerio sacerdotal; para que no falten en la Iglesia sacerdotes que hagan presente a Cristo, buen pastor. Roguemos al Señor.
3. Por los pueblos de toda la tierra; para que vivan en libertad, concordia y paz verdadera. Roguemos al Señor.
4. Por todos los enfermos y los que sufren; para que experimenten la alegría de la divina misericordia. Roguemos al Señor.
5. Por nosotros, aquí reunidos; para que sepamos amarnos mutuamente y tengamos un solo corazón. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que quieres que amasemos riquezas ante ti; escucha nuestras oraciones y haz que no nos dejemos dominar por la codicia y el egoísmo, sino que siempre busquemos lo que vale ante Ti. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, este pan del cielo que hemos recibido en la fiesta de san Ignacio de Antioquía, nos otorgue nuevas fuerzas y nos ayude a vivir como cristianos de palabra y de obra. Por Jesucristo nuestro Señor.

Martes 18 de octubre:

San Lucas, evangelista. FIESTA
Color rojo. Misa y lecturas propias. Gloria.
Prefacio I de los Apóstoles. P. E. III.
En la diócesis de Jaca XV aniversario del fallecimiento
de Mons. José María Conget Arizaleta
(petición por él en la oración de los fieles)
Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al celebrar hoy la fiesta del Evangelista san Lucas, quien en sus escritos nos ha transmitido de un modo especial la misericordia de Dios, reafirmemos con gozo la fe en Jesucristo que nos ha llegado por las palabras del Evangelio; esa fe que estamos también llamados a vivir y a anunciar. Y para mejor hacerlo, comencemos la celebración de la Eucaristía reconociendo que nuestra fe y nuestras obras no siempre van unidas, que a menudo cometemos fallos en la vida y que nuestro apostolado cristiano deja mucho que desear. Por eso, con humildad y sencillez, pedimos perdón a Dios por nuestros pecados.

* Tú que nos has mostrado el rostro misericordioso del Padre.
* Tú que por los Apóstoles y los Evangelistas nos haces llegar tu Buena Noticia.
* Tú que resucitado de entre los muertos eres vida para todos los que te siguen.

Gloria.

Colecta: Señor y Dios nuestro, que elegiste a san Lucas para que nos revelara con su predicación y sus escritos tu amor a los pobres, concede, a cuantos se glorían en Cristo, vivir con un mismo corazón y un mismo espíritu y atraer a todos los hombres a la salvación. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Imploremos, hermanos, la misericordia del Señor en este día en que el evangelista san Lucas, siguiendo el ejemplo de su Maestro, derramó su sangre para dar testimonio de la verdad, y pidámosle por las necesidades de todos los hombres.

1. Para que la Iglesia, fiel a las enseñanzas de los evangelios, sea en el mundo sacramento visible de la presencia invisible de su Señor. Roguemos al Señor.
2. Para que Jesús llame a muchos jóvenes al ministerio sacerdotal, y éstos no teman seguirlo con generosidad. Roguemos al Señor.
3. Para que Dios transforme nuestro mundo y haga surgir el cielo nuevo y la tierra nueva que anunciaron los apóstoles de Jesucristo. Roguemos al Señor.
4. Para que quien fue sucesor de los apóstoles en nuestra diócesis, don José María Conget, alcance el premio reservado para los que han anunciado el evangelio. Roguemos al Señor.
5. Para que a nosotros, reunidos hoy para celebrar la fiesta de san Lucas, el Señor nos conceda docilidad hacia los obispos de la Iglesia, que ocupan hoy el lugar de los apóstoles. Roguemos al Señor.

Escucha, Señor, la oración de tu Iglesia, y a los que hemos recibido el anuncio de la predicación apostólica concédenos también el coraje de proclamar con nuestra propia vida la Palabra que ilumina y que salva. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Concédenos, Dios todopoderoso, que esta eucaristía de la que hemos participado en tu altar nos santifique y nos haga fuertes en la fe del Evangelio que san Lucas predicó. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Vuelve, Señor, hacia ti el corazón de tu pueblo; y Tú que le concedes tan grandes intercesores no dejes de orientarle con tu continua protección. Por Jesucristo nuestro Señor.
Miércoles 19 de octubre:

Misa de feria
Color verde. Misa de la semana XII. Lecturas de feria.
Prefacio común III. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, abramos nuestro corazón a la misericordia del Señor al comenzar estos santos misterios y, pidiéndole perdón por nuestros pecados, dejémonos penetrar de la presencia de su Espíritu Santo.

* Tú que eres misericordioso y compasivo
* Tú que cargaste con el pecado de todos
* Tú que nos devuelves la alegría perdida

Colecta: Concédenos vivir siempre, Señor, en el amor y respeto a tu santo nombre, porque jamás dejas de dirigir a quienes estableces en el sólido fundamento de tu amor. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos a Señor nuestro Dios, que nos pide que administremos rectamente los dones que nos ha dado.

1. Para que bendiga y sostenga al Papa Francisco y a nuestro obispo N.. Roguemos al Señor.
2. Para que los jóvenes sean una fuerza renovadora de la Iglesia. Roguemos al Señor.
3. Para que se digne establecer y conservar la justicia en todas las naciones. Roguemos al Señor.
4. Para que admita a nuestros difuntos en la asamblea de los santos. Roguemos al Señor.
5. Para que admita a nuestros difuntos en la asamblea de los santos. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre, nuestras plegarias, y haz que, como siervos solícitos, esperemos vigilantes a tu Hijo y entremos con Él en la patria eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Renovados con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, imploramos e tu bondad, Señor, que cuanto celebramos en cada Eucaristía sea para nosotros prenda de salvación. Por Jesucristo nuestro Señor.

Jueves 20 de octubre:

Misa votiva de la Sagrada Eucaristía
Color verde. Misas votivas 3A. Lecturas de feria.
Prefacio I de la Sagrada Eucaristía. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: El Señor Jesús, nos invita un día más a participar de la mesa de la Palabra y de la Eucaristía. Reconozcamos ahora, al comienzo de la celebración, que somos pecadores e indignos de acercarnos a recibir su Cuerpo y su Sangre; y pidamos por ello sinceramente perdón a Dios.

* Tú que eres el Pan del cielo
* Tú que tienes palabras de vida eterna
* Tú que nos invitas a tu mesa

Colecta: Señor, que por el misterio pascual de tu Hijo realizaste la redención de los hombres, concédenos avanzar por el camino de la salvación a quienes, celebrando los sacramentos, proclamamos con fe la muerte y resurrección de Cristo. Él, que vive y reina contigo.

Oración de los fieles: Oremos ahora a Dios Padre, que ha enviado a su Hijo Jesucristo, bandera discutida para muchos pueblos.

1. Por el papa Francisco, y por nuestros obispo N., por nuestra diócesis de N. y por todos los que la formamos. Roguemos al Señor.
2. Por el aumento de vocaciones a los diferentes estados de la vida cristiana, sobre todo a la vocación sacerdotal y religiosa. Roguemos al Señor.
3. Por los que participan en la vida social y política con el deseo de construir un mundo más justo y más humano. Roguemos al Señor.
4. Por los artistas que por medio de la escritura, de la música o de la pintura ayudan a educar la sensibilidad de la gente. Roguemos al Señor.
5. Por nosotros; por nuestros familiares y amigos; por nuestros compañeros de trabajo o de estudio. Roguemos al Señor.

Oh Dios, fuego de amor eterno, acoge las súplicas que te dirigimos, y haz que, por encima de todo y de todos, sigamos siempre a tu Hijo Jesucristo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Poscomunión: Te rogamos, Señor, que nos santifique nuestra participación en esta Eucaristía, para que, en el Cuerpo y en la Sangre de Cristo, se estreche cada vez más la fraternidad universal de todos los hombres. Por Jesucristo nuestro Señor.

Viernes 21 de octubre:

Misa por el perdón de los pecados
Color verde. Misas por diversas necesidades nº 40. Lecturas de feria.
Prefacio común II. Plegaria Eucarística II:

Monición de entrada y acto penitencial: Hoy, en la Eucaristía, pediremos de un modo especial perdón al Señor por nuestros pecados; porque todos nosotros somos miembros de una Iglesia que es a la vez santa y necesitada de purificación. Conscientes, por tanto, de esta realidad, comenzamos la celebración de la Eucaristía poniéndonos ante la presencia de Dios, y nos sinceramos con Él en unos momentos de silencio, reconociendo nuestra pobreza y debilidad, e implorando su gracia y su perdón.

* Tú, que acoges a todos.
* Tu, que eres el camino seguro.
* Tú, que eres la vida en plenitud.

Colecta: Ten misericordia de tu pueblo. Señor; perdónale todos sus pecados, y aleja de nosotros los castigos que nos han merecido nuestras culpas. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos, hermanos, a Dios nuestro Padre, pidiéndole que nos muestre su voluntad y que nos dé la fuerza necesaria para cumplirla.

1. Para que los hijos de la Iglesia crezcan en número y santidad. Roguemos al Señor.
2. Para que nunca falten en nuestra diócesis los sacerdotes que necesita. Roguemos al Señor.
3. Para que quienes gobiernan los pueblos sean iluminados por el Evangelio. Roguemos al Señor.
4. Para que se acuerde de las familias que viven en la tribulación. Roguemos al Señor.
5. Para que se acuerde de las familias que viven en la tribulación. Roguemos al Señor.

Dios todopoderoso y eterno, que nos llamas a interpretar el tiempo presente, atiende nuestras peticiones y danos tu gracia para vivir siempre según tus mandatos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Después de recibir con este sacramento el perdón de los pecados, te pedimos, Dios de misericordia, que por tu gracia no volvamos a pecar y que podamos servirte con sincero corazón. Por Jesucristo nuestro Señor.

Sábado 22 de octubre

San Juan Pablo II, Papa
Color blanco. Colecta propia. Resto del común de pastores.
Lecturas de feria. Prefacio de los santos pastores. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al celebrar hoy en la Eucaristía la memoria del Papa san Juan Pablo II; a quien Dios puso al frente de su pueblo como pastor de toda la Iglesia, y cuya imagen sigue viva en nuestras retinas y corazones, pedimos saber abrirnos a la Palabra salvadora de Jesucristo y, reconociendo lo que hay de pecado en nosotros, pedimos que el Espíritu de Dios renueve nuestra vida.

* Tú, que nos llamas a seguirte
* Tú, que nos llamas a ser testigos de tu amor.
* Tú, que nos llamas a una esperanza sin fin.

Colecta: Oh Dios, rico en misericordia, que has querido que el Papa san Juan Pablo II, guiara toda tu Iglesia, te pedimos que, instruidos por sus enseñanzas, nos concedas abrir confiadamente nuestros corazones a la gracia salvadora de Cristo, único redentor del hombre. Él, que vive y reina.

Oración de los fieles: Oremos confiadamente, hermanos, a Dios nuestro Padre, que en su Hijo Jesucristo no deja de llamarnos continuamente a la conversión.

1. Por la Iglesia, por todos los cristianos; para que seamos siempre portadores de amor y de esperanza. Roguemos al Señor.
2. Por las vocaciones sacerdotales; para que en la Iglesia nunca falten pastores según el corazón de Dios. Roguemos al Señor.
3. Por los pueblos de toda la tierra; para que superen todo lo que les desune y promuevan cuanto les acerca. Roguemos al Señor.
4. Por los enfermos y por todos los que se sienten oprimidos; para que Dios sea su ayuda y consuelo. Roguemos al Señor.
5. Por nosotros; para que, siguiendo las enseñanzas de san Juan Pablo II, no tengamos miedo, y abramos de par en par las puertas a Cristo. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que con paciencia infinita nos llamas a la conversión; escucha nuestras oraciones y haz que, dando fruto, seamos discípulos fieles del evangelio. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, que la eficacia de estos dones produzca su fruto en nosotros al celebrar la memoria del Papa san Juan Pablo II, y nos alcance de tu misericordia ayuda para la vida presente y las alegrías de la vida futura. Por Jesucristo nuestro Señor.

Domingo 23 de octubre:

DOMINGO XXX DEL TIEMPO ORDINARIO
Color verde. Misa y lecturas propias del domingo. Gloria. Credo.
Plegaria Eucarística V/c.

Monición de entrada y acto penitencial: Un domingo más volvemos a encontrarnos para tomar parte en el sacrificio del Señor, la Misa, en la que, como siempre, escucharemos la Palabra de Dios y recibiremos el alimento de su Cuerpo y de su Sangre.
Este domingo, además, es el Domingo Mundial de las Misiones, el DOMUND, en el que de un modo especial vamos a pedir por la misión evangelizadora de la Iglesia, para que la fe en Cristo llegue a todos los lugares del mundo.
Y para una mejor celebración, comencemos invocando al Señor Jesús, reconociendo con sinceridad nuestras culpas y todo aquello que nos separa de Dios, y con la mayor humildad que nos sea posible, pidamos el perdón divino y supliquemos su misericordia.

* Tú que has venido a salvar a los humildes y sencillos.
* Tú que siempre escuchas a los pobres y necesitados.
* Tú que estás siempre cerca de los atribulados.

Gloria.

Colecta: Dios todopoderoso y eterno, aumenta nuestra fe, esperanza y caridad, y, para conseguir tus promesas, concédenos amar tus preceptos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo: Proclamemos ahora todos juntos nuestra fe, con la voluntad de vivirla siguiendo el camino que nos ha trazado Jesús.

Oración de los fieles: Sabiendo que Dios escucha siempre al que se acerca a Él con un corazón humilde, elevémosle nuestras plegarias por todas nuestras necesidades.

1. Para que la Iglesia bendiga al Señor en todo momento, y combata bien el combate de la fe, reconociéndose ante Dios pobre, humilde y necesitada de purificación. Roguemos al Señor.
2. Para que los misioneros y misioneras de todo el mundo continúen realizando su labor evangelizadora y de promoción humana con alegría y esperanza, y su testimonio sea llamada para nuevas vocaciones. Roguemos al Señor.
3. Para que todos los que trabajan por mejorar las condiciones de vida de los más necesitados descubran en su esfuerzo la iniciativa de Dios, que está cerca de los atribulados. Roguemos al Señor.
4. Para que los que no conocen a Jesucristo o se han alejado del camino de la fe; puedan llegar a descubrir la luz del evangelio y sean liberados de sus angustias. Roguemos al Señor.
5. Para que ninguno de nosotros caigamos en la tentación de sentirnos orgullosos de nosotros mismos y tengamos la humildad de aceptar nuestras limitaciones y pecados. Roguemos al Señor.

Oh Dios, tú no haces acepción de personas y nos das la certeza de que la oración de los humildes penetra las nubes: escucha nuestra oración y guárdanos como al publicano arrepentido, haciendo que nos abramos a la confianza en tu misericordia para ser justificados en tu nombre. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Lleva a su término en nosotros, Señor, lo que significan estos sacramentos, para que un día poseamos plenamente cuanto celebramos ahora en estos ritos sagrados. Por Jesucristo nuestro Señor.

Bendición solemne:

– El Dios todopoderoso aleje de vosotros toda adversidad, y os conceda la abundancia de sus bendiciones.
– Que Él os dé un corazón tan dócil a su palabra, que encuentre su gozo en los dones eternos.
– Así, siguiendo el camino del bien, avancéis por la senda de los mandatos divinos y lleguéis a ser coherederos del reino de los santos.
– Y la bendición de Dios todopoderoso…
Lunes 24 de octubre:

San Antonio María Claret, Obispo
Color blanco. Colecta propia, resto del común de pastores.
Prefacio de los santos pastores. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al celebrar hoy la memoria de san Antonio María Claret, fundador de los misioneros del Inmaculado Corazón de María (los claretianos); que hizo de su vida una entrega generosa al anuncio del Evangelio, comencemos la celebración de la Eucaristía pidiendo perdón a Dios por nuestros pecados.

Yo confieso

Colecta: Oh Dios, que concediste a tu obispo san Antonio María Claret caridad y paciencia admirables para anunciar el Evangelio a los pueblos; concédenos, por su intercesión, que, buscando lo que te agrada, trabajemos generosamente por ganar nuevos hermanos para Cristo. Él, que vive y reina contigo.

Oración de los fieles: Oremos hermanos a Dios Padre, confiando que está siempre dispuesto a liberarnos de toda atadura.

1. Por la Iglesia entera, por todos los que queremos seguir a Jesucristo con fidelidad. Roguemos al Señor.
2. Por las vocaciones al ministerio sacerdotal y a la vida consagrada en nuestra diócesis. Roguemos al Señor.
3. Por esta ciudad (este pueblo) de N., por su prosperidad y por todos los que en ella (él) habitan. Roguemos al Señor.
4. Por todos los que han tenido que dejar su tierra en busca de unas mejores condiciones de vida. Roguemos al Señor.
5. Por nosotros, congregados en el nombre de Jesús, y por cuantos no han podido venir a esta celebración. Roguemos al Señor.

Escucha, Dios de bondad y misericordia, la oración de la humanidad que sufre, y por la fuerza de tu amor, enderézanos de nuestros males, para que podamos alabarte gozosos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, que estos sacramentos que hemos recibido nos preparen a los gozos eternos que mereció san Antonio María Claret, tu servidor fiel. Por Jesucristo nuestro Señor

Martes 25 de octubre:

Misa por la evangelización de los pueblos
Color verde. Misas por diversas necesidades nº 14-a. Lecturas de feria. Plegaria Eucarística V/d

Monición de entrada y acto penitencial: Hoy, sintiéndonos Iglesia misionera, vamos a ofrecer al Padre la celebración de la Eucaristía por la evangelización de los pueblos, a fin de que se lleve a término esa voluntad salvífica de Dios.
Comencemos, pues, la celebración de la Misa poniéndonos ante la presencia del Señor, y pidámosle perdón por todos nuestros pecados.

* Tú, luz para todos los pueblos.
* Tú, fuerza para caminar.
* Tú, salvación y vida de la humanidad entera.

Colecta: Oh Dios, que enviaste al mundo a tu Hijo como luz verdadera, derrama tu Espíritu para que siembre la semilla de la verdad en el corazón de los hombres y suscite en ellos la fe, de modo que todos, renacidos a una nueva vida por medio del bautismo, lleguen a formar parte de tu único pueblo. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Presentemos ahora nuestras oraciones a Dios Padre, que nunca deja de velar por la Iglesia y por el mundo entero.

1. Por todos los que formamos la Iglesia; para que seamos luz de fe, de esperanza y de amor para todos los que nos rodean. Roguemos al Señor.
2. Por las vocaciones sacerdotales y misioneras; para que la llamada de Cristo resuene en el corazón de los jóvenes a los que llama a su seguimiento. Roguemos al Señor.
3. Por el progreso en nuestro país; para que a nadie le falte pan, escuela, trabajo, casa, ni nada necesario para llevar una vida digna. Roguemos al Señor.
4. Por todos los que sufren en el cuerpo y en el espíritu; para que se sientan hijos de Dios y en Él encuentren consuelo en sus penas. Roguemos al Señor.
5. Por nosotros, congregados en la casa del Señor; para que evitemos todo aquello que nos esclaviza o degrada en nuestra dignidad. Roguemos al Señor.

Dios y Padre nuestro, de quien viene todo crecimiento verdadero, escucha la oración de tu Iglesia y haz que la semilla de tu reino dé fruto entre nosotros. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Fortalecidos, Señor, por el banquete de nuestra redención, te pedimos que, por este auxilio de salvación eterna, crezca sin cesar la fe verdadera, Por Jesucristo nuestro Señor.

Miércoles 26 de octubre:

Misa de feria
Color verde. Misa de la semana III. Lecturas de feria.
Prefacio común IV. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, comencemos la celebración de los sagrados misterios poniéndonos ante la presencia de Dios y pidámosle perdón por nuestros pecados.

* Tú que nos llamas a seguir tus pasos
* Tú que te has entregado por todos
* Tú que salvas la vida perdiéndola

Colecta: Padre de bondad, que por la gracia de la adopción nos has hecho hijos de la luz; concédenos vivir fuera de las tinieblas del error y permanecer siempre en el esplendor de la verdad. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Hermanos, oremos a Dios Padre, que invita a todos los hombres, de Oriente y Occidente, a sentarse en la mesa de su Reino.

1. Por la Iglesia; para que proclame incansablemente el Evangelio de la paz y acoja en su seno a todos los discípulos de Jesús. Roguemos al Señor.
2. Por las vocaciones sacerdotales; para que Dios nos conceda los sacerdotes necesarios. Roguemos al Señor.
3. Por los gobernantes y los políticos de nuestro país; para que actúen pensando siempre en bien de la sociedad. Roguemos al Señor.
4. Por los que son mal vistos y despreciados; para que encuentre la consideración y el afecto que toda persona merece. Roguemos al Señor.
5. Por esta asamblea, reunida en el nombre de Cristo; para que crezcamos en la fe, en la esperanza y en el amor de Dios. Roguemos al Señor.

Escucha, Señor, las oraciones que tu pueblo te dirige, y haz que todos nos esforcemos por recorrer el angosto camino que lleva a la vida para poder entrar por la puerta estrecha del cielo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: La víctima eucarística que hemos ofrecido y recibido en comunión nos vivifique, Señor, para que, unidos a Ti, en caridad perpetua, demos frutos que siempre permanezcan. Por Jesucristo nuestro Señor.

Jueves 27 de octubre:

Misa votiva de Jesucristo, Sumo y eterno Sacerdote
Color verde. Misas votivas nº 6 bis. Lecturas de feria.
Prefacio propio. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hoy vamos a tener presente en la Eucaristía a Jesucristo como Sumo y eterno Sacerdote, recordando especialmente a aquellos a quienes Él mismo ha hecho participar de su misión, y pidiendo por ellos, para que sean santos y fieles al servicio de Cristo y de la Iglesia.
Y ahora, al iniciar nuestra celebración, reconozcamos, ante todo, nuestros pecados, todo aquello que nos aleja de la voluntad de Dios. Por ello, con sinceridad y humildad, pedimos perdón ante Dios y ante los hermanos.

* Señor Jesús, sacerdote eterno.
* Señor Jesús, sacerdote de la Nueva Alianza.
* Señor Jesús, sacerdote, Víctima y Altar.

Colecta: Oh Dios, que para gloria tuya y salvación del género humano constituiste a tu Hijo único sumo y eterno Sacerdote, concede a quienes Él eligió para ministros y dispensadores de sus misterios la gracia de ser fieles en el cumplimiento del ministerio recibido. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos, queridos hermanos, con toda confianza a Dios nuestro Señor, que quiere reunirnos a todos bajo su mano.

1. Para que el Señor haga que el trabajo de los misioneros dé fruto abundante. Roguemos al Señor.
2. Para que el Señor suscite vocaciones al Sacerdocio y a la Vida Consagrada. Roguemos al Señor.
3. Para que guíe y sostenga el trabajo de los que rigen los destinos del mundo. Roguemos al Señor.
4. Para que todos los hombres de buena voluntad se sientan acompañados por el amor de Dios. Roguemos al Señor.
5. Para que todos y cada uno de nosotros seamos testigos del amor de Dios. Roguemos al Señor.

Atiende, Padre, la plegaria confiada de tu pueblo, y concédenos vivir de tal manera que nunca rechacemos la oferta de salvación que nos has hecho en tu Hijo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: La Eucaristía que hemos ofrecido y recibido nos dé la vida, Señor, para que, unidos a ti en caridad perpetua, demos frutos que siempre permanezcan. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Viernes 28 de octubre:

Santos Simón y Judas, apóstoles. FIESTA
Misa y lecturas de la fiesta (leccionario V). Gloria.
Prefacio II apóstoles. Canon romano.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, plenamente confiados en el perdón del Hijo de Dios, que vino a salvar a los pecadores, demos comienzo a la Eucaristía en la que celebraremos la fiesta de los santos Apóstoles san Simón y san Judas Tadeo, quienes formaban parte del grupo de los Doce, y que fueron testigos de Cristo resucitado y heraldos de la Buena noticia de la salvación, pidiendo al Señor compasión y misericordia para nuestros pecados y miserias.

* Tú que fortaleces a tu Iglesia con el testimonio de los Apóstoles.
* Tú que por medio de los Apóstoles nos has hecho llegar tu Buena Noticia.
* Tú que resucitado de entre los muertos eres vida para todos los que te siguen.

Gloria.

Colecta: Oh Dios, que nos llevaste al conocimiento de tu nombre por la predicación de los apóstoles, te rogamos que, por intercesión de san Simón y san Judas, tu Iglesia siga siempre creciendo con la conversión incesante de los pueblos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Hermanos, presentemos nuestras oraciones a Dios Padre en la fiesta de san Simón y san Judas Tadeo, Apóstoles, y pidámosle que el Evangelio de Jesucristo arraigue en todos los pueblos, culturas y civilizaciones.

1. Por la Iglesia de Jesucristo, extendida de Oriente a Occidente; para que sea fiel al anuncio del Evangelio que predicaron y vivieron los Apóstoles. Roguemos al Señor.
2. Por las vocaciones al ministerio sacerdotal; para que nunca nos falten los pastores necesarios para comunicar al pueblo de Dios la salvación de Jesucristo. Roguemos al Señor.
3. Por los gobernantes y responsables del orden temporal; para que ejerzan el poder como un servicio a la justicia, a la paz, al derecho y al bienestar de los ciudadanos. Roguemos al Señor.
4. Por los que viven lejos de sus hogares, por los enfermos y encarcelados, por los que sufren por cualquier causa; para que encuentren acogida y comprensión y puedan dar sentido, desde la fe, a la cruz de cada día. Roguemos al Señor.
5. Por los que celebramos la fiesta de los santos Apóstoles Simón y Judas Tadeo; para que como ellos seamos testigos de fe y de la esperanza para nuestros contemporáneos. Roguemos al Señor.

Escucha, Señor, la oración de tu pueblo, que ha sido enriquecido con la santidad y el testimonio de los Apóstoles san Judas Tadeo y san Simón, y danos valentía para anunciar, como ellos, la llegada de tu Reino. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Poscomunión: Después de participar de la eucaristía y movidos por el Espíritu Santo, te rogamos, Señor, que este memorial de la pasión de tu Hijo, celebrado en honor de san Simón y san Judas, nos ayude a perseverar en tu amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Señor, que se alegren tus fieles porque Tú glorificas a los miembros del Cuerpo de tu Hijo; y, pues devotamente celebran la memoria de los santos, concédeles gozar un día con ellos de tu gloria eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.
Sábado 29 de octubre:

Misa votiva de Santa María Virgen
Color verde o blanco. Misa del común de Santa María Virgen nº2 colecta 2.
Lecturas de feria.
Prefacio IV de Santa María Virgen. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al celebrar hoy la memoria de la Santísima Virgen María, cuyo nombre Dios ha glorificado de tal modo que su alabanza siempre está en la boca de todos, dispongámonos a escuchar la Palabra de Dios, y a recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo, reconociéndonos pecadores y pidiendo el perdón y la misericordia del Señor.

Yo confieso…

Colecta: Dios de misericordia, fortalece nuestra débil condición y, al recordar en este día a la Madre de tu Hijo, concédenos por su intercesión vernos libres de todas nuestras culpas. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos a Dios nuestro Padre, que quiere que le sirvamos con un corazón sencillo y humilde.

1. Por la Iglesia y por todos los que en ella dedican tiempo y esfuerzo al servicio de la comunidad cristiana. Roguemos al Señor.
2. Por las vocaciones al ministerio sacerdotal y a la vida consagrada en nuestra diócesis. Roguemos al Señor.
3. Por los que gobiernan los pueblos y por todos los que tienen responsabilidad en la vida pública. Roguemos al Señor.
4. Por los millones de hombres y mujeres, de niños y ancianos, que padecen hambre en todo el mundo. Roguemos al Señor.
5. Por los que celebramos esta Eucaristía, por nuestra comunidad, por la amistad entre nosotros. Roguemos al Señor.

Dios de bondad, que humillas al que se ensalza y ensalzas al que se humilla, atiende las súplicas que te hemos presentado, y haz que tengamos siempre las mismas actitudes de humildad y sencillez de Jesucristo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Poscomunión: Fortalecidos, Señor, con los alimentos del cielo, te pedimos humildemente nos concedas confesar con nuestras palabras y seguir en nuestras obras a tu Hijo, nacido de la Virgen santa, al que hemos recibido en este sacramento. Por Jesucristo nuestro Señor.
Domingo 30 de octubre:

DOMINGO XXXI DEL TIEMPO ORDINARIO
Color verde. Misa y lecturas propias del domingo. Gloria. Credo.
Pref. dominical VII. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Como cada domingo, el Señor, que ama a todos los hombres y no aborrece nada de lo que ha hecho, nos ha convocado alrededor de su mesa, pues es el misterio de su amor, de perdón y misericordia lo que celebramos, agradecemos y realizamos en la Eucaristía.
Y al igual que Zaqueo, cuyo ejemplo escucharemos hoy en el evangelio, tratemos nosotros de encontrarnos con Cristo, y con espíritu de gratitud por ser llamados a su mesa, y con sincero agradecimiento por nuestros pecados, pongámonos en presencia de Dios para participar con fruto de esta celebración.

* Tú que no has venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.
* Tú que acogías a los pecadores y comías con ellos.
* Tú que fuiste acusado de pecador.

Gloria.

Colecta: Señor de poder y de misericordia, que has querido hacer digno y agradable por favor tuyo el servicio de tus fieles, concédenos caminar sin tropiezos hacia los bienes que nos prometes. Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo: Confesemos ahora, movidos por el Espíritu Santo, la fe que une a todos los bautizados como hijos del Dios de Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos, hermanos, a Dios Padre misericordioso, que es bueno con todos, pidiéndole que seamos dignos de nuestra vocación de cristianos y capaces de cumplir su voluntad.

1. Por la Iglesia; para que salga siempre al encuentro de los hombres y busque a los pecadores para llevarlos a Cristo. Roguemos al Señor.
2. Por las vocaciones al ministerio sacerdotal en nuestra diócesis de N. y en todo el mundo; para que nunca falten en nuestras comunidades los pastores necesarios. Roguemos al Señor.
3. Por los responsables del gobierno de todo el mundo; para que superen la fácil tentación del provecho egoísta y pongan la economía al servicio del hombre. Roguemos al Señor.
4. Por tantos hombres generosos y buenos, como Zaqueo tras su encuentro con Jesús; para que su ejemplo admirable sea estímulo para todos. Roguemos al Señor.
5. Por nosotros, aquí reunidos; para que la Eucaristía sea en nuestra vida un momento especial de arrepentimiento y de reconciliación con Dios y con los hermanos. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que en tu Hijo has venido a buscar y a salvar a los que estaban perdidos; atiende nuestras plegarias y haznos dignos de vuestra vocación perfeccionando toda nuestra voluntad para hacer el bien, para que le acojamos con alegría en nuestra casa para compartir los bienes de la tierra y el cielo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Te rogamos, Señor, que aumente en nosotros la acción de tu poder, para que, alimentados con estos sacramentos, tu gracia nos disponga a recibir las promesas con que los enriqueces. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Bendición solemne:

– Jesucristo, el Señor, y Dios, nuestro Padre, que nos ha amado tanto y nos ha dado el consuelo de una gran esperanza, os afiance internamente y os dé fuerza para toda clase de palabras y de obras buenas.
– Y la bendición de Dios todopoderoso…

Lunes 31 de octubre:

Misa de feria
Color verde. Misa de la semana XIV. Lecturas de feria.
Prefacio común V. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, pongámonos en presencia del Señor al comenzar la celebración de la Eucaristía, y pidamos su perdón, acogiéndolo con el firme propósito de cambiar el rumbo de nuestra vida para vivir según el amor de Dios.

* Tú que nos ayudas a convertirnos
* Tú que intercedes por nosotros
* Tú que eres capaz de hacernos criaturas nuevas

Colecta: Oh Dios, que por medio de la humillación de tu Hijo levantaste a la humanidad caída, concede a tus fieles la verdadera alegría, para que quienes han sido librados de la esclavitud del pecado alcancen también la felicidad eterna. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Presentemos nuestras súplicas a Dios Padre misericordioso, que quiere que tengamos un corazón que acoja y se entregue a todos.

1. Por la Iglesia, por todos los cristianos; para que seamos en el mundo un testimonio de servicio a los pobres. Roguemos al Señor.
2. Por los jóvenes; para que no tenga miedo y sigan a Jesucristo, el amigo siempre fiel, sin regatearle amor, entrega y firmeza. Roguemos al Señor.
3. Por los que trabajan en la administración pública; para que busquen siempre el mejor servicio a los ciudadanos. Roguemos al Señor.
4. Por los que sufren y padecen; para que Dios sea su auxilio, los saque de la prueba y los confirme en la esperanza. Roguemos al Señor.
5. Por nosotros, aquí congregados; para que sepamos usar de tal modo los bienes terrenos que merezcamos alcanzar los eternos. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que llamas a los pobres y los pecadores a la reunión festiva de la nueva alianza; atiende nuestras plegarias y haz que tu Iglesia rinda honores a la presencia del Señor en los pobres y en los que sufren. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Alimentados, Señor, con un sacramento tan admirable, concédenos sus frutos de salvación y haz que perseveremos siempre contando tu alabanza. Por Jesucristo nuestro Señor.

You may also like...

Translate »