Miércoles 1 de marzo:

 

Miércoles 1 de marzo:

MIÉRCOLES DE CENIZA. FERIA MAYOR

Color morado. Misa y lecturas de feria. Imposición de la ceniza.

Plegaria  Eucarística sobre la reconciliación I.  

Recomendamos empezar la Misa con el canto de las letanías de los santos, arrodillado el sacerdote ante el altar. Finalizadas las letanías, proclama directamente la oración Colecta.

Monición a las letanías:  Empezamos hoy el tiempo de Cuaresma, el tiempo que nos prepara para celebrar con el corazón limpio y la vida renovada las fiestas de Pascua. Comencémoslo con fe, invocando a Cristo, nuestro Señor, y a sus santos, que son nuestros modelos en el itinerario de la vida de fe y en la práctica del camino cristiano. Que con su intercesión seamos más dóciles a convertirnos sinceramente al Señor, a buscar la fidelidad a su Evangelio, y a acompañar con mayor fruto a los que en todo el mundo ser preparan para recibir el Bautismo en la Pascua que se acerca.

Si no se empieza con las letanías:

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición inicial: Empezamos hoy el tiempo de Cuaresma, el tiempo que nos prepara para celebrar con el corazón limpio y la vida renovada las fiestas de Pascua. Comencémoslo con fe, invocando la ayuda de Dios, para que guiados por su gracia, nos convirtamos sinceramente a Él, busquemos la fidelidad al Evangelio, y acompañemos con mayor fruto a los que en todo el mundo se preparan para recibir el Bautismo en la Pascua que se acerca. (No hay acto penitencial, y se pasa directamente a la oración colecta)

O bien:

Hermanos, con esta celebración del Miércoles de Ceniza, comenzamos el santo tiempo de la Cuaresma; cuarenta días de ascesis especialmente purificante de nuestros pecados, en los que la Iglesia desea que intensifiquemos la conversión de la mente y del corazón; pues la gracia de Dios no produce sus frutos si nos es recibida en uno corazón contrito y humillado. Cuarenta días de penitencia que han de ayudarnos a preparar la gran fiesta de las fiestas, la Pascua del Señor Jesús.

Colecta: Señor, fortalécenos con tu auxilio al empezar la Cuaresma, para que nos mantengamos en espíritu de conversión; que la austeridad penitencial de estos días nos ayude en el combate cristiano contra las fuerzas del mal. Por nuestro Señor Jesucristo.

Después de la homilía, el sacerdote, de pie, dice con las manos juntas:

Con actitud humilde oremos, hermanos, a Dios nuestro Padre, para que se digne bendecir con su gracia estas cenizas que vamos a imponer en nuestras cabezas en señal de penitencia.

Y, después de una breve oración en silencio, con las manos extendidas, prosigue:

Oh Dios, que te dejas vencer por el que se humilla y encuentras agrado en quien expía sus pecados, escucha benignamente nuestras súplicas y derrama la gracia ✠ de tu bendición sobre estos siervos tuyos que van a recibir la ceniza, para que, fieles a las prácticas cuaresmales, puedan llegar, con el corazón limpio, a la celebración del misterio pascual de tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Oración de los fieles: Oremos ahora, hermanos, unidos a toda la Iglesia, al Señor que nos llama a la conversión y a la penitencia como preparación para la Pascua; y pidámosle que nos dé su fuerza para buscarle con sencillez de corazón.

  1. Para que durante este tiempo de Cuaresma la Iglesia escuche con más atención la palabra de Dios y, perseverando en la oración y en la caridad, celebre con sinceridad la Pascua. Roguemos al Señor.
  2. Para que no le falten a la Iglesia sacerdotes que nos transmitan sacramentalmente el perdón y la misericordia de Dios. Roguemos al Señor.
  3. Para que los pueblos de toda la tierra, dóciles a la Palabra de Dios, que llama a todos los hombres a reconciliarse con Él y con los hermanos, progresen por los caminos de la fraternidad y de la paz. Roguemos al Señor.
  4. Para que animados por el triunfo de Cristo sobre la muerte, los que sufren por cualquier causa superen las pruebas a las que se ven sometidos y esperen con fe firme los cielos nuevos y la tierra nueva. Roguemos al Señor.
  5. Para que el ayuno, la oración y la limosna de los cristianos nos identifiquen más con Cristo que dio su vida por todos, y nos comprometamos en la construcción de un mundo más justo y fraterno. Roguemos al Señor.

Oh Dios, rico en misericordia, atiende las súplicas de tu pueblo y haz que observemos las prácticas cuaresmales realizando obras agradables a tus ojos, para que viviendo en austeridad, nos acerquemos con el corazón renovado a la celebración de la Pascua. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, estos sacramentos que hemos recibido hagan nuestros ayunos agradables a tus ojos y obren como remedio saludable  de todos nuestros males. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo:  Infunde propicio, Señor, un espíritu de contrición sobre los que se inclinan ante tu majestad,  para que merezcan conseguir la recompensa que tu misericordia ha prometido a los que se arrepienten.  Por Jesucristo nuestro Señor.

Jueves 2 de marzo:

JUEVES DESPUÉS DE CENIZA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio I de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: El tiempo de Cuaresma que acabamos de empezar es un camino de conversión que desemboca en la Noche de la Pascua; es un tiempo propicio para cambiar nuestra vida para bien, escuchando la palabra de Dios y participando de la mesa de la Eucaristía.

Aceptemos, pues, esta invitación del Señor, y acerquémonos a la mesa de la Palabra y de la Eucaristía pidiendo perdón a Dios por nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Señor, que tu gracia inspire, sostenga y acompañe nuestras obras, para que nuestro trabajo comience en Ti, como en su fuente, y tienda siempre a Ti, como a su fin. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:     Oremos, queridos hermanos, confiadamente a Dios nuestro Padre, que nos invita a seguir las huellas de su Hijo Jesucristo cargando con la cruz de cada día.

  1. Para que la Iglesia sea como el árbol plantado al borde de la acequia, que da fruto en su sazón. Roguemos al Señor.
  2. Para que los jóvenes se abran al mensaje del Evangelio, descubran la inconfundible voz del Maestro que los llama a su seguimiento para extender el Reino de los cielos y lo sigan. Roguemos al Señor.
  3. Para que los que ejercen autoridad opten siempre por las soluciones que llevan a una vida humana en condiciones dignas. Roguemos al Señor.
  4. Para que todos los hombres comprendan que sólo salva su vida el que sabe entregarla generosamente por Dios y por los demás. Roguemos al Señor.
  5. Para que todos y cada uno de nosotros nos decidamos a seguir a Cristo, cargando con la cruz de cada día. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que pones delante de nosotros la vida y la muerte, la bendición y la maldición, escucha las súplicas de tus fieles y haz que no se alejen nunca de ti los que eligen el camino de vivir guardando de corazón tus preceptos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión:  Favorecidos con el don del cielo, te pedimos, Dios todopoderoso, que esta Eucaristía nos alcance siempre el perdón y la salvación. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo:      Dios omnipotente, que has mostrado a tu pueblo el camino que conduce a la vida eterna, te pedimos que por él nos hagas llegar a ti, luz indefectible. Por Jesucristo nuestro Señor.

 

Viernes 3 de marzo:

VIERNES DESPUÉS DE CENIZA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio III de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: La antífona de entrada de la Misa de hoy nos invita a clamar al Señor para que tenga misericordia de nosotros y nos socorra. Pidamos, pues, ahora, al comenzar la Eucaristía, que Dios nos escuche y tenga piedad de nosotros, y acudamos a Él suplicándole el perdón de nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta:     Confírmanos, Señor, en el espíritu de penitencia con que hemos empezado la Cuaresma, y que la austeridad exterior que practicamos vaya siempre acompañada por la sinceridad de corazón. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:     Oremos con confianza Dios, que se compadece de los que acuden a Él con un corazón quebrantado y humillado.

  1. Para que la Iglesia muestre a todos por medio de su palabra, de sus obras e instituciones la misericordia con la que Dios nos trata. Roguemos al Señor.
  2. Para que sean muchos los jóvenes que empeñen su vida en la causa del Evangelio. Roguemos al Señor.
  3. Para que cuantos tienen autoridad sobre los demás sientan que están a su servicio para el bien y la libertad. Roguemos al Señor.
  4. Para que todos los hombres, dejándose iluminar en su corazón por la bondad de Dios, reconozcan su pecado y se arrepientan de sus infidelidades. Roguemos al Señor.
  5. Para que todos nosotros traduzcamos en obras concretas nuestras prácticas cuaresmales de oración, ayuno y limosna. Roguemos al Señor.

Dios, Padre misericordioso, que eres bueno y estás siempre cerca de nosotros; escucha nuestra oración y por tu inmensa compasión borra las culpas de los corazones de tus hijos que elevan a Ti sus oraciones. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Te pedimos, Señor todopoderoso, que la participación en tus sacramentos nos purifique de todo pecado y nos disponga a recibir los dones de tu bondad. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Dirige tu mirada, Señor, sobre esta familia tuya por la que nuestro Señor Jesucristo no dudó en entregarse a los verdugos y padecer el tormento de la cruz. Por Jesucristo nuestro Señor.

 

 

Sábado 4 de marzo:

SÁBADO DESPUÉS DE CENIZA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio II de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hoy, con toda la Iglesia, pedimos al Señor que nos responda con la bondad de su gracia, y que por su gran compasión se vuelva hacia nosotros. Y lo hacemos ahora, al comenzar la celebración de la Eucaristía, pidiéndole perdón por nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta:  Dios todopoderoso y eterno, mira compasivo nuestra debilidad y extiende sobre nosotros tu mano poderosa. Por nuestro Señor Jesucristo .

Oración de los fieles:  Con humildad y confianza, oremos a Dios, que es siempre misericordioso con los que le invocan.

  1. Para que la Palabra de Dios que resuena en la Iglesia estimule a todos los cristianos a ser plenamente fieles en el cumplimiento de los mandamientos del Señor. Roguemos al Señor.
  2. Para que el Espíritu haga resonar en el corazón de los jóvenes de nuestra diócesis la invitación de Jesús a seguirlo radicalmente. Roguemos al Señor.
  3. Para que los que ejercen algún poder o autoridad sobre los demás destierren lejos de sí toda forma de opresión, de amenaza o de injusticia. Roguemos al Señor.
  4. Para que los que disfrutan de los bienes de la tierra sepan compartir con los que padecen hambre o cualquier tipo de necesidad. Roguemos al Señor.
  5. Para que el Señor sea compasivo y misericordioso con nosotros, guarde nuestra vida y nos dé su fuerza para que no nos alejemos de sus caminos. Roguemos al Señor.

Dios y Padre nuestro, que has enviado a tu Hijo al mundo como médico de nuestras almas; escucha nuestra oración y, atendiendo a la voz de nuestra súplica, haz que correspondamos a tu bondad con una caridad generosa. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Poscomunión:   Alimentados con el Pan de vida, te pedimos, Señor, que cuanto hemos vivido y celebrado como misterio, en esta Eucaristía, lo recibamos en el cielo como plenitud de salvación. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Tu presencia benigna acompañe, Señor, a tu pueblo que ha vivido los sagrados misterios,  para que no se vean amenazados por peligro alguno quienes confían en tu protección.  Por Jesucristo nuestro Señor.

AVISO:

A partir de la primera de las Misas dominicales vespertinas de hoy se debe utilizar ya la esperada traducción de la III edición del Misal Romano. Atentos a los diferentes cambios en el lenguaje, que la costumbre nos puede jugar alguna.

Domingo 5 de marzo:

DOMINGO I DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas del I domingo de Cuaresma.

Sin Gloria. Sin Aleluya. Credo.

Prefacio propio. Plegaria Eucarística sobre la reconciliación I.

Bajo ningún concepto se puede hacer hoy la imposición de la ceniza, mucho menos aduciendo erróneas razones pastorales,

pues el domingo no es un día penitencial.

Hacer hoy la imposición de la ceniza destroza el sentido del domingo

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: El pasado miércoles comenzábamos el tiempo de Cuaresma, el tiempo de la preparación a la Pascua; un tiempo de gracia y de perdón, de misericordia y de plegaria.

Y en este primer domingo de Cuaresma, la palabra de Dios nos invita a superar las distintas tentaciones que nos pueden venir y que buscan alejarnos de nuestra condición de cristianos; encontrando la fuerza para superarlas en la vivencia de la palabra divina y en los sacramentos.

Comencemos, pues, la celebración de la Eucaristía poniéndonos ante Dios y, guardando unos momentos de silencio, reconozcámonos pecadores y arrepintámonos para recibir el perdón.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Dios todopoderoso, por medio de las prácticas anuales del sacramento cuaresmal concédenos progresar en el conocimiento del misterio de Cristo, y conseguir sus frutos con una conducta digna. Por nuestro Señor Jesucristo.

Monición al credo: Proclamemos ahora nuestra fe en el único Dios, el Dios que nos libera del pecado y nos salva.

Oración de los fieles: Dirijamos con fe a Dios Padre nuestras plegarias en este tiempo de gracia y de salvación, pidiéndole que escuche nuestras súplicas por todos los hombres.

  1. Por la Iglesia; para que fortalecida con el pan de la palabra de Dios, no caiga en la tentación de confiar en poderes y medios extraños a su misión en el mundo. Roguemos al Señor.
  2. Por los jóvenes; para que el Señor suscite en ellos el deseo de seguirlo con radicalidad, sin egoísmos ni mediocridad. Roguemos al Señor.
  3. Por los gobernantes; para que el Espíritu Santo aleje de ellos todo triunfalismo, ambición y deseo de poder, y les haga servidores de todos los hombres. Roguemos al Señor.
  4. Por los pecadores; para que reconociendo su culpa y teniendo presente su pecado, obtengan el perdón de sus faltas y proclamen las alabanzas de Dios. Roguemos al Señor.
  5. Por todos nosotros, que estamos aquí reunidos, y hemos escuchado que no sólo de pan vive el hombre; para que se nos despierte el hambre de la palabra de Dios. Roguemos al Señor.

Dios nuestro, que conoces la fragilidad de la naturaleza humana, herida por el pecado de Adán; escucha las oraciones de tu pueblo y concédele iniciar el camino cuaresmal con la fuerza de tu palabra, para que venza las tentaciones del Maligno y llegue, con gozo, a las fiestas pascuales.  Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Después de recibir el pan del cielo que alimenta la fe, consolida la esperanza y fortalece el amor, te rogamos, Señor, que nos hagas sentir hambre de Cristo, pan vivo y verdadero, y nos enseñes a vivir constantemente de toda palabra que sale de tu boca. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Te pedimos, Señor,  que descienda sobre el pueblo tu bendición copiosa,  para que su esperanza brote en la tribulación, la virtud se afiance en la dificultad y se obtenga la redención eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Lunes 6 de marzo:

LUNES DE LA I SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio II  de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: En la antífona de entrada de la Misa de hoy, tomada del salmo 122, decimos al Señor Dios nuestro, que como están los ojos de los esclavos fijos en las manos de sus señores, así están nuestros ojos en el Señor Dios nuestro esperando su misericordia.

Pidamos, pues, ahora nosotros, queridos hermanos, la misericordia del Señor, para celebrar dignamente la Eucaristía, reconociendo que somos unos pobres pecadores.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta:  Conviértenos a Ti, Dios Salvador nuestro; ilumínanos con la luz de tu palabra, para que la celebración de esta Cuaresma produzca en nosotros mejores frutos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:  Hermanos; oremos ahora los unos por los otros al Señor nuestro Dios, que nos llama a ser santos, porque Él es santo.

  1. Para que en las leyes y decisiones de la Iglesia se transparente siempre la Ley nueva de Cristo. Roguemos al Señor.
  2. Para que los jóvenes no tengan miedo a las llamadas que Cristo les haga. Roguemos al Señor.
  3. Para que los cuerpos legislativos de las naciones sirvan a Dios en la paz, la justicia y la prosperidad temporal. Roguemos al Señor.
  4. Para que los pensamientos y el corazón de los hombres, nuestros hermanos, encuentren descanso en la palabra y en los mandatos de Dios. Roguemos al Señor.
  5. Para que todos nosotros sepamos reconocer el rostro de Dios en los pobres, los enfermos, y en todos los que sufren o pasan tribulaciones. Roguemos al Señor.

Que llegue a tu presencia, Señor, el meditar de nuestro corazón, y que te agraden las súplicas de nuestra boca, para que cuantos con corazón contrito y humillado buscan tu perdón, obtengan con abundancia los bienes de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Al recibir tu sacramento, Señor, concédenos experimentar, alivio para el alma y para el cuerpo; para que salvados ambos, nos gloriemos en la plenitud de los auxilios del cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Te pedimos, Señor,  que ilumines la mente de tu pueblo con la claridad de tu luz, para que alcance a ver lo que debe obrar  y lleve a cabo lo que sea recto. Por Jesucristo nuestro Señor.

Martes 7 de marzo:

MARTES DE LA I SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio V de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: El Señor, nuestro Dios, ha sido nuestro refugio de generación en generación; porque, entre otras cosas, desde siempre y por siempre Él es Dios; un Dios fiel a su palabra. Pero entre nosotros cabe el peligro de que la Palabra de Dios sea ineficaz, porque podemos no hacer caso de lo que nos comunica, y también podemos dejar de cumplir lo que hemos prometido. Por eso ahora, al comenzar la celebración de la Eucaristía, nos refugiamos en el Señor, y le pedimos perdón por nuestra infidelidad y desobediencia.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Señor, mira a tu familia y haz que nuestro espíritu brille junto a ti con el deseo de poseerte, al mortificarnos mediante la penitencia corporal. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:   Oremos, hermanos, al Señor nuestro Dios, que conoce muy bien de qué tenemos necesidad antes que se lo pidamos.

  1. Para que la Iglesia, orante en cuaresma, sepa saborear, como pan de cada día, el alimento que Dios le da con su palabra. Roguemos al Señor.
  2. Para que nunca falten en nuestra diócesis sacerdotes que transmitan con fe viva y convicción profunda el Evangelio. Roguemos al Señor.
  3. Para que todos los hombres del mundo levanten su mirada hacia Dios y así lo contemplen y queden radiantes. Roguemos al Señor.
  4. Para que el Señor, que está cerca de atribulados y salva a los abatidos, escuche el grito de auxilio de los pobres y los desvalidos. Roguemos al Señor
  5. Para que, en este tiempo de Cuaresma, aprendamos a ser más constantes en la oración, perdonando a todos los que nos ofenden. Roguemos al Señor.

Dios y Padre nuestro, tú que das fecundidad a la palabra que haces bajar del cielo sobre la tierra de nuestros corazones, escucha nuestras súplicas y concédenos que las plegarias que con sincero corazón elevamos hacia ti den fruto abundante. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, que este sacramento nos ayude a estimar los bienes del cielo a la vez que calmamos la tendencia a los de la tierra. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Oh Dios, que tus fieles se robustezcan con tu bendición; sé para ellos consuelo en la tristeza, paciencia en la tribulación y defensa en el peligro.  Por Jesucristo, nuestro Señor.

Miércoles 8 de marzo:

MIÉRCOLES DE LA I SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio IV de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, apoyados y confiando en que la ternura y la misericordia del Señor son eternas, y que, los que esperan en Él no quedan defraudados, acudimos a Él al comienzo de la celebración de la Eucaristía, pidiéndole que nos salve de todos los peligros y que perdone nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Mira complacido, Señor, el fervor de tu pueblo que desea entregarse a ti con una vida santa; y, a los que dominan su cuerpo con la penitencia, transfórmalos interiormente mediante el fruto de las buenas obras. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:  Oremos, hermanos, a Dios nuestro Padre, que quiere salvar a todos los hombres, y a todos los llama en Cristo a una conversión sincera.

  1. Para que la llamada a la conversión que constantemente hace la Iglesia resuene y se escuche en nuestros pueblos y ciudades. Roguemos al Señor.
  2. Para que los jóvenes descubran cual es la vocación a la que Dios les llama y la sigan sin temor. Roguemos al Señor.
  3. Para que en el mundo de nuestros días se llegue a poner fin al sufrimiento que provocan las guerras y las injusticias. Roguemos al Señor.
  4. Para que en todos los lugares en los que hay discordias nazcan anhelos de sincera reconciliación y concordia. Roguemos al Señor.
  5. Para que la penitencia cuaresmal nos ayude a ofrecer a Dios el sacrificio de un corazón quebrantado y humillado. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que en la resurrección de tu Hijo Jesucristo has dado al mundo un signo mayor que el del profeta Jonás, escucha nuestras súplicas y mira con clemencia a los que se acercan a ti con corazón arrepentido y humilde. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Oh Dios, que no cesas de alimentarnos con tus sacramentos, concédenos que este banquete al que nos has admitido nos alcance la vida eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Señor, mira con bondad a tu pueblo, y límpialo de todos sus pecados con tu misericordia;  así no le hará daño adversidad alguna,  si no le domina ninguna maldad.  Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

 

Jueves 9 de marzo:

JUEVES DE LA I SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio de la Penitencia. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Comenzamos la celebración de la Eucaristía, en nuestro caminar hacia la Pascua, suplicándole al Señor que escuche nuestras palabras, atienda a nuestros gemidos, y haga caso de nuestros gritos de auxilio. Y lo hacemos poniéndonos en su presencia, y pidiéndole perdón por nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Concédenos, Señor, la gracia de conocer siempre lo que es recto y practicarlo con diligencia, para que vivamos siempre según tu voluntad los que sin ti no podemos ni siquiera existir. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:  Presentemos a las angustias y esperanzas de todos los hombres a Dios, nuestro Padre del cielo, que da siempre cosas buenas a los que le piden.

  1. Para que la oración de la Iglesia sea fuente de bendición y de gracia de Dios para todo el pueblo fiel. Roguemos al Señor.
  2. Para que Dios suscite en los jóvenes el deseo de conocerle, amarle y seguirle. Roguemos al Señor.
  3. Para que los pueblos de toda la tierra lleguen a formar una única familia, unida por un solo bautismo. Roguemos al Señor.
  4. Para que Dios proteja a los desvalidos, auxilie a los que están en peligro y consuele a los que lloran. Roguemos al Señor.
  5. Para que todos nosotros vivamos, día a día, los compromisos de la fe cristiana. Roguemos al Señor.

Señor, que nos amas y eres fiel, escucha las súplicas de tus hijos, que te invocan con la confianza de saber que sólo de ti puede llegar el auxilio, muéstrate en la tribulación y haz que la luz de tu verdad les haga avanzar por el camino de la conversión. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, Dios nuestro, haz de estos santos misterios, que nos entregaste como prenda de nuestra salvación, auxilio en el presente y para el futuro. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Te rogamos, Señor, que la misericordia esperada  descienda sobre los que te suplican  y concédeles la abundancia de los bienes del cielo, de modo que sepan bien lo que han de pedir y obtengan lo que han solicitado. Por Jesucristo nuestro Señor.

Viernes 10 de marzo:

VIERNES DE LA I SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio III de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, comencemos la celebración de la Eucaristía pidiéndole al Señor que ensanche nuestro corazón oprimido, nos saque de nuestras tribulaciones, mire nuestros trabajos y penas y perdone todos nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Señor, concede a tus fieles, prepararse de modo conveniente a las fiestas de Pascua, para que, aceptada la penitencia corporal según la costumbre, sea útil a todos para el bien de las almas. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:   Oremos ahora Dios Padre, que es rico en misericordia y que no lleva cuenta de nuestras faltas.

  1. Para que la Iglesia sea signo e instrumento de reconciliación de los hombres entre sí y con Dios. Roguemos al Señor.
  2. Para que los jóvenes sientan la fortaleza de Dios y no tengan miedo a seguir a Jesús en la vocación sacerdotal. Roguemos al Señor.
  3. Para que haya justicia en el mundo y nunca sean oprimidos los inocentes. Roguemos al Señor.
  4. Para que Dios escuche el grito de quienes claman a Él desde lo profundo de su dolor. Roguemos al Señor.
  5. Para que los que participamos en esta Eucaristía estemos siempre dispuestos a perdonar a los demás de corazón. Roguemos al Señor.

Señor, a quien gritamos desde lo hondo de nuestro corazón; escucha nuestra voz, y concédenos que tus oídos estén atentos a la voz de nuestra súplica, pues queremos convertirnos a ti. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: La comunión de tu sacramento, Señor, nos restaure y, purificados del antiguo pecado, nos conduzca a la unidad del misterio que nos salva. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Mira, Señor, con bondad a tu pueblo, para que se cumpla en su interior lo que su observancia manifiesta externamente. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Sábado 11 de marzo:

SÁBADO DE LA I SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio I de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Sin lugar a dudas, todos sabemos que la ley el Señor es perfecta y es descanso del alma, y que el precepto del Señor es fiel e instruye al ignorante. Pero, como el pueblo de Israel, también nosotros sufrimos frecuentes y profundos vaivenes en nuestra lealtad a Dios. Por eso, ahora, al disponernos a celebrar la Eucaristía, reconocemos humildemente que somos pecadores, y que dependemos totalmente de Dios.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Padre eterno, vuelve hacia ti nuestros corazones, para que, buscando siempre lo único necesario y realizando obras de caridad, nos dediquemos a tu servicio. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:  Oremos ahora a nuestro Padre celestial, que quiere que amemos a nuestros enemigos, hagamos el bien a los que nos odian y a recemos por los que nos calumnian.

  1. Para que siendo la esposa fiel de Jesucristo, la Iglesia enseñe a todos los hombres a buscar a Dios con todo el corazón. Roguemos al Señor.
  2. Para que nunca falten quienes exhorten a los fieles a una vida evangélica siendo ellos celosos testigos de la fidelidad de Dios. Roguemos al Señor.
  3. Para que en el mundo entero Dios sea reconocido como Padre y en las leyes humanas se refleje el evangelio. Roguemos al Señor.
  4. Para que los que sufren por cualquier motivo encuentren fortaleza y consuelo en la protección y en la ayuda de Dios. Roguemos al Señor.
  5. Para que las prácticas cuaresmales nos ayuden a ser perfectos, como nuestro Padre celestial es perfecto. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que nos llamas a la perfección y nos das tu gracia para conseguirla, escucha nuestras súplicas, y así como abres nuestros labios para proclamar la alabanza de tu nombre, se abra también nuestro corazón para que de él brote un amor sincero a nuestros hermanos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Asiste, Señor, con tu ayuda continua a los que alimentas con este divino sacramento, y, a cuantos has iluminado con la sabiduría del cielo, acompáñalos con el consuelo de la salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Conforta, Señor, a tus fieles con la bendición que imploramos de ti, para que nunca permitas que nos apartemos de tu voluntad y siempre podamos agradecer tus beneficios. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Domingo 12 de marzo:

DOMINGO II DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas del II domingo de Cuaresma.

Sin Gloria. Sin Aleluya. Credo.

Prefacio propio. Plegaria Eucarística sobre la reconciliación I.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: La celebración de la Eucaristía de este domingo, es un momento especial de contemplación de la vida plena y gloriosa que esperamos con fe, pues hoy contemplamos al Cristo glorioso, el Hijo del Padre, al cual debemos escuchar si queremos participar de su victoria sobre el pecado. Abramos, pues, nuestros corazones a la gracia de esta celebración, escuchemos al Señor que nos llama a salir de nuestro egoísmo, y contemplémoslo glorioso en el misterio de su Cuerpo y de su Sangre.

Y comencemos la Misa, como siempre hacemos, pidiendo perdón por las veces que hemos dicho que no al Dios que nos llama a tomar el camino de la vida.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

No se dice Gloria.

Colecta: Oh Dios, que nos has mandado escuchar a tu Hijo amado, alimenta nuestro espíritu con tu palabra; para que, con mirada limpia, contemplemos gozosos la gloria de tu rostro. Por nuestro Señor Jesucristo.

Monición al credo: Proclamemos ahora nuestra fe en el único Dios, el Dios que nos libera del pecado y nos salva.

Oración de los fieles: Elevemos ahora nuestras súplicas a Dios Padre, que en su Hijo el predilecto nos ha manifestado su amor por nosotros.

  1. Por la Iglesia; para que se reforme constantemente en sus instituciones y se renueve en sus miembros según el modelo de Cristo. Roguemos al Señor.
  2. Por los que han sido ungidos por el Espíritu y sirven a su pueblo; para que escuchen la Palabra de Dios, la hagan vida, la prediquen con fidelidad y convicción, y su ejemplo de vida sea reclamo para nuevas vocaciones. Roguemos al Señor.
  3. Por los gobernantes y todos los que trabajan por la justicia y el derecho; para que el esfuerzo de todos fructifique en una sociedad mejor. Roguemos al Señor.
  4. Por los que buscan a Dios sin saberlo; para que puedan descubrir en la vida de los cristianos el verdadero rostro del Dios vivo, manifestado en Cristo. Roguemos al Señor
  5. Por nosotros, llamados a la conversión; para tomemos parte en los duros trabajos del evangelio según las fuerzas que Dios nos dé. Roguemos al Señor.

Dios nuestro, que llamaste a la fe a nuestros padres de Israel, y a nosotros nos has concedido ser iluminados con la luz del Evangelio, escucha nuestras oraciones y abre nuestros oídos, para que, escuchando siempre la voz de tu Hijo y aceptando en nuestra vida el misterio de la cruz, podamos alcanzar la gloria de tu Reino. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Te damos gracias, Señor, porque, al participar en estos gloriosos misterios, nos haces recibir ya en este mundo, los bienes eternos del cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Dirige continuamente, Señor, los corazones de tus fieles y concede esta gracia a tus siervos, de modo que, permaneciendo en tu amor y cercanía, cumplan plenamente tus mandamientos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Lunes 13 de marzo:

LUNES DE LA II SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio II de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, sabiendo que la llamada del Señor a la conversión es constante, especialmente en estos días de Cuaresma, comencemos la celebración de la Eucaristía poniéndonos en la presencia de Dios, y, con humildad, confiando en su infinita misericordia, le pedimos que nos salve y tenga misericordia de nosotros.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Oh Dios, que nos mandaste mortificar nuestro cuerpo como remedio espiritual, concédenos abstenernos de todo pecado y que nuestros corazones sean capaces de cumplir los mandamientos de tu amor. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Con la confianza de quienes caminan hacia la Pascua, roguemos a Dios Padre, que nos llama a la conversión y que quiere visitarnos con su perdón y su paz.

  1. Para que la Iglesia sea cada día un signo claro de reconciliación, que dé a conocer a todos la compasión de Dios. Roguemos al Señor.
  2. Para que no falten en nuestra diócesis sacerdotes santos, fieles transmisores del perdón y la misericordia. Roguemos al Señor.
  3. Para que los que ejercen poder y autoridad en el mundo escuchen los gemidos de todos los que sufren. Roguemos al Señor.
  4. Para que el gemido de los cautivos por el pecado llegue a la presencia de Dios, que perdona nuestros pecados. Roguemos al Señor.
  5. Para que las prácticas cuaresmales nos ayuden a tener un corazón compasivo y misericordioso, semejante al de Dios. Roguemos al Señor.

Dios compasivo y misericordioso, que no nos tratas como merecen ente te suplica, y haz tu compasión nos alcance pronto. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, que esta comunión nos limpie de pecado y nos haga partícipes de las alegrías del cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Afianza, Señor, el corazón de tus fieles y fortalécelos con el poder de tu gracia, para que se entreguen con fervor a la plegaria y se amen con amor sincero. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Martes 14 de marzo:

MARTES DE LA II SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio I de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, dispongámonos a celebrar la Eucaristía pidiendo perdón a Dios nuestro Señor por nuestros pecados, y suplicándole que dé luz a nuestros ojos para que no nos durmamos en la muerte y para que no diga el enemigo que nos ha podido.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Señor, vela con amor continuo sobre tu Iglesia, y, pues sin tu ayuda nada puede sostenerse lo que se cimienta en la debilidad humana, protégela siempre con tus auxilios en el peligro y dirígela hacia la salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración de los fieles:  Hermanos, supliquemos a Dios nuestro Padre, para que allane nuestros pasos por el camino de la paz.

  1. Para que Dios purifique a su Iglesia y la convierta en una comunidad fraterna al servicio de toda la humanidad. Roguemos al Señor.
  2. Para que los jóvenes no dejen pasar la oportunidad de seguir al Señor que los llama a su servicio. Roguemos al Señor.
  3. Para que todos los que ejercen autoridad en el mundo se sientan llamados al servicio de sus conciudadanos. Roguemos al Señor.
  4. Para que los pecadores cesen de obrar mal, y perdonados por Dios, aprendan a obrar bien. Roguemos al Señor.
  5. Para que todos nosotros, con nuestro modo de vivir, seamos dignos de ofrecer a Dios el único sacrificio que quita el pecado del mundo. Roguemos al Señor.

Señor y Dios nuestro, escucha nuestras súplicas y haz apartando de tu vista nuestras malas acciones, podamos acreditar con nuestras buenas obras que hemos acogido con corazón sincero la palabra de nuestro único Maestro y Señor. Que vive y reina por los siglos de los siglos.

Poscomunión: Te rogamos, Señor, que la participación en tu mesa santa nos haga crecer en la piedad y nos obtenga tu ayuda constante. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Muéstrate propicio, Señor, a las súplicas de tus fieles y cura las debilidades de su espíritu, para que, una vez perdonados, se alegren siempre con tu bendición. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Miércoles 15 de marzo:

MIÉRCOLES DE LA II SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio de la Penitencia. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, comencemos la celebración de la Eucaristía pidiendo al Señor Dios nuestro que no nos abandone, que no se quede lejos y venga deprisa a socorrernos. Hagámoslo suplicando el perdón por nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Señor, guarda a tu familia instruida en las buenas obras y, confortada en sus necesidades temporales, condúcela propicio hacia los bienes eternos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:      Elevemos, hermanos, nuestras súplicas confiadas a Dios Padre, en cuyas manos están nuestros azares.

  1. Para que Dios proteja a su Iglesia de sus enemigos, y la guarde de todos los que quieran perjudicarla. Roguemos al Señor.
  2. Para que aquellos a los que Jesucristo llama a su seguimiento, lo dejen todo lo sigan con radicalidad. Roguemos al Señor.
  3. Para que los gobernantes de todo el mundo trabajen con empeño y rectitud por la paz y el bienestar de todos. Roguemos al Señor.
  4. Para que todos los que sufren por cualquier causa, tengan la fuerza para asociar su dolor al misterio de la cruz de Cristo. Roguemos al Señor.
  5. Para que todos y cada uno de nosotros, siendo servidores de los demás, llevemos a todos la buena noticia de la salvación. Roguemos al Señor.

Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, escucha las súplicas de los que has redimido con la sangre de tu Hijo; y haz que, libres de nuestras angustias, sepamos entregar toda nuestra vida al servicio de los hermanos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, Dios nuestro, te pedimos que se convierta en causa de salvación eterna lo que quisiste fuera para nosotros prenda de inmortalidad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Concede a tus siervos, Señor, la abundancia de tu protección y gracia, dales salud de alma y cuerpo concédeles plenitud de amor fraterno y haz que sean siempre fieles en su entrega a ti. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Jueves 16 de marzo:

JUEVES DE LA II SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio V de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, comencemos la celebración de la Eucaristía rogando al Señor que sondee nuestro corazón y  que nos guíe por el camino recto, y supliquémosle perdón por nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Oh, Dios, que amas y devuelves la inocencia, atrae hacia ti los corazones de tus siervos para que, llenos del fervor de tu Espíritu, permanezcamos firmes en la fe y eficaces en las obras. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Confiando en la ayuda del Señor, pidámosle que atienda las oraciones que le presentamos en nombre de toda la humanidad

  1. Por la Iglesia; para que edificada sobre la palabra de Dios, proclame el nombre de Jesucristo, luz y salvación del mundo. Roguemos al Señor.
  2. Por las vocaciones sacerdotales y religiosas al servicio de nuestra diócesis; para que los que el Señor llama a su seguimiento no antepongan nada a su amor. Roguemos al Señor.
  3. Por todos los pueblos de la tierra; par que busquen en Dios su refugio y encuentren en sus mandatos el camino del progreso y de la paz. Roguemos al Señor.
  4. Por los que se encierran en sí mismos y no confían en nadie; para que  experimenten la presencia salvadora de Dios que los sana y escucha. Roguemos al Señor.
  5. Por todos y cada uno de nosotros; para que la celebración de la Eucaristía nos ayude a purificar nuestro corazón de todo mal sentimiento. Roguemos al Señor.

Dios y Padre nuestro, que penetras nuestros corazones para darnos según nuestra conducta y realizas tu obra salvadora en nuestras vidas; escucha las oraciones de los que sólo en Ti ponemos nuestra confianza y renuévanos por la fuerza de tu amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Te pedimos, Señor, que el fruto de este sacrificio permanezca en nosotros y se manifieste siempre en nuestras obras. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Asiste, Señor, a tus siervos que imploran el auxilio de tu gracia, para que obtengan la defensa y la guía de tu protección. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Viernes 17 de marzo:

VIERNES DE LA II SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio III de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Comenzamos la celebración de la Eucaristía acogiéndonos a la misericordia del Señor, sabiendo que así no quedaremos nunca defraudados; y que Él nos sacará de las redes que nos tiende el mal, porque es nuestro amparo. Y lo hacemos pidiéndole perdón por nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Concédenos, Dios todopoderoso, llegar a lo que está por venir con los corazones limpios, por el santo esfuerzo purificador de la penitencia. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:      Oremos, hermanos, a Dios nuestro Padre, por medio de su Hijo Jesucristo, a quien ha establecido como piedra angular de su pueblo.

  1. Por la Iglesia, viña elegida por Dios; para que sepa discernir y descubrir en su seno y fuera de él a los profetas enviados por Dios. Roguemos al Señor.
  2. Por los que consagran su vida al Señor en el ministerio sacerdotal o la vida religiosa; para que sean fieles a su vocación y así sirvan de ejemplo para la llamada a nuevas vocaciones. Roguemos al Señor.
  3. Por los pueblos de toda la tierra; para que sepan reconocer la presencia de Dios en todos los hombres, por encima de cualquier diferencia. Roguemos al Señor.
  4. Por todos los que sufren; para que no desesperen y sientan cercana a ellos la presencia consoladora y protectora de Dios. Roguemos al Señor.
  5. Por todos nosotros; para que en todo momento y lugar nos dejemos interpelar por el evangelio de Jesucristo, que nos llama a la conversión. Roguemos al Señor.

Escucha, Señor, nuestra oración, y a los que creemos que nos has enviado a tu Hijo como víctima propiciatoria por nuestros pecados, concédenos ser dignos de participar de los dones de tu Reino entregando los frutos a su tiempo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, después de recibir la prenda de la eterna salvación, haz que la procuremos de tal modo que podamos llegar a ella. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Te pedimos, Señor, que concedas a tu pueblo la salud de alma y cuerpo, para que, haciendo el bien, merezca ser defendido siempre por tu protección. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Sábado 18 de marzo:

SÁBADO DE LA II SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio IV de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, con la confianza de que Dios es clemente y misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad, y que viene a nosotros para acogernos y alegrarnos, porque es bueno con todos y es cariñoso con todas sus criaturas, niciemos esta celebración pidiendo perdón por todo aquello que nos aparta de Él.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Señor, Dios nuestro, que, por medio de los sacramentos, nos permites, ya en la tierra, participar de los bienes del cielo, dirígenos tú mismo en esta vida, para que nos lleves hacia esa luz en la que habitas. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:  Oremos, hermanos, a Dios Padre, que es compasivo y bueno para con todos y cariñoso con todas sus criaturas.

  1. Para que el Señor, pastor y guía de su pueblo, conduzca a su Iglesia por los caminos de la paz y la reúna en la unidad. Roguemos al Señor.
  2. Para que en la Iglesia no falten nunca celosos evangelizadores que entreguen su vida y su tiempo al anuncio de la Buena Noticia. Roguemos al Señor.
  3. Para que en todos los pueblos, gracias al testimonio de vida evangélica de los cristianos, sean conocidas la bondad y la misericordia de Dios. Roguemos al Señor.
  4. Para que los que viven alejados de Dios a causa del pecado se sientan movidos a volver a él, confiados en su perdón. Roguemos al Señor.
  5. Para que todos nosotros sepamos reconocer nuestras culpas y seamos sinceros en nuestro arrepentimiento y nuestra petición de perdón. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre misericordioso, las súplicas de tus hijos que, arrepentidos de haber pecado contra ti, imploran tu perdón y confían en tu amor entrañable, no nos pagues como merecen nuestras culpas, y ten compasión de todos nosotros. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, que la gracia recibida de tu sacramento llegue a lo más hondo de nuestro corazón y nos comunique su fuerza divina. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Señor, que la gracia recibida de tu sacramento llegue a lo más hondo de nuestro corazón y nos comunique su fuerza divina. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Domingo 19 de marzo:

DOMINGO III DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas del III domingo de Cuaresma. Sin Gloria. Sin Aleluya. Credo. Plegaria Eucarística sobre la reconciliación I.

La Solemnidad de San José se traslada a mañana

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Un domingo más, en nuestro camino cuaresmal hacia la Pascua, Jesús sale a nuestro encuentro, como salió un día al encuentro de la mujer samaritana, ofreciéndonos la posibilidad de renovar nuestras vidas.

Por eso, ahora, al comenzar la celebración de la Eucaristía, pedimos a Dios que nos ayude a reconocer nuestro pecado y nos prepara para celebrar estos sagrados misterios purificándonos de todas nuestras inmundicias e infundiéndonos un espíritu nuevo.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

No se dice Gloria.

Colecta: Oh Dios, autor de toda misericordia y bondad, que aceptas el ayuno, la oración y la limosna como remedio de nuestros pecados, mira con amor el reconocimiento de nuestra pequeñez y levanta con tu misericordia a los que nos sentimos abatidos por nuestra conciencia. Por nuestro Señor Jesucristo.

Monición al credo: Proclamemos ahora nuestra fe en el único Dios, el Dios que nos libera del pecado y nos salva.

Oración de los fieles:

Año A

Dirijamos ahora nuestras plegarias a Dios nuestro Padre, que calmó la sed del pueblo en el desierto y por medio de su Hijo dio a la samaritana el agua de la vida.

  1. Para que Jesús, que derramó su sangre por nuestra salvación, haga que en todos los miembros de la Iglesia se despierte el deseo de profundizar en la fe. Roguemos al Señor.
  2. Para que Cristo llame a muchos jóvenes a su servicio en el ministerio sacerdotal, que descubran al pueblo cristiano el surtidor de agua viva que salta hasta la vida eterna. Roguemos al Señor.
  3. Para que nuestros gobernantes sepan encontrar en el evangelio los principios para todos los problemas de convivencia. Roguemos al Señor.
  4. Para que en los que se sienten saciados y tienen embotada su mente se despierte el hambre del otro Pan y la sed del agua que calma toda sed. Roguemos al Señor.
  5. Para que cuantos vivimos el gozo de nuestra salvación conozcamos más y mejor el don de Dios, la persona de Cristo, y aprendamos a ver la vida de un modo nuevo. Roguemos al Señor.

Señor nuestro, fuente de todo bien, que nunca dejas de ofrecernos el agua viva de la gracia que brota de la roca, que es Cristo, el Salvador, escucha nuestras oraciones y concédenos el don del Espíritu, para que manifestemos con valentía nuestra fe y ansiemos con gozo a nuestros hermanos las maravillas de tu amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Alimentados ya en la tierra con el pan del cielo, prenda de eterna salvación, te suplicamos, Señor, que se haga realidad en nuestra vida lo que hemos recibido en este sacramento. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Te pedimos, Señor, que dirijas los corazones de tus fieles y les concedas benigno la gracia de permanecer fieles en el amor a ti y al prójimo, y de cumplir plenamente tus mandamientos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Lunes 20 de marzo:

LUNES DE LA III SEMANA DE CUARESMA

SAN JOSÉ, ESPOSO DE LA VIRGEN MARÍA. SOLEMNIDAD

Color blanco. Misa y lecturas de la solemnidad. Gloria. Sin Aleluya.

Credo. Prefacio de San José “en la Solemnidad”.

Plegaria Eucarística III. Bendición solemne de los santos.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, en nuestro caminar hacia la Pascua nos hemos reunimos hoy para escuchar la Palabra de Dios y compartir el Pan de la Eucaristía celebrando la solemnidad de san José, el esposo de la Virgen María y padre adoptivo de Jesús; el hombre bueno y justo, el servidor fiel y solícito a quien el Señor puso al frente de su familia. Comencemos, pues, la celebración de los Sagrados misterios con unos momentos de silencio para ponernos ante Dios y pedirle que nos perdone y nos dé su gracia, para que, al igual que san José, sepamos serle fieles en el camino de la vida.

Yo confieso…

Gloria cantado.

Colecta: Concédenos, Dios todopoderoso, que tu Iglesia conserve siempre y lleve a su plenitud los primeros misterios de la salvación humana que confiaste a la fiel custodia de san José. Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo: Confesemos ahora todos juntos nuestra fe en Dios Padre, Hijo, y Espíritu Santo; la fe de todos los cristianos.

Oración de los fieles: Oremos ahora confiadamente a Dios nuestro padre, que confió a san José la custodia de su Hijo, y pidámosle que por su intercesión escuche nuestras súplicas y las de toda la familia humana.

  1. Para que la Iglesia sea como San José, fiel custodia de los misterios del Hijo de Dios, y para que se vea enriquecida con la constante intercesión del esposo de la Virgen María. Roguemos al Señor.
  2. Para que mirando a San José, que supo contemplar al Hijo de Dios, muchos jóvenes fijen su mirada en Jesucristo que los ama, y lo sigan con generosidad en el ministerio sacerdotal. Roguemos al Señor.
  3. Para que San José, que fue un trabajador fiel y un padre ejemplar, interceda ante Dios para que los gobernantes del mundo procuren que a nadie falte trabajo y ayuden a los que deben mantener y educar una familia. Roguemos al Señor.
  4. Para que los agonizantes y los que hoy dejarán este mundo, por intercesión de San José, descubran la misericordia de Dios que se les manifiesta y puedan dejar este mundo en paz. Roguemos al Señor.
  5. Para que nosotros, llamados a vivir en la oscuridad y a la luz de la fe, dejemos que Dios avive nuestra fe y nos haga testigos de su amor para con nuestros hermanos. Roguemos al Señor.

Escucha nuestras oraciones, Señor, y ya que en nombre de san José, fiel custodio de tu Hijo encarnado te hemos suplicado, no permitas que nunca nos apartemos de Ti, antes bien danos tu luz y tu verdad para permanecer atentos a tu voz y dóciles en tu servicio. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Defiende, Señor, con tu protección continua a tu familia, alegre por la solemnidad de san José, y, al saciarla con el alimento de este altar, conserva con bondad tus dones en ella. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Bendición solemne:

  • Dios, nuestro Padre, que nos ha congregado para celebrar hoy la fiesta de san José, os bendiga, os proteja y os confirme en su paz.
  • Cristo, el Señor, que ha manifestado en san José la fuerza renovadora del Misterio pascual, os haga auténticos testigos de su Evangelio.
  • El Espíritu Santo, que en san José nos ha ofrecido un ejemplo de caridad evangélica, os conceda la gracia de acrecentar en la Iglesia la verdadera comunión de fe y amor.
  • Y la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo +, y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros y os acompañe siempre.

Martes 21 de marzo:

MARTES DE LA III SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio III de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, pidamos a Dios que  incline su oído y escuche nuestras palabras, que le piden, al comenzar la Eucaristía, perdón por nuestros pecados, y gracia para saber perdonar a los demás.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Señor, que tu gracia no nos abandone, para que, entregados plenamente a tu servicio, sintamos sobre nosotros tu protección continua. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:  Oremos confiadamente, hermanos, a Dios nuestro Padre, que es bueno y recto, y enseña el camino a los pecadores.

  1. Por el Papa, los obispos y los sacerdotes; para que sean ministros del perdón y testigos de la verdadera reconciliación. Roguemos al Señor.
  2. Para que Jesús invite a muchos jóvenes a seguirlo en el ministerio sacerdotal al servicio de nuestra diócesis, y ellos no antepongan nada al Reino de Dios. Roguemos al Señor.
  3. Para que cuantos ejercen autoridad en el mundo imiten la misericordia y la ternura del Padre que está en los cielos. Roguemos al Señor.
  4. Para que los hombres redescubran el sentido del pecado. Roguemos al Señor.
  5. Para que la Eucaristía nos dé la capacidad de saber perdonar siempre como Dios nos perdona. Roguemos al Señor.

Señor Dios nuestro, escucha nuestras oraciones y, por el honor de tu nombre no apartes de nosotros tu misericordia, sino trátanos según tu clemencia y con tu abundante misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: La participación en este santo sacramento nos vivifique, Señor, expíe nuestros pecados y nos otorgue tu protección. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Oh Dios, maestro y guía de tu pueblo, aleja de él los pecados que le afean, para que te sea siempre agradable y se sienta seguro con tu auxilio. Por Jesucristo nuestro Señor.

Miércoles 22 de marzo:

MIÉRCOLES DE LA III SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio II de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos comencemos la Eucaristía pidiéndole al Señor perdón por nuestros pecados,  que asegure nuestros pasos con su promesa, y que ninguna maldad nos oprima.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Señor, instruidos por las prácticas cuaresmales y alimentados con tu palabra, concédenos que te sirvamos fielmente con una santa austeridad de vida y perseveremos unidos en la plegaria. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración de los fieles:   Oremos, hermanos, al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos manda guardar y cumplir sus mandatos, porque son nuestra sabiduría.

  1. Para que la Iglesia manifieste en su vida y en sus instituciones la ley nueva de Cristo. Roguemos al Señor.
  2. Para que en la Iglesia nunca falten pastores cercanos que prolonguen la obra redentora del Señor. Roguemos al Señor.
  3. Para que los legisladores hagan leyes justas, teniendo en cuenta el bien común. Roguemos al Señor.
  4. Para que sean defendidos los derechos de todos los pobres e indefensos de la tierra. Roguemos al Señor.
  5. Para que sepamos interiorizar la ley de Cristo y así, a impulsos del Espíritu Santo, obremos según ella. Roguemos al Señor.

Señor y Dios nuestro, que has enviado tu mensaje a la tierra y has dado a tu pueblo posesión de una tierra; escucha las oraciones que te dirigimos y haz que el amor y el cumplimiento fiel de tus preceptos sea para todos nosotros fuente de bendición. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, que nos santifique la comida celestial que hemos recibido, para que, libres de nuestros errores, podamos alcanzar las promesas eternas. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Concede a tu pueblo, Dios nuestro, una voluntad agradable a ti, porque le otorgarás toda clase de bienes al hacerle conforme a tus mandatos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Jueves 23 de marzo:

JUEVES DE LA III SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio V de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: En la Cuaresma se intensifican las llamadas de Dios a la reflexión y a la conversión; puesto que Él es la salvación del pueblo, y siempre nos escucha en el peligro. Pero no solamente debemos pedirle perdón por nuestros pecados; sin que debemos rectificar muchas veces nuestra actitud de desobediencia a Dios, que es la causa que los provoca. Pidámoslo ahora en silencio al comenzar la Eucaristía.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Invocamos humildemente, Señor, tu grandeza par que, a medida que se acerca la fiesta de nuestra salvación, vaya creciendo en intensidad nuestra entrega para celebrar dignamente el Misterio pascual. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración de los fieles:   Dirijamos ahora, hermanos, nuestras oraciones a Dios Padre, que nos ha creado y ha hecho de nosotros su pueblo, el rebaño que Él guía.

  1. Para que la Iglesia aprenda a escuchar la voz del Señor y a dejarse conducir por su Espíritu. Roguemos al Señor.
  2. Para que no falten en nuestra diócesis las vocaciones sacerdotales que necesitamos. Roguemos al Señor.
  3. Para que los legisladores y gobernantes se sientan al servicio de las personas y de los pueblos. Roguemos al Señor.
  4. Para que los catecúmenos que se preparan para el bautismo perseveren en su adhesión a Cristo. Roguemos al Señor.
  5. Para que todos nosotros sigamos a Jesucristo con un corazón dócil y generoso. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre, las súplicas que te dirigimos con el corazón, y renuévanos con tu misericordia, para que escuchemos siempre tu voz y caminemos por el camino que nos mandas, pues Tú eres nuestro Dios y nosotros somos tu pueblo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Presta benigno tu ayuda, Señor, a quienes alimentas con tus sacramentos, para que consigamos tu salvación en la celebración de estos misterios y en la vida cotidiana. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Confiados en tu misericordia, imploramos, Señor, tu clemencia, pues, así como hemos recibido de ti lo que somos, por tu gracia, procuremos desear el bien y poner en práctica lo deseado. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Viernes 24 de marzo:

VIERNES DE LA III SEMANA DE CUARESMA  

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio IV de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Roguemos al Señor nuestro Dios, que es grande y no tiene igual, al comenzar la Eucaristía que obre en nosotros la maravilla del perdón y de la misericordia, y ya que es el único Dios, acudamos a Él pidiéndole que nos purifique de nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Infunde bondadosamente, Señor, tu gracia en nuestros corazones, para que sepamos apartarnos de los errores humanos y secundar las inspiraciones que, por tu generosidad, nos vienen del cielo. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:   Oremos confiadamente, hermanos, al Señor nuestro Dios, que es el único Dios, a quien hemos de amar con todo el corazón y con toda el alma.

  1. Para que todos los que formamos la Iglesia tengamos un corazón que haga todo por amor de Dios. Roguemos al Señor.
  2. Para que las familias cristianas vivan en el amor, la armonía y la paz con Dios y en cada uno de sus miembros, y sean sementero de vocaciones sacerdotales y religiosas. Roguemos al Señor.
  3. Para que entre todas las naciones del mundo se esfuercen por construir un mundo en paz, progreso, justicia y bienestar. Roguemos al Señor.
  4. Para que Dios auxilie con su gracia a los que sufren, y sus hermanos les ayuden con amor y disponibilidad. Roguemos al Señor.
  5. Para que nuestro amor ilumine la vida de los que nos rodean y sea un canto de alabanza al Dios Creador, roguemos al Señor.

Señor Dios nuestro, que curas nuestros extravíos y nos amas sin que lo merezcamos, escucha las oraciones que te hemos dirigido y perdona del todo nuestra iniquidad, para que así recibas benévolo el sacrificio que te dirigen nuestros labios. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: La acción de tu poder, Señor, penetre nuestros cuerpos y nuestras almas, para que poseamos en la plenitud de la salvación lo que en esta participación hemos recibido. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Señor, mira a los fieles que imploran tu misericordia, para que puedan difundir por todas partes los dones de tu amor quienes han puesto en ti su confianza. Por Jesucristo nuestro Señor.

Sábado 25 de marzo:

SÁBADO DE LA III SEMANA DE CUARESMA

La Anunciación del Señor. SOLEMNIDAD

Color blanco. Misa y lecturas propias de la solemnidad (leccionario V).

Gloria. Sin Aleluya.

Credo, arrodillándose al “incarnatus”.

Prefacio propio. Plegaria Eucarística III.

La gracia, el amor y la paz de nuestro Señor Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre, esté con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Celebramos hoy con gozo la solemnidad de la Anunciación del Señor; el misterio de la encarnación del Hijo de Dios en las entrañas de la Virgen María; el momento cumbre de la historia en el que Dios Padre, que durante tantos siglos había manifestado de diversas maneras su amor al hombre,  nos envió a su propio Hijo como culminación de su obra; el momento en el que María dijo “sí” a la voluntad de Dios, haciendo posible que la salvación llegase a toda la humanidad.

Alegrémonos, pues, en el Señor también nosotros, y en unos momentos de silencio, acojamos al Señor que viene a salvarnos, reconociendo que estamos necesitados de su perdón y su misericordia.

  • Tú que te hiciste en todo semejante a nosotros, excepto en el pecado.
  • Tú que has venido a este mundo a salvarnos.
  • Tú el fruto bendito del vientre de María.

Gloria.

Colecta:  Oh Dios, has querido que tu Verbo asumiera la verdad de la carne humana en el seno de la Virgen María, concédenos que cuantos confesamos a nuestro Redentor Dios y hombre merezcamos ser partícipes también de su naturaleza divina. Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo: Confesemos ahora todos juntos nuestra fe; y al proclamar el misterio de la encarnación del Hijo de Dios, expresaremos nuestra adoración arrodillándonos.

Oración de los fieles: Al celebrar hoy el misterio de la Encarnación del Hijo de Dios en las entrañas de la Virgen María, proclamamos que para Dios nada hay imposible; por eso, haciendo nuestros los sufrimientos y anhelos de toda la humanidad, oremos por las necesidades de la Iglesia y del mundo entero.

  1. Para que, a imagen de la Santísima Virgen María, esposa del Espíritu Santo, la Iglesia, fecundada por el poder del mismo Espíritu, dé a luz a Cristo para el mundo. Roguemos al Señor.
  2. Para que el Sí de María avive en los jóvenes el deseo de vivir en fidelidad el don de la vocación. Roguemos al Señor.
  3. Para que, por intercesión de María, todos los pueblos de la tierra contemplen en Cristo la encarnación de la misericordia y fidelidad de Dios. Roguemos al Señor.
  4. Para que, por mediación de María, los pobres, los marginados, los que sufren en el alma o en el cuerpo, experimenten la fuerza de Dios y esperen contra toda esperanza. Roguemos al Señor.
  5. Para que, por intercesión de María, los creyentes en Cristo sepamos encontrarle y servirle en nuestros prójimos. Roguemos al Señor.

Señor, que escogiste a María, la Virgen de Nazaret, para que fuera madre de tu Hijo único; escucha nuestras oraciones y haz que, siguiendo su ejemplo de fidelidad y entrega, recibamos de Ti la gracia que necesitamos para no frustrar tu plan de salvación en nuestras vidas y en nuestra historia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Te pedimos, Señor, que confirmes en nuestros corazones los sacramentos de la verdadera fe, para que cuantos confesamos al Hijo concebido por la Virgen, Dios y hombre verdadero, merezcamos llegar a la alegría eterna por la fuerza de su resurrección salvadora. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Concede, Señor, al pueblo cristiano madurar su conocimiento de la fe que profesa y amar la Eucaristía que celebra. Por Jesucristo nuestro Señor.

Domingo 26 de marzo:

DOMINGO IV DE CUARESMA (domingo“Laetare”)  

Color rosa o morado. Misa y lecturas propias del IV domingo de Cuaresma. Sin Gloria. Sin Aleluya. Credo. Prefacio II de Cuaresma.

Plegaria Eucarística sobre la reconciliación I.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial:  Día tras día, seguimos avanzando en el camino de la Cuaresma hacia la Pascua para que Cristo nos despierte de las tinieblas del pecado y de la muerte y, con su resurrección, nos ilumine con la luz de la vida nueva.

Por eso que, como aquel ciego de nacimiento que Jesús encontró en su Camino, también nosotros sentimos la cercanía de Cristo, y reconocemos nuestra necesidad de que Él se nos acerque y cure nuestra ceguera; confesando todo aquello que hay de pecado en nosotros y que nos impide renovar nuestra vida según el camino de Jesucristo.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

No se dice Gloria.

Colecta: Oh, Dios, que, por tu Verbo, realizas de modo admirable la reconciliación del género humano, haz que el pueblo cristiano se apresure, con fe gozosa y entrega diligente, a celebrar las próximas fiestas pascuales. Por nuestro Señor Jesucristo.

Monición al credo: Proclamemos ahora nuestra fe en el único Dios, el Dios que nos libera del pecado y nos salva.

Oración de los fieles: Oremos ahora al Señor, nuestro Dios, que nos ha sacado de las tinieblas y nos ha llama a caminar como hijos de la luz buscando toda verdad y justicia.

  1. Por todos los que han recibido en la Iglesia la misión de anunciar la palabra de Dios y tienen el carisma de iluminar con la enseñanza de la fe y la exhortación profética. Roguemos al Señor.
  2. Por los jóvenes, esperanza del mañana; para que descubran a Jesucristo y, siguiéndole donde Él les pida, transformen nuestra sociedad. Roguemos al Señor.
  3. Por los gobernantes de todo el mundo; para que abran sus ojos a la luz del evangelio, y no tomen parte en las obras estériles de las tinieblas. Roguemos al Señor.
  4. Por los que viven en la ceguera del pecado; para que la luz de Cristo abra sus ojos a la vida que Dios nos ofrece. Roguemos al Señor.
  5. Por nosotros llamados a ser testimonio de la luz de Cristo; para que sepamos vivir los compromisos de nuestro bautismo en medio del mundo. Roguemos al Señor.

Dios nuestro, Padre de la luz, que conoces hasta lo más recóndito de nuestro corazón, no permitas que nos domine el poder de las tinieblas, antes bien abre nuestros ojos a la luz del Espíritu, para que podamos ver a aquel que has enviado para iluminar al mundo y creamos únicamente en Él, Jesucristo, tu Hijo y Señor nuestro, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Poscomunión: Oh Dios, luz que alumbras a todo hombre que viene a este mundo, ilumina nuestros corazones con la claridad de tu gracia, para que seamos capaces de pensar siempre, y de amar con sinceridad, lo que es digno y grato a tu grandeza. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Defiende, Señor, a los que te suplican, fortalece a los débiles, vivifica siempre con tu luz a los que caminan en sombras de muerte, y, libres de todo mal por tu compasión, concédeles llegar a los bienes definitivos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Lunes 27 de marzo:

LUNES DE LA IV SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio de la Penitencia. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos; agradecidos al Señor porque su misericordia es nuestro gozo y nuestra alegría y se ha fijado en nosotros, comencemos la celebración de la Eucaristía pidiendo la fuerza de Dios capaz de renovar la creación y la vida del hombre por medio del perdón de los pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Oh Dios, que renuevas al mundo por medio de sacramentos divinos, concede a tu Iglesia la ayuda de estos auxilios del cielo sin que le falten los necesarios de la tierra. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:  Hermanos, acudamos con toda confianza a Dios Padre, que nos salva y siempre quiere lo mejor para nosotros.

  1. Para que la Iglesia mantenga íntegra su fe y su esperanza en Dios que, con su amor, la renueva día tras día. Roguemos al Señor.
  2. Para que los sacerdotes agradezcan a Dios el don de su vocación y su entrega e ilusión pastoral sirvan como reclamo a muchos jóvenes. Roguemos al Señor.
  3. Para que la fuerza del Espíritu Santo convierta las estructuras de la sociedad, y a nadie falte lo necesario para vivir con dignidad.
  4. Para que ningún pueblo, ni grupo humano, se sienta excluido del anuncio del Evangelio y de la llamada de Dios a la salvación. Roguemos al Señor.
  5. Para que Dios tenga misericordia de nosotros, nos cure de la lepra del pecado y fortalezca nuestra fe para que podamos vivir en plenitud nuestra vida cristiana. Roguemos al Señor.

Señor, Dios nuestro, que nos sacas del abismo, escucha la oración de los que te suplican, y concede a tu pueblo la conversión del corazón, y ya que por medio de tu Hijo nos has devuelto a la vida, haz que crezca constantemente en nosotros la fe en tu palabra. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Te pedimos, Señor, que tus sacramentos, renovándonos, nos llenen de vida y, santificándonos, nos conduzcan a los premios eternos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Te pedimos, Señor, que renueves interior y exteriormente a tu pueblo, para que aumente su propósito de santificación sin que lo impidan los placeres corporales. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Martes 28 de marzo:

MARTES DE LA IV SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio V de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Nos dice la antífona de entrada de hoy, tomada del libro del profeta Isaías: “Sedientos, acudid por agua, venid los que no tenéis dinero y bebed con alegría.” Acudamos pues, nosotros, a beber de la fuente de la Palabra de Dios y de la Eucaristía, de la fuente de la gracia, pidiendo para ello, al comenzar la celebración, perdón a Dios por nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Señor, que el ejercicio respetable de este tiempo santo prepare el corazón de tus fieles para acoger adecuadamente el Misterio pascual y anunciar a todos los hombres el mensaje de tu salvación. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:   Presentemos, hermanos, nuestras peticiones confiadas a Dios Padre, que es fuente de vida, de gracia y de perdón.

  1. Por los ministros de la Iglesia; para que sean siempre conscientes de las riquezas que Dios comunica a los hombres por medio de los sacramentos. Roguemos al Señor.
  2. Por los jóvenes; para que sean generosos en su seguimiento a Jesucristo y, si Dios les llama, sean valientes y dispongan sus vidas para su servicio en el sacerdocio ministerial. Roguemos al Señor.
  3. Por los pueblos que padecen hambre, miseria y necesidad; para que no pierdan la esperanza en la providencia de Dios, nuestro Padre. Roguemos al Señor.
  4. Por los que sufren en el cuerpo o en el espíritu; para que encuentren hermanos que los conforten con la oración y con una caridad sincera. Roguemos al Señor.
  5. Por todos nosotros, aquí reunidos; para que no endurezcamos el corazón ante todo lo que nos llama a la conversión. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que eres nuestro refugio y fortaleza y un poderoso defensor en el peligro; escucha las oraciones que te hemos dirigido y líbranos de nuestras parálisis con tu gracia, para que tomando nuestra camilla y echando a andar, cantemos siempre tus obras y las maravillas que haces en la tierra. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Purifica con bondad, Señor, nuestro espíritu y renuévanos con los sacramentos del cielo, para que alcancemos también en nuestro cuerpo los auxilios presentes y futuros. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Concede, Dios misericordioso, que tu pueblo mantenga siempre su entrega a ti y que incesantemente obtenga de tu clemencia lo que le conviene. Por Jesucristo nuestro Señor.

Miércoles 29 de marzo:

MIÉRCOLES DE LA IV SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio II de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, comencemos la celebración de la Eucaristía pidiendo humildemente perdón por nuestros pecados a Dios, que nunca abandona al hombre, y supliquemos que nos escuche su gran bondad, y que su fidelidad nos ayude.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Oh, Dios, que concedes a los justos el premio de sus méritos, y a los pecadores, por la penitencia, les perdonas sus pecados, ten piedad de nosotros, para que la humilde confesión de nuestras culpas nos obtenga tu perdón. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración de los fieles:       Hermanos, oremos confiadamente a Dios Padre, que es clemente y misericordioso, para que venga en nuestro auxilio y nos dé su salvación.

  1. Para que todos los que formamos la Iglesia proclamemos la Palabra de Dios y atraigamos a todos a Jesucristo. Roguemos al Señor.
  2. Para que los hogares cristianos de nuestra diócesis se sientan testigos del Evangelio y fomenten la vocación cristiana, sacerdotal y religiosa de sus hijos. Roguemos al Señor.
  3. Para que el Señor conceda su paz a todos los pueblos, y surjan en todos los corazones los mismos sentimientos de Cristo que vino a salvarnos. Roguemos al Señor.
  4. Para que los difuntos escuchen la voz de Dios y resuciten el día del juicio para la vida eterna. Roguemos al Señor.
  5. Para que al partir el Pan y celebrar nuestra fe, se renueve en nuestras vidas el deseo y la decisión de cumplir la voluntad de Dios. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre, nuestras súplicas, y ya que nos respondes en el tiempo de gracia y nos auxilias en el día de salvación, haz que experimentemos tu fuerza que nos sostiene y tu gracia que nos da vida. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Después de recibir los dones del cielo, te pedimos, Señor, que no sean motivo de juicio para nosotros, pues los instituiste como medicina para tus fieles. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Que tus siervos, Señor, se sientan protegidos por tu amor, para que, haciendo el bien en este mundo, logren llegar a ti, suma bondad. Por Jesucristo nuestro Señor.

Jueves 30 de marzo:

JUEVES DE LA IV SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio I de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, pidamos a Dios que  incline su oído y escuche nuestras palabras, que le piden, al comenzar la Eucaristía, perdón por nuestros pecados, y gracia para saber perdonar a los demás.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Imploramos deseosos, Señor, tu perdón, para que tus siervos, corregidos por la penitencia y educados por las buenas obras, nos mantengamos fieles a tus mandamientos, para llegar, bien dispuestos, a las fiestas de Pascua. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:   Oremos ahora, hermanos, a Dios Padre, pidiéndole que se acuerde de nosotros y de nuestras necesidades por amor a su pueblo.

  1. Para que la Iglesia sepa dar testimonio de Cristo con sus obras. Roguemos al Señor.
  2. Para que no le falten a nuestra diócesis los sacerdotes que necesita para la evangelización de nuestro pueblo. Roguemos al Señor.
  3. Para que los que tienen autoridad sepan mostrar a los súbditos el amor con que Dios los ama. Roguemos al Señor.
  4. Para que los que no creen puedan reconocer a Cristo en la vida de los creyentes. Roguemos al Señor.
  5. Para que todos nosotros, como Moisés, sintamos la necesidad de interceder por los hermanos ante Dios. Roguemos al Señor.

Señor, Dios nuestro, que has enviado al mundo a tu Hijo Jesucristo para que dé testimonio de Ti; escucha las súplicas de tu pueblo y muestra tu misericordia a los que hemos puesto nuestra esperanza en las promesas que has hecho a tu pueblo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Te pedimos, Señor, que nos purifiquen los sacramentos que hemos recibido y que concedas a tus siervos liberarse de todas sus culpas, para que se gloríen en la plenitud de la ayuda del cielo los que se ven agobiados por el peso de su conciencia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Oh Dios, protector de los que en ti esperan, bendice a tu pueblo, sálvalo, defiéndelo, prepáralo con tu gracia, para que, libre de pecado y protegido contra sus enemigos, persevere siempre en tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Viernes 31 de marzo:

VIERNES DE LA IV SEMANA DE CUARESMA

Color morado. Misa y lecturas de feria.

Prefacio III de Cuaresma. Plegaria Eucarística II.

La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la conversión, estén con todos vosotros.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al comenzar la Eucaristía, pidámosle a Dios, nuestro Señor, que nos salve por su nombre, que salga por nosotros con su poder; que escuche nuestras súplicas, atienda a nuestras palabras y perdone nuestros pecados.

  • Señor, ten misericordia de nosotros.
    • Porque hemos pecado contra Ti.
  • Muéstranos, Señor, tu misericordia.
    • Y danos tu salvación.

Colecta: Oh, Dios, que has preparado el remedio adecuado para nuestra fragilidad, concédenos recibir con alegría la salvación que nos otorgas y manifestarla en nuestra propia conducta. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:  Oremos ahora con confianza a Dios nuestro Padre, que está siempre cerca de los atribulados y libra a los justos de todos los males.

  1. Por la Iglesia; para que por su testimonio lleguen a la fe verdadera los que no conocen a Cristo. Roguemos al Señor.
  2. Por las vocaciones; para que Cristo suscite en nuestros días y en nuestra diócesis sacerdotes santos servidores de su Evangelio. Roguemos al Señor.
  3. Por los gobernantes; para que busquen en todo momento lo que más conviene a sus conciudadanos. Roguemos al Señor.
  4. Por los pecadores y los alejados; para que sean iluminados con la luz de la fe y con la gracia de la conversión. Roguemos al Señor.
  5. Por todos nosotros; para que procuremos siempre conocer a Jesucristo y dar testimonio convincente de Él. Roguemos al Señor.

Dios y Padre nuestro, que redimes a tus siervos, escucha nuestras oraciones y muestra tu amor a los que te invocan; y ya que nos has redimido con la Sangre de tu Hijo, haz que llevemos ante Ti una vida intachable durante todos nuestros días. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, así como lo pasamos de lo antiguo a lo nuevo, haz que, abandonada la vieja condición de pecado, nos renovemos con un espíritu santificado. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Mira, Señor, a tus siervos, y a los que ponen su confianza en tu misericordia, protégelos generosamente con tu celestial auxilio. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Translate »