Servicio litúrgico para el mes de julio

Sábado 1 de julio:

Misa votiva de la bienaventurada Virgen María, Madre de la Iglesia

Color verde. Misas votivas nº 10-B. Lecturas de feria.

Prefacio III de la bienaventurada Virgen María. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al celebrar hoy la memoria de la Santísima Virgen María, Madre de Jesús y Madre de la Iglesia, comencemos la celebración de la Eucaristía, reconociendo con humildad que a veces nos olvidamos de Dios, y pidiéndole sinceramente perdón desde lo más profundo de nuestro corazón.

Yo confieso…

Colecta:     Oh, Dios, Padre de misericordia, cuyo Unigénito, clavado en la cruz, proclamó a santa María Virgen, su Madre, como Madre también nuestra, concédenos, por su cooperación amorosa, que tu Iglesia, cada día más fecunda, se llene de gozo por la santidad de sus hijos y atraiga a su seno a todas las familias de los pueblos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Dirijamos ahora nuestra súplica confiada a Dios Padre, que llama a todos los hombres a adorarle y rendirle culto.

  1. Por nuestro Santo Padre, el Papa N., por nuestro obispo N., y por todos los pastores de la Iglesia; para que guíen fielmente al pueblo de Dios. Roguemos al señor.
  2. Por los jóvenes; para que Dios avive en sus corazones el deseo de entregarse sin límites a Él y a los hermanos. Roguemos al señor.
  3. Por los que rigen los destinos de los pueblos; para que protejan la libertad de los ciudadanos y gobiernen con rectitud y justicia. Roguemos al Señor.
  4. Por los hambrientos y por los enfermos, por todos los que sufren por cualquier motivo; para que sean aliviados en su necesidad. Roguemos al Señor.
  5. Por los que estamos aquí reunidos; para que sepamos agradecer que Jesús entre en la casa de nuestro corazón. Roguemos al Señor.

Señor y Dios nuestro, que invitas a todos, de oriente a occidente, a la mesa de tu Reino; escucha la oración de tu pueblo, y guarda vivo en nosotros el deseo de vivir conforme a tu voluntad. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Después de recibir la prenda de la redención y de la vida, te pedimos, Señor, que tu Iglesia, por la intercesión maternal de la Virgen, anuncie a todas las gentes el Evangelio y llene el mundo entero de la efusión del Espíritu. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Domingo 2 de julio:

DOMINGO XIII DEL TIEMPO ORDINARIO

Color verde. Misa y lecturas del domingo. Gloria. Credo.

Prefacio Dominical V. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Una vez más el Señor resucitado nos ha convocado para que participemos en el sacramento de su muerte y resurrección, en el que nos dará la fuerza necesaria para seguirle y entregar la vida por Él. Dispongámonos, por tanto, a escuchar la palabra del Señor y a celebrar la Eucaristía con sencillez, con ganas de que Jesucristo continúe acompañando nuestra vida cada día, en todo y por todo.

Comencemos, pues, la celebración reconociéndonos pecadores y pidiendo perdón a Dios por nuestras faltas.

  • Tú que por tu muerte has vencido la muerte.
  • Tú que por tu resurrección nos has dado una vida nueva.
  • Tú que por el bautismo nos haces miembros de tu Iglesia.

Gloria.

Colecta: Oh, Dios, que por la gracia de la adopción has querido hacernos hijos de la luz, concédenos que no nos veamos envueltos por las tinieblas del error, sino que nos mantengamos siempre en el esplendor de la verdad. Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo: Afirmemos ahora nuestra fe en el Padre que nos ama, en el Hijo que nos dejó su palabra y su ejemplo salvador, y en el Espíritu Santo que puede transformar nuestras vidas.

Oración de los fieles: Acudamos al Señor, cuya misericordia no tiene límites, y pidámosle que escuche la oración de su pueblo, que espera ser recibido en su morada eterna.

  1. Para que la Iglesia sea siempre una voz profética en medio del mundo, que anuncie la muerte al pecado y la vida en Cristo Jesús. Roguemos al Señor.
  2. Para que los que el Señor llama a su seguimiento no antepongan nada a su amor. Roguemos al Señor.
  3. Para que las autoridades trabajen porque la sociedad acoja y ayude de corazón a todas las personas marginadas y necesitadas. Roguemos al Señor.
  4. Para que los que cargan con la cruz de la enfermedad, la incomprensión, la soledad, sientan que a Dios nadie le gana en generosidad. Roguemos al Señor.
  5. Para que caminemos a la luz del rostro de Dios, que es nuestro escudo, y cantemos por siempre sus misericordias. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre santo, Dios todopoderoso, las oraciones de tu pueblo e infunde en nosotros la sabiduría y la fuerza de tu Espíritu, para que caminando con Cristo el camino de la cruz, estemos dispuestos a perder nuestra vida para manifestar al mundo la esperanza de tu Reino. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: La ofrenda divina que hemos presentado y recibido nos vivifique, Señor, para que, unidos a ti en amor continuo, demos frutos que siempre permanezcan. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Bendición solemne:

  • El Dios de toda gracia, que os ha llamado en Cristo a su eterna gloria, os afiance y os conserve fuertes y constantes en la fe.
  • Y la bendición de Dios todopoderoso…

Lunes 3 de julio:

Santo Tomás, apóstol. FIESTA

Color rojo. Misa y lecturas propias (leccionario V). Gloria.

Prefacio II de los apóstoles. Canon romano.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al celebrar la fiesta del apóstol santo Tomás, famoso por el episodio en el que se resiste a creer en la resurrección del Señor, siendo por ello símbolo del hombre que en su lento caminar hacia la fe, reafirmemos nuestra fe en Jesús, la fe que nos ha llegado por el testimonio de los apóstoles y evangelistas. Y para mejor hacerlo, comencemos la celebración de la Eucaristía pidiendo perdón a Dios porque nuestra fe y nuestras obras no siempre van unidas vida y nuestro apostolado cristiano deja mucho que desear.

  • Tú, que quieres que todos los  hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.
  • Tú, que enviaste a tus apóstoles a anunciar el mensaje del Evangelio a todo el mundo.
  • Tú, que quieres hacer de nosotros testigos de tu amor.

Gloria

Colecta: Dios todopoderoso, concédenos alegrarnos en la festividad del apóstol Santo Tomás, para que nos ayude con su protección, y que los creyentes en Jesucristo, tu Hijo, a quien tu apóstol reconoció como su Señor, tengamos vida en su nombre. Él que vive y reina.

Oración de los fieles: En la fiesta del apóstol santo Tomás, presentemos al Padre del cielo nuestra oración por las necesidades de la Iglesia y del mundo entero.

  1. Por la Iglesia, nuevo pueblo de Dios, edificado sobre la fe de los apóstoles; para que viva en plenitud la misión que se le ha encomendado y predique el evangelio hasta los confines de la tierra. Roguemos al Señor.
  2. Por las vocaciones al ministerio sacerdotal; para que nunca falten sacerdotes que transmitan fielmente las enseñanzas que nos dejaron los apóstoles. Roguemos al Señor.
  3. Por los gobernantes de los pueblos y países que gozan de prosperidad material; para que aprendan a compartir sin egoísmo los bienes que han recibido de Dios. Roguemos al Señor.
  4. Por los que sienten vacilar su fe, por los que se han apartado de ella y por los que viven en la indiferencia; para que la intercesión de santo Tomás les obtenga convicciones profundas y una experiencia del amor de Dios que los haga retornar a Él. Roguemos al Señor.
  5. Por los que comulgamos con el Cuerpo y la Sangre de Cristo y nos llamamos discípulos suyos; para que seamos ante los hombres auténticos testigos de nuestra fe. Roguemos al Señor.

Señor y Dios de bondad, que nos das tu Espíritu Santo para ayudarnos en nuestro peregrinar hacia Ti; escucha las oraciones que te presentamos en la fiesta de santo Tomás, apóstol, y concédenos vivir con espíritu de fe todos los acontecimientos de nuestra vida. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Oh, Dios, hemos recibido realmente en este sacramento el Cuerpo de tu Unigénito; concédenos, te rogamos, que cuantos le hemos reconocido por la fe como Señor y Dios nuestro, a ejemplo del apóstol Tomás, lo confesemos también con las obras y la vida. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo: Vuelve, Señor, hacia ti el corazón de tu pueblo; y Tú que le concedes tan grandes intercesores no dejes de orientarle con tu continua protección. Por Jesucristo nuestro Señor.

Martes 4 de julio:

Misa para después de la cosecha

Color verde. Misas por diversas necesidades nº 28. Lecturas de feria. Prefacio común IV o dominical V. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada: Nuevamente nos hemos acercado hasta el altar para celebrar la Eucaristía, y hoy, de un modo especial, daremos gracias en ella por el fruto de la cosecha que hemos recolectado, reconociendo que todo lo que la tierra nos da, sea mucho o poco, es un don de Dios, que todo lo dirige para nuestro bien.

Comencemos, pues, la celebración de los sagrados misterios, poniéndonos en la presencia del Señor, y pidiéndole perdón por nuestros pecados.

 

  • Tú que envías la lluvia y el sol a su tiempo.
  • Tú que nos bendices con los frutos de la tierra.
  • Tú que siempre te preocupas por nosotros.

 

Colecta: Señor, Padre bueno, que en tu providencia entregaste la tierra al hombre, concédenos poder sustentarnos con los frutos cosechados de ella, y haz que nos aprovechemos de ellos de tal modo que nos sirvan, con tu ayuda, para alabar tu nombre y para bien de todos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Elevemos ahora nuestras peticiones a Dios Padre, que se preocupa por nosotros en medio de las tormentas y tempestades de la vida.

  1. Para que la Iglesia no se acobarde ante las tormentas y tempestades del mundo. Roguemos al Señor.
  2. Para que suscite vocaciones sacerdotales y religiosas. Roguemos al Señor.
  3. Para que entre todos los pueblos reinen la alegría y la paz. Roguemos al Señor.
  4. Para que los que sufren puedan recibir la buena noticia de su liberación. Roguemos al Señor.
  5. Para que todos nosotros seamos colaboremos activamente en construir el Reino de Dios. Roguemos al Señor.

Señor Dios, a quien el viento y las aguas obedecen, escucha nuestras plegarias y haz que nuestra fe permanezca tranquila y firme y se haga más profunda en cada prueba y tribulación. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Concédenos, Señor, al darte gracias por los frutos de la tierra que hemos recibido, que, actuando del mismo modo en nosotros, merezcamos conseguir bienes mayores. Por Jesucristo nuestro Señor.

Miércoles 5 de julio:

Misa de feria

Color verde. Misa de la semana XXIX. Lecturas de feria.

Prefacio común VI. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al comenzar la celebración de la Eucaristía, nos acercamos al Dios justo y lleno de misericordia, disponiendo nuestros corazones a recibir su gracia, pidiéndole perdón por nuestros pecados.

  • Tú que libras al pobre que te suplicas
  • Tú que te apiadas del pobre y del indigente
  • Tú que salvas la vida de los pobres

Colecta: Dios todopoderoso y eterno, haz que te presentemos una voluntad solícita y estable, y sirvamos a tu grandeza con sincero corazón. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Dirijamos ahora nuestras peticiones a Dios Padre, pidiéndole tener nosotros los mismos sentimientos de compasión y misericordia que su Hijo Jesucristo.

  1. Por la santa Iglesia de Dios; para que sea fiel a la voluntad de Cristo y se purifique de sus faltas y debilidades. Roguemos al Señor.
  2. Por las vocaciones sacerdotales y religiosas; para que los jóvenes se abran a la llamada de Cristo a seguirle en este camino. Roguemos al Señor.
  3. Por los que gobiernan las naciones; para que trabajen por la paz del mundo, a fin de que todos los pueblos puedan vivir en libertad. Roguemos al Señor.
  4. Por todos los que viven atormentados; para que encuentren el consuelo y la paz en Jesucristo. Roguemos al Señor.
  5. Por todos los que estamos aquí reunidos; para que perseveremos en la verdadera fe y crezcamos siempre en la caridad. Roguemos al Señor.

Dios todopoderoso y eterno, que has enviado al mundo a tu Hijo para liberarnos del poder del demonio, escucha las oraciones que te dirigimos y concédenos acogerte y tenerte siempre a nuestro lado. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, haz que nos sea provechosa la celebración de las realidades del cielo, para que nos auxilien los bienes temporales y seamos instruidos por los eternos, por Jesucristo, nuestro Señor.

Jueves 6 de julio:

Misa por los ministros de la Iglesia

Color verde. Misas por diversas necesidades nº 8. Lecturas de feria. Plegaria Eucarística por Diversas circunstancias 1

Prefacio de las Ordenaciones II. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hoy vamos a encomendar en la celebración de la Eucaristía a los ministros de la Iglesia, para que todos y cada uno de ellos cumplan con fidelidad y entrega su propio servicio allí donde el Señor les ha llamado a servir a la Iglesia.

Y para mejor celebrar estos sagrados misterios, pidamos al comenzar la Eucaristía a Dios nuestro Señor perdón por nuestros pecados y que nos llene de su gracia renovadora.

  • Buen Pastor, que conoces a tus ovejas.
  • Buen Pastor, que buscas con amor la oveja perdida.
  • Buen Pastor, que nos guías hacia la vida de tu Reino.

Colecta: Oh Dios, que enseñaste a los ministros de tu Iglesia a no a ser servidos sino a servir, concédeles competencia en la acción, mansedumbre en el servicio y perseverancia en la oración. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:   Acudamos confiados ahora a Dios, nuestro Padre, que quiere levantarnos de nuestra postración, y presentémosle nuestras plegarias.

  1. Por toda la Iglesia, por nuestra comunidad parroquial y todas las comunidades cristianas en el mundo. Roguemos al Señor.
  2. Por las vocaciones sacerdotales y de especial consagración en el seno de la Iglesia. Roguemos al Señor.
  3. Por nuestros gobernantes y por todos los que tienen responsabilidades en la sociedad. Roguemos al Señor.
  4. Por los que se han alejado de la fe, y por los que aún no conocen a Jesucristo. Roguemos al Señor.
  5. Por nosotros, pobres pecadores, tocados por el amor de Dios. Roguemos al Señor.

Dios y Padre de misericordia, que enviaste a tu Hijo para sanar los corazones y los cuerpos enfermos, escucha nuestras oraciones y perdona con tu amor misericordioso todos nuestros pecados. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión:   Concede, Señor, a tus siervos, nutridos con el alimento y la bebida del cielo, que, para gloria tuya y salvación de los creyentes, sean siempre fieles ministros del Evangelio, de los sacramentos y de la caridad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Viernes 7 de julio:

Misa votiva del Sagrado Corazón de Jesús

Color verde. Misas votivas nº 8. Lecturas de feria.

Prefacio del Sagrado Corazón de Jesús. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al comenzar la celebración de los sagrados misterios, y recordar en ellos el amor inmenso de Dios Padre hacia todos nosotros; reconozcamos que con nuestro comportamiento, herimos el Sagrado Corazón de Jesús, y pidamos, por ello, humildemente perdón a Dios por nuestros pecados.

  • Tú, que eres manso y humilde de Corazón.
  • Tú, que nos salvas del pecado.
  • Tú, que nos amas con un amor inmenso.

Colecta: Señor, Dios nuestro, revístenos con las virtudes del Corazón de tu Hijo e inflámanos en sus mismos sentimientos, para que, conformados a su imagen, merezcamos participar de la redención eterna. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Presentemos con fe nuestras peticiones a Dios Padre, que nos llama seguir a su Hijo Jesucristo.

  1. Para que la Iglesia sepa anuncia a Cristo. Roguemos al Señor.
  2. Para que Dios llame a muchos a su seguimiento. Roguemos al Señor.
  3. Para que los políticos acierten en la solución de los graves problemas. Roguemos al señor.
  4. Para que crezca entre todos los ciudadanos el sentido de la solidaridad. Roguemos al Señor.
  5. Para que sepamos dar un buen testimonio cristiano. Roguemos al Señor.

Oh Dios, cuyo Hijo no ha venido a llamar a los justos, sino a los pecadores, escucha nuestras plegarias y compadécete de nosotros, que ponemos en Ti nuestra confianza. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Después de participar del sacramento de tu amor, imploramos de tu bondad, Señor, ser configurados con Cristo en la tierra para que merezcamos participar de su gloria en el cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Sábado 8 de julio:

Misa votiva de la bienaventurada Virgen María

Color verde. Común de la bienaventurada Virgen María I-1.

Lecturas de feria.

Prefacio IV de la bienaventurada Virgen María. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al celebrar hoy la memoria de la Santísima Virgen María, que llevó en sus seno al Autor del universo, Jesucristo, y permanece virgen para siempre, traigamos ante el altar toda nuestra vida, todo lo que somos y todo lo que hacemos, y pongámoslo con mucha confianza ante el Señor que nos ama, pidiéndole perdón por todos nuestros pecados.

Yo confieso…

Colecta:      Te pedimos, Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos siempre de salud de alma y cuerpo, y por la gloriosa intercesión de Santa María, siempre Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del cielo. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Elevemos ahora nuestras oraciones a Dios Padre, que nos invita a la mesa de la Eucaristía.

  1. Por la santa Iglesia; para que presente ante el mundo el rostro acogedor del Padre para con los pobres, los que sufren, los que dudan, los que se equivocan. Roguemos al Señor. paz
  2. Por las vocaciones sacerdotales y religiosas; para que la ilusión de los consagrados sea llamada a seguir por entero a Cristo. Roguemos al Señor.
  3. Por los gobernantes; para que trabajen de verdad al servicio de la, la justicia y el bienestar de todos los ciudadanos. Roguemos al Señor.
  4. Por los que viven sumergidos en el mundo de la droga, de la delincuencia, de la marginación, de la miseria; para que encuentren el camino y el valor necesario para salvarse de esta su situación. Roguemos al Señor.
  5. Por nosotros; para que celebremos con fe esta Eucaristía y vivamos con agradecimiento por la misericordia que Dios nos ofrece. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que nos invitas a acoger tu palabra con un corazón siempre nuevo, atiende en tu infinita bondad y misericordia las oraciones que depositamos con humildad y confianza ante tu altar. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión:       Al recibir estos sacramentos del cielo, imploramos de tu misericordia, Señor,  que cuantos nos alegramos en la memoria de la bienaventurada Virgen María, consigamos colaborar, a imitación suya, en el misterio de nuestra redención. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Domingo 9 de julio:

DOMINGO XIV DEL TIEMPO ORDINARIO

Color verde. Misa y lecturas del domingo. Gloria. Credo.

Prefacio del Sagrado Corazón. Plegaria Eucarística III.

Monición de entrada y acto penitencial: Una vez más, hemos respondido a la invitación de Jesús que nos convoca y nos reúne domingo tras domingo para escuchas su palabra, celebrar su muerte y resurrección y recibirle en el Pan y en el Vino de la Eucaristía.

Por eso, sabiendo que debemos llegar hasta el altar limpios de corazón, comenzamos la celebración poniéndonos tal y como somos ante el Dios que es bueno con todos y pidámosle humildemente y arrepentidos su perdón y su gracia.

  • Tú que eres manso y humilde de corazón.
  • Tú que nos ofreces un yugo llevadero y una carga ligera.
  • Tú que quieres que encontremos en Ti nuestro descanso.

Gloria.

Colecta: Oh, Dios, que en la humillación de tu Hijo levantaste a la humanidad caída, concede a tus fieles una santa alegría, para que disfruten del gozo eterno los que libraste de la esclavitud del pecado. Por nuestro Señor Jesucristo.

Monición al credo: Proclamemos ahora nuestra fe en el Dios Padre que nos ama, en el Dios Hijo que nos ha comunicado el Evangelio, y en el Dios Espíritu Santo que está en nosotros.

Oración de los fieles: Con los ojos puestos en el Señor, de quien esperamos la misericordia, elevemos con confianza nuestras súplicas y plegarias humildes, con la seguridad de que las atenderá con amor.

  1. Para que a imitación de Cristo, la Iglesia sea siempre mansa y humilde de corazón; y todos los hombres encuentren en ella su descanso. Roguemos al Señor.
  2. Para que siempre haya vocaciones sacerdotales que estén dispuestas a hacer presente sacramentalmente a Cristo en el mundo. Roguemos al Señor.
  3. Para que en la solución de los problemas y conflictos sociales se evite siempre todo recurso a la fuerza y a la violencia. Roguemos al Señor.
  4. Para que todos aquellos que se sienten cansados y agobiados por cualquier motivo encuentren en Cristo fuerza para cargar con su cruz. Roguemos al Señor.
  5. Para que sintiéndonos en deuda con Cristo, que ha muerto y resucitado por nosotros, vivamos según las obras del Espíritu. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que te revelas a los pequeños y les das a los mansos la heredad de tu reino; escucha nuestras oraciones y haznos pobres, libres y exultantes, a imitación de Cristo, tu Hijo, para llevar con Él el yugo suave de la cruz y anunciar a los hombres la gloria que viene de Ti. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Colmados de tan grandes bienes, concédenos, Señor, alcanzar los dones de la salvación y no cesar nunca en tu alabanza. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Bendición solemne:

  • El Señor os bendiga y os guarde,
  • Haga brillar su rostro sobre vosotros y os conceda su favor,
  • Vuelva su mirada a vosotros y os conceda la paz.
  • Y la bendición de Dios todopoderoso…

Lunes 10 de julio:

Misa votiva de los santos ángeles

Color verde. Misas votivas nº 11. Lecturas de feria.

Prefacio de los santos ángeles. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, unidos a los santos ángeles, mensajeros divinos y protectores nuestros, alabemos y glorifiquemos al Señor y Dios nuestro y, en silencio, comencemos la celebración de los sagrados misterios pidiéndole humildemente perdón por nuestros pecados.

Yo confieso…

Colecta: Oh Dios, que con admirable sabiduría distribuyes los ministerios de los ángeles y los hombres, concédenos, por tu bondad, que nuestra vida esté siempre protegida en la tierra por aquellos que te asisten continuamente en el cielo. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos, hermanos, al Dios y Padre de Jesucristo, médico de las almas y de los cuerpos, y pidámosle que tenga misericordia de nosotros.

  1. Por el Papa N., por nuestro obispo N., por todo el clero y el pueblo a ellos encomendados. Roguemos al Señor.
  2. Por las vocaciones al ministerio sacerdotal y a la vida religiosa en nuestra Iglesia particular. Roguemos al Señor.
  3. Por todos los gobernantes y sus ministros, encargados de velar por el bien común. Roguemos al Señor.
  4. Por los navegantes, por los que están de viaje, por los cautivos y los encarcelados. Roguemos al Señor.
  5. Por todos nosotros, reunidos en este lugar en la fe, devoción, amor y temor de Dios. Roguemos al Señor.

Dios todopoderoso y eterno, que por medio de tu Hijo nos das la salud y la vida, escucha nuestras plegarias y enséñanos a recibir todos tus favores como un don de tu gracia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Alimentados con el pan del cielo, te pedimos humildemente, Señor, que, sostenidos por su fuerza, avancemos con valentía por la senda de la salvación bajo la fiel custodia de los ángeles. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Martes 11 de julio:

San Benito, abad, patrón de Europa. FIESTA

Color blanco. Misa y lecturas propias de la fiesta.

Gloria. Prefacio de las santas vírgenes y religiosos. Plegaria Eucarística III.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al celebrar hoy la fiesta de san Benito, abad, fundador de la orden benedictina y patrono de Europa; quien supo dejarlo todo para seguir a Cristo, en quien encontró su herencia, comencemos la celebración de la Eucaristía abandonando lo antiguo, convirtiéndonos al Señor, pidiéndole perdón por nuestros pecados, y dejando que haga nacer la vida nueva en nosotros.

Yo confieso…

Gloria.

Colecta: Oh, Dios, que hiciste del abad San Benito un esclarecido maestro en la escuela del divino servicio; concédenos que, prefiriendo tu amor a todas las cosas, avancemos por la senda de tus mandamientos con libertad de corazón. Por nuestro Señor.

Oración de los fieles: Acudamos, hermanos, con oración ferviente a Dios nuestro Padre, y pidámosle que, ya que se ha dignado contarnos entre el número de sus hijos, escuche también nuestras oraciones en favor de los pueblos de Europa, de los monjes y de todos los hombres.

  1. Para que los pastores de la Iglesia de Europa, unido en torno al Sucesor de Pedro, mantenga viva la luz del Evangelio y acierte a iluminar los problemas de los hombres de nuestro tiempo. Roguemos al Señor.
  2. Para que el Señor nos dé pastores según su corazón, que nos guíen con sabiduría y fortaleza en medio de las tempestades del mundo. Roguemos al Señor.
  3. Por todas las naciones de la Unión Europea; para que la paz y la amistad común supriman toda intolerancia, alejen la división y cualquier tipo de enemistad, y por la acción callada y fecunda de los monasterios, amanezca para toda Europa una nueva aurora de civilización cristiana. Roguemos al Señor.
  4. Para que el ideal de san Benito, orar y trabajar, se convierta en una regla válida para el equilibrio de la persona y de la sociedad; amenazadas por el predomino del tener sobre el ser. Roguemos al Señor.
  5. Para que todos nosotros sepamos aunar el sentido de la universalidad con el valor de Dios y de la persona humana, avivando las raíces cristianas de nuestro pueblo. Roguemos al Señor.

Padre de inmensa bondad, que quisiste que san Benito fuera para Europa mensajero de paz, artífice de unidad, maestro de civilización, mensajero de Cristo y fundador de la vida monástica; escucha nuestras oraciones y haz que quienes hoy recordamos la muerte preciosa de tan insigne promotor de la cultura, del trabajo y de la oración en nuestros pueblos podamos alegrarnos con la contemplación de un nuevo resurgir de las naciones europeas. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Después de recibir la prenda de vida eterna, te pedimos humildemente, Señor, que, siguiendo las enseñanzas de San Benito, nos dediquemos fielmente a tu obra y amemos a los hermanos con caridad ardiente. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre el pueblo:       Señor, que se alegren tus fieles porque glorificas a los miembros del Cuerpo de tu Hijo; y, pues devotamente celebra la fiesta de san Benito, concédele participar de su suerte y gozar un día con ellos de tu gloria eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Miércoles 12 de julio:

Misa de feria

Color verde. Misa de la semana XXX. Lecturas de feria.
Prefacio común VIII. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Llamados por Dios Padre y convocados por su Espíritu, nos hemos reunido un día más para celebrar la Eucaristía. Por eso, confiados en el Señor que siempre perdona, pidámosle, en silencio, perdón por nuestros pecados.

  • Tú que escuchas nuestra voz suplicante
  • Tú que inclinas tu oído hacia nosotros
  • Tú que eres benigno y justo

Colecta: Dios todopoderoso y eterno, aumenta nuestra fe, esperanza y caridad, y, para que merezcamos conseguir lo que prometes, concédenos amar tus preceptos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Dirijamos ahora nuestras súplicas confiadas a Jesucristo, el Señor.

  1. Por la Iglesia; para que sea siempre un signo transparente de la Buena Noticia de Dios. Roguemos al Señor.
  2. Por las vocaciones sacerdotales y religiosas; para que Dios llame a muchos jóvenes a su seguimiento. Roguemos al Señor.
  3. Por los gobernantes y los políticos de nuestro país; para que actúen pensando siempre en aquellos que más ama Dios, los pobres y los débiles, de aquí y de todo el mundo. Roguemos al Señor.
  4. Por nuestros familiares y amigos difuntos; para que Dios los acoja en su Reino. Roguemos al Señor.
  5. Por nosotros; para que amemos a Dios con todo el corazón y vivamos según el Evangelio de Jesús. Roguemos al Señor.

Señor Jesús, que elegiste a los que quisiste y los enviaste con poder a predicar; escucha nuestras oraciones y concédenos vivir siempre fieles a nuestra vocación de ser tus discípulos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Poscomunión: Qué tus sacramentos, Señor, efectúen en nosotros lo que expresan, para que obtengamos en la realidad lo que celebramos ahora sacramentalmente. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Jueves 13 de julio:

Misa Votiva de la Sagrada Eucaristía

Color verde. Misas votivas nº 5. Lecturas de feria.

Prefacio I de la Sagrada Eucaristía. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Nuevamente, Jesús nos invita a acercarnos al altar, la mesa fraterna del amor, para celebrar el banquete de la Eucaristía escuchando su palabra y alimentándonos con su Cuerpo y su Sangre.

Dispongámonos pues, a celebrar la Eucaristía y, en silencio, pongámonos ante Dios y reconozcamos humildemente nuestros pecados.

  • Tú que eres el Pan bajado del cielo
  • Tú que eres el Pan que da la vida al mundo
  • Tú que eres alimento de comunión

Colecta: Oh Dios, que por el Misterio pascual de tu Unigénito realizaste la redención de los hombres, concédenos por tu bondad experimentar el aumento continuo de tu salvación a quienes, celebrando los sacramentos, proclamamos con fe la muerte y Resurrección de tu Hijo. Él, que vive y reina contigo.

Oración de los fieles: Oremos confiadamente a Dios nuestro Padre, que por medio de Jesucristo libera a todos los encarcelados por el pecado y las fuerzas del mal

  1. Por el Santo Padre, el Papa N.; por nuestro obispo N., por los sacerdotes y demás ministros de Dios. Roguemos al Señor.
  2. Por las vocaciones  sacerdotales y religiosas; por las vocaciones misioneras y de especial consagración. Roguemos al Señor.
  3. Por nuestro pueblo (ciudad) de N., por su prosperidad y por todos los que en él (ella) habitan (habitamos).  Roguemos al Señor.
  4. Por todos nuestros difuntos; para que Dios los reciba en su reino de luz y de paz. Roguemos al Señor.
  5. Por todos nosotros, por nuestros familiares, por todas las necesidades que llevamos dentro del corazón. Roguemos al Señor.

Escucha, Señor nuestras súplicas, y concédenos un espíritu de pobreza que nos haga libres y disponibles para que así lleguemos a ser, como los apóstoles, auténticos testigos del evangelio. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Te rogamos, Señor, que la participación en la mesa celestial nos santifique para que, por el Cuerpo y en la Sangre de Cristo, se afiance la unión de todos los hermanos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Viernes 14 de julio:

Misa por el perdón de los pecados

Color verde. Misas por diversas necesidades nº 38-B. Lecturas de feria.

Prefacio común II. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hoy, en la Eucaristía, pediremos de un modo especial perdón al Señor por nuestros pecados; porque todos nosotros somos miembros de una Iglesia que es a la vez santa y necesitada de purificación. Conscientes, por tanto, de esta realidad, comenzamos la celebración de la Eucaristía poniéndonos ante la presencia de Dios, y nos sinceramos con Él en unos momentos de silencio, reconociendo nuestra pobreza y debilidad, e implorando su gracia y su perdón.

  • Tú, que acoges a todos.
  • Tú, que eres el camino seguro.
  • Tú, que eres la vida en plenitud.

Colecta:    Oh, Dios todopoderoso y lleno de bondad, que hiciste manar de la piedra una fuente de agua viva para tu pueblo sediento, haz brotar de la dureza de nuestros corazones las lágrimas de compunción, para que lloremos nuestros pecados y, por tu misericordia, merezcamos obtener el perdón. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles:       Dirijamos ahora, confiados y perseverantes, nuestras plegarias a Dios Padre todopoderoso.

  1. Para que Dios proteja y guíe a su Santa Iglesia. Roguemos al Señor.
  2. Para que suscite vocaciones sacerdotales y religiosas. Roguemos al Señor.
  3. Para que conceda a todo el mundo la justicia y la paz. Roguemos al Señor.
  4. Para que socorra a los que están en algún peligro. Roguemos al Señor.
  5. Para que nos conforte a todos y nos conserve en su servicio. Roguemos al Señor.

Señor, Dios de misericordia, que nos llamas a la tarea de llevar la salvación de tu Hijo al mundo, escucha nuestras oraciones y danos la fuerza de tu Espíritu que nos sostenga en todas las dificultades. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: La devota recepción de tu sacramento nos permita borrar, con los gemidos de nuestras lágrimas, las manchas de los pecados, y, por tu gracia, nos consiga el perdón que deseamos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Sábado 15 de julio:

San Buenaventura, obispo y doctor. MEMORIA OBLIGATORIA

Color blanco. Colecta propia; resto semana XXXI. Lecturas de feria.

Prefacio de los santos pastores .Plegaria Eucarística  II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al celebrar hoy la memoria de san Buenaventura, a quien Dios infundió su doctrina para transmitírsela a su pueblo, Dispongámonos a recibir el amor de Dios abriendo nuestros corazones para que los renueve, reconociendo que somos pecadores, y pidiendo perdón por nuestros pecados, para celebrar dignamente estos sagrados misterios.

Yo confieso…

Colecta: Dios todopoderoso, concede a cuantos hoy celebramos  la fiesta anual del obispo San Buenaventura aprovechar su admirable doctrina e imitar constantemente su ardiente caridad. Por nuestro Señor.

Oración de los fieles: Elevemos ahora nuestras voces a Dios Padre todopoderoso, para quien nada permanece escondido, y pidámosle que escuche nuestras plegarias.

  1. Por la Iglesia, por todos los cristianos; para que seamos siempre portadores de amor y de esperanza. Roguemos al Señor.
  2. Por los que son enviados a dar testimonio del Evangelio para que siendo fieles a Cristo sean ejemplo para nuevas vocaciones sacerdotales y religiosas. Roguemos al Señor.
  3. Por todos los que, en cualquier lugar del mundo, trabajan al servicio de la justicia y la igualdad entre los hombres; para que sus esfuerzos sean eficaces, y den fruto para el bien de todos. Roguemos al Señor.
  4. Por los maestros y los educadores; para que con su labor ayuden a construir un mundo de hombres y mujeres libres, conscientes y generosos. Roguemos al Señor.
  5. Por todos nosotros; para que, siguiendo las enseñanzas de san Buenaventura, tengamos hambre de la sabiduría divina y deseo de comunicarla a nuestros hermanos. Roguemos al Señor.

Señor y Dios nuestro, que nos llamas a dar testimonio de ti ante el mundo; atiende las peticiones que te hemos dirigido y danos la fuerza necesaria para no avergonzarnos nunca de confesar a tu Hijo Jesucristo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Poscomunión: Te pedimos, Señor, que aumente en nosotros la acción de tu poder, para que, alimentados con estos sacramentos del cielo, nos preparemos, por tu gracia, a recibir tus promesas. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Domingo 16 de julio:

DOMINGO XV DEL TIEMPO ORDINARIO

Color verde. Misa y lecturas del domingo. Gloria. Credo.

Prefacio Dominical VI. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Jesús, el Señor resucitado, nos ha invitado y convocado una semana más para celebrar el domingo, la pascua semanal, el misterio de su muerte y resurrección salvadoras; y para compartir con nosotros y nosotros con Él los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias.

Por eso, antes de empezar la celebración, pongámonos con toda sinceridad y humildad ante el Dios que quiere plantar en nosotros la semilla de su palabra, y reconociendo que hemos pecado, pidamos su perdón y su misericordia.

  • Tú que siembras la semilla del Evangelio en el corazón de los hombres de buena voluntad.
  • Tú que igualas los terrones de nuestro corazón y los dejas mullidos con tu llovizna de amor.
  • Tú que infundes en nuestro corazón la esperanza de la liberación definitiva.

Colecta: Oh, Dios, que muestras la luz de tu verdad a los que andan extraviados para que puedan volver al buen camino, concede a todos los que se profesan cristianos rechazar lo que es contrario a este nombre y cumplir cuanto en él se significa. Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo:       Profesemos ahora juntos la fe que hemos recibido de los apóstoles y que la Iglesia nos ha transmitido de generación en generación.

Oración de los fieles: Oremos, hermanos, a Dios Padre todopoderoso, que en su Hijo Jesucristo nos bendice con toda clase de bienes, y pidámosle con humildad que escuche nuestras súplicas.

  1. Para que todos los que en la Iglesia han recibido la misión de sembrar la palabra de Dios preparen el corazón de los hombres para que la acojan y dé fruto. Roguemos al Señor.
  2. Para que a nuestra diócesis de N.  no le falten nunca sacerdotes y seminaristas que la sirvan y que den su vida por ella. Roguemos al Señor.
  3. Para que la palabra de Dios resuene en todos los ambientes del mundo, y contribuya a procurar un progreso material y moral para toda la humanidad. Roguemos al Señor.
  4. Para que Dios que riega los surcos e iguala los terrenos, prepare los corazones de quienes viven en pecado, como piedras al borde el camino, ignorando a Cristo. Roguemos al Señor.
  5. Para que todos nosotros, que en cada Eucaristía escuchamos la palabra de Dios, contagiemos a los demás nuestra fe vivida con alegría y compromiso. Roguemos al Señor.

Escucha nuestras plegarias, Padre, y aumenta en nosotros, con la fuerza de tu Espíritu la disponibilidad para acoger la semilla de la palabra que continúas sembrando en el surco de la humanidad, para que fructifique en obras de justicia y de paz y así llegue al mundo la feliz esperanza de tu reino. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Después de recibir estos dones, te pedimos, Señor, que aumente en nosotros el fruto de nuestra salvación con la participación frecuente en este sacramento. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Bendición solemne:

  • La paz de Dios, que sobrepasa todo juicio, custodie vuestros corazones y vuestros pensamientos en el conocimiento y el amor de Dios y de su Hijo Jesucristo, nuestro Señor.
  • Y la bendición de Dios todopoderoso…

Lunes 17 de julio:

Misa de feria

Color verde. Misa de la semana XXXII. Lecturas de feria.

Prefacio común I. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, ante la inmensidad del amor de Dios, comencemos la celebración de la Eucaristía reconociendo nuestras infidelidades, y pidiéndole perdón por nuestros pecados.

  • Tú que guardas a los sencillos
  • Tú que arrancas nuestra alma de la muerte
  • Tú que nos salvas cuando estamos sin fuerzas

Colecta: Dios de poder y misericordia, aparta, propicio, de nosotros toda adversidad, para que, bien dispuestos cuerpo y espíritu, podamos aspirar libremente a lo que te pertenece. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos ahora confiadamente a Dios Padre, pidiéndole que nos conceda la fuerza necesaria para seguir las exigencias del evangelio.

  1. Por la unidad y libertad de la Iglesia católica. Roguemos al Señor.
  2. Por las vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa. Roguemos al Señor.
  3. Por la paz y el progreso de las naciones. Roguemos al Señor.
  4. Por la liberación de toda violencia, división y peligro. Roguemos al Señor.
  5. Por nosotros y por los que no han podido venir a esta celebración. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que nos llamas a cargar con nuestra propia cruz para seguir a tu Hijo, escucha las oraciones que te hemos dirigido y mira con bondad los deseos y necesidades de todos tus hijos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Alimentados con este don sagrado, te damos gracias, Señor, invocando tu misericordia, para que, mediante la acción de tu Espíritu, permanezca la gracia de la verdad en quienes penetró la fuerza del cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Martes 18 de julio:

Misa por los cristianos perseguidos

Color verde. Misas por diversas necesidades nº 19. Lecturas de feria.

Plegaria Eucarística para diversas circunstancias III.

Monición de entrada y acto penitencial: Hoy vamos a pedir en la Eucaristía por todos aquellos hermanos nuestros que sufren cualquier tipo de persecución; recordando que, siempre que sufrimos cualquier forma de calumnia, insulto o persecución a causa de Cristo, el mismo Señor nos llama bienaventurados, puesto que al no avergonzarnos de confesarle ante los hombres, estamos poniéndole a Él por delante de los valores de este mundo, y Él no se avergonzará de nosotros ante Dios nuestro Padre.

  • Tú que nunca nos abandonas
  • Tú que das a conocer tu victoria
  • Tu que revelas a las naciones tu justicia

Colecta: Oh, Dios, que con inescrutable providencia has querido que la Iglesia esté asociada a la pasión de tu Hijo, concede a tus fieles que sufren persecución por tu nombre, espíritu de paciencia y caridad, para que sean reconocidos como testigos fieles y veraces de tus promesas. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos, hermanos, con total confianza a Dios Padre, que tiende siempre su mano para rescatarnos del peligro y del pecado.

  1. Para que introduzca en la plenitud de su santa Iglesia a los no cristianos y a los no creyentes. Roguemos al Señor.
  2. Para que la familias cristianas fomenten la vocación cristiana de sus hijos. Roguemos al Señor.
  3. Para que inspire a los gobernantes pensamientos de servicio y entrega al bien común. Roguemos al Señor.
  4. Para que libre al mundo entero del hambre, del paro y de la guerra. Roguemos al Señor.
  5. Para que acoja siempre nuestra oración suplicante. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que nos llamas constantemente a la conversión y no te cansas de manifestarnos tu misericordia, escucha las peticiones que te hemos presentado y concédenos escuchar con fe tu palabra. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, por la eficacia de este sacramento confirma en la verdad a tus siervos, y concede a los fieles que se encuentran en la prueba, que, llevando su cruz en pos de tu Hijo, puedan gloriarse, en medio de las adversidades, del nombre de cristianos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Miércoles 19 de julio:

Misa votiva de san José

Color verde. Misas votivas nº 13. Lecturas de feria.

Prefacio de san José “en la veneración”. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, comencemos la celebración de los sagrados misterios con unos momentos de silencio para ponernos ante Dios, y pedirle que nos perdone y nos dé su gracia, para que, al igual que san José, el esposo de la Virgen María, cuya memoria vamos a venerar hoy, sepamos serle fieles en el camino de la vida.

Yo confieso…

Colecta: Oh Dios, que con inefable providencia elegiste a san José como esposo de la santísima Madre de tu Hijo, concédenos que merezcamos tener como intercesor en el cielo al que veneramos como protector en la tierra. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Como hijos de un mismo Padre, oremos al Dios del cielo, que ha entregado todo a su Hijo Jesucristo.

  1. Por la Iglesia; para que proclame incansablemente el Evangelio de la paz y acoja en su seno a todos los discípulos de Jesús. Roguemos al Señor.
  2. Por los que han escuchado la llamada al sacerdocio; para que sean fieles a la vocación que han recibido. Roguemos al Señor.
  3. Por nuestro mundo; para que Dios escuche sus clamores de justicia y amor. Roguemos al Señor.
  4. Por los enfermos de nuestras familias y de nuestra comunidad; para que experimenten la fortaleza y el gozo del Espíritu. Roguemos al Señor.
  5. Por nosotros, congregados en la casa del Señor; para que evitemos todo aquello que nos esclaviza o degrada en nuestra verdadera dignidad. Roguemos al Señor.

Señor, Padre Santo, que te revelas a los sencillos y te escondes a los sabios y entendidos; escucha nuestras plegarias y haz que vivamos con humildad. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Renovados con este sacramento de vida, concédenos, Señor, vivir siempre en justicia y santidad, a ejemplo y por la intercesión de san José, tu servidor fiel y obediente en la realización de tus grandes misterios. Por Jesucristo nuestro Señor.

Jueves 20 de julio:

Misa por las vocaciones a las sagradas órdenes

Color verde. Misas por diversas necesidades nº 9. Lecturas de feria. Plegaria Eucarística para diversas circunstancias II

Monición de entrada y acto penitencial: Hoy vamos a pedir la Eucaristía de un modo muy especial por las vocaciones sacerdotales. Es una gran necesidad de la Iglesia, y de un modo especial, de nuestra Iglesia particular, que necesita muchos sacerdotes para llevar a cabo la nueva evangelización de nuestro pueblo. Dispongámonos, por tanto, al comenzar estos sagrados misterios, a recibir el amor de Dios abriendo nuestros corazones para que los renueve, reconociendo con humildad que somos pecadores.

 

  • Tú que nos llamas a seguirte
  • Tú que nunca abandonas a tu rebaño
  • Tú que estás presente en tu Iglesia

 

Colecta: Oh Dios, que quisiste dar pastores a tu pueblo, derrama sobre tu Iglesia el Espíritu de piedad y fortaleza, que suscite dignos ministros de tu altar y los haga testigos valientes y humildes de tu Evangelio. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Elevemos ahora nuestras oraciones a Dios todopoderoso, que está cerca nos colma siempre de su amistad y su ternura.

  1. Por la Iglesia, en la pluralidad de ministros y carismas. Roguemos al Señor.
  2. Por las vocaciones sacerdotales y a la vida religiosa. Roguemos al Señor.
  3. Por nuestro país y por todas las naciones del mundo. Roguemos al Señor.
  4. Por todos los que se encuentran en cualquier necesidad. Roguemos al Señor.
  5. Por nuestra comunidad y por nosotros, aquí reunidos. Roguemos al Señor.

Dios todopoderoso y eterno, que das fuerza a los cansados y alivio a los agobiados, atiende compasivo la oración que te dirigimos, y libra a tu pueblo del yugo del pecado que le esclaviza y le impide avanzar hacia ti. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, alimentados con el pan de la mesa celestial te pedimos que, por este sacramento de amor, germinen las semillas que esparces generosamente en el campo de tu Iglesia, de manera que sean cada vez más numerosos los que elijan el camino de servirte en los hermanos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Viernes 21 de julio:

Misa votiva de la Preciosa Sangre de Ntro. Sr. Jesucristo

Color verde. Misas votivas nº 7. Lecturas de feria.

Prefacio I de la Pasión del Señor. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial:         Hermanos, conscientes de que con nuestra forma de vida no correspondemos al amor que Dios ha demostrado que nos tiene al pagar el precio de la Sangre de Cristo para rescatarnos de nuestra antigua condición de esclavos, comencemos la celebración de la Eucaristía pidiéndole perdón por nuestros pecados.

  •       Tú que extendiste tus brazos en la cruz para reconciliarnos a todos.
  •       Tú que te entregaste a la muerte por nosotros, pecadores.
  •       Tú que nos has justificado al precio de tu sangre

Colecta:      Oh Dios, que has redimido a todos los hombres con la Sangre preciosa de tu Unigénito, conserva en nosotros la acción de tu misericordia para que, celebrando siempre el misterio de nuestra salvación, merezcamos alcanzar sus frutos. Por Nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Presentemos ahora nuestras peticiones a Dios Padre, que quiere misericordia y no sacrificios.

  1. Para que conceda a la Iglesia la libertad y la paz. Roguemos al Señor.
  2. Para que Dios nos conceda los sacerdotes necesarios. Roguemos al Señor.
  3. Para que se digne establecer y conservar la justicia en todas las naciones. Roguemos al Señor.
  4. Para que consuele a los que sufren y dé la salud a los enfermos. Roguemos al Señor.
  5. Para que despierte en nosotros el amor a los pobres y el deseo del cielo. Roguemos al Señor.

Escucha, Señor de la historia y Dios de la vida, nuestras plegarias, y protege a todos los que nos acogemos a tu misericordia y señorío. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión:      Saciados con el alimento y la bebida de salvación, te rogamos, Señor, que derrames sobre nosotros la Sangre de nuestro Salvador, y ella sea, para nosotros, la fuente de agua viva que salta hasta la vida eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Sábado 22 de julio:

Santa María Magdalena. FIESTA

Color blanco. Misa y lecturas propias. Gloria. Plegaria Eucarística III.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al celebrar la fiesta de santa María Magdalena, una de aquellas santas mujeres que atendían a Jesús y al grupo de los Doce; aquella que estuvo al pie de la cruz y que, con otras mujeres, se dirigió al sepulcro en la madrugada del domingo de resurrección para embalsamar el cuerpo de Jesús, siendo la primera de los discípulos que reconoció a Jesús resucitado, iniciemos  la celebración de los sagrados misterios de la Eucaristía pidiendo perdón a Dios por nuestros pecados.

Yo confieso…

Colecta: Oh  Dios, tu Unigénito confió a María Magdalena, antes que a nadie, el anuncio de la alegría pascual; concédenos, por su intercesión y ejemplo, proclamar a Cristo vivo y que le veamos reinando en tu gloria. Por nuestro Señor.

Oración de los fieles: Dirijamos, hermanos, nuestras súplicas confiadas al Señor, que siempre escucha nuestras oraciones.

  1. Por la Iglesia; para que se signo de paz y reconciliación entre los hombres. Roguemos al Señor.
  2. Por los movimientos y grupos de jóvenes cristianos; para que sean cantera de nuevas vocaciones sacerdotales. Roguemos al Señor.
  3. Por los pueblos de toda la tierra; para que vivan en concordia y paz verdadera. Roguemos al Señor.
  4. Por los hambrientos y por los enfermos, por todos los que sufren por cualquier motivo; para que sean aliviados en su necesidad. Roguemos al Señor.
  5. Por todos los que estamos aquí reunidos; para que Jesucristo infunda en nosotros la misma valentía en proclamar su resurrección que tuvo santa María Magdalena. Roguemos al Señor.

Dios y Padre bueno, que con inmensa paciencia refuerzas la caña cascada de nuestra pobreza; escucha las peticiones que te hemos presentado y alienta el pábilo vacilante de nuestra pobre fe. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Que la participación santa en tus misterios, Señor,  infunda en nosotros aquel amor perseverante con el que santa María Magdalena se mantuvo unida siempre a Cristo, su Maestro. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Oración sobre el pueblo: Vuelve, Señor, hacia ti el corazón de tu pueblo; y Tú que le concedes tan grandes intercesores no dejes de orientarle con tu continua protección. Por Jesucristo nuestro Señor.

Domingo 23 de julio:

DOMINGO XVI DEL TIEMPO ORDINARIO

Color verde. Misa y lecturas del domingo. Gloria. Credo.

Plegaria Eucarística IV.

Monición de entrada y acto penitencial: Sed todos bienvenidos, un domingo más, a la celebración de la Eucaristía. Sintámonos unidos por la misma fe, por una sola esperanza, por una caridad sincera. Sintámonos también unidos a todos los cristianos del mundo que, al igual que nosotros, también celebran hoy la Misa.

Y comencemos la celebración pidiendo al Señor que separe en nuestros corazones el trigo de la cizaña, y que nos renueve con su Espíritu, para que aprendamos a vivir como Él quiere.

  • Tú que siembras en nosotros la buena semilla.
  • Tú que eres paciente y misericordiosos con todos.
  • Tú que separarás la cizaña del trigo.

Gloria.

Colecta: Muéstrate propicio con tus siervos, Señor, y multiplica compasivo los dones de tu gracia sobre ellos, para que, encendidos de fe, esperanza y caridad, perseveren siempre, con observancia atenta, en tus mandatos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo: Manifestemos ahora nuestra fe en Jesús, el Hijo de Dios, el que nos enseña el camino hacia el Reino, el que nos ha dado a conocer el amor del Padre, el que nos ha dado el Espíritu Santo.

Oración de los fieles: Dirijamos ahora nuestras súplicas confiadas a Dios Padre, cuyo Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad para que sepamos pedir lo que más nos conviene.

  1. Para que la Iglesia sea el lugar donde todos los pueblos acudan a postrarse en la presencia del Señor y a bendecir el nombre del que es grande y hace maravillas. Roguemos al Señor.
  2. Para que a nuestra diócesis de N. nunca le falten vocaciones sacerdotales que se consagren exclusivamente a Jesucristo para anunciar en nuestros pueblos su mensaje de amor y de salvación. Roguemos al Señor.
  3. Para que a imagen de Dios, que nos juzga con moderación y nos gobierna con gran indulgencia, quienes ejercen autoridad en el mundo procedan en todos sus asuntos con humanidad. Roguemos al Señor.
  4. Para que los pecadores se conviertan a Dios y, cambiando de cizaña en trigo, descubran que en el pecado siempre hay lugar para el arrepentimiento. Roguemos al Señor.
  5. Para que conscientes de nuestra debilidad, invoquemos siempre la ayuda del Espíritu que intercede por nosotros, y sepamos así pedir lo que nos conviene. Roguemos al Señor.

Escucha, oh Padre, nuestras oraciones y haz que siempre nos sostengan la fuerza y la paciencia de tu amor, para que fructificando en nosotros tu palabra, semilla y levadura de tu Iglesia, se reavive la esperanza de ver crecer la nueva humanidad que tu Hijo en su retorno hará resplandecer como el sol. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Asiste, Señor, a tu pueblo y haz que pasemos del antiguo pecado a la vida nueva a los que hemos sido alimentados con los sacramentos del cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Bendición solemne:

  • El Dios todopoderoso os bendiga con su misericordia y os llene de la sabiduría eterna.
  • Él aumente en vosotros la fe y os dé la perseverancia en el bien obrar.
  • Atraiga hacia sí vuestros pasos y os muestre el camino del amor y de la paz.
  • Y la bendición de Dios todopoderoso,

Lunes 24 de julio:

Misa de feria

Color verde. Misa de la semana XXXIII. Lecturas de feria.

Prefacio común III. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, comencemos la celebración de la Eucaristía disponiendo nuestros corazones para que puedan llenarse de la gracia de Dios, pidiendo al Señor perdón por todos nuestros pecados.

  • Tú que perdonas todas nuestras culpas
  • Tú que curas todas nuestras enfermedades
  • Tú que rescatas nuestras vida de la fosa

Colecta: Concédenos, Señor, Dios nuestro, alegrarnos siempre en tu servicio, porque en dedicarnos a ti, autor de todos los bienes, consiste la felicidad completa y verdadera. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Lunes

Unamos ahora nuestras voces a la de Jesucristo y, arraigados en su amor, dirijamos nuestras plegarias a Dios Padre.

  1. Por la Iglesia, signo de Cristo en medio del mundo. Roguemos al Señor.
  2. Por los que son llamado a vivir más de cerca de Jesucristo. Roguemos al Señor.
  3. Por los que tienen alguna responsabilidad sobre los demás. Roguemos al Señor.
  4. Por los que matan, secuestra, destruyen y hacen el mal. Roguemos al Señor.
  5. Por nosotros, llamado a trabajar por la paz y la reconciliación. Roguemos al Señor.

Dios y Padre nuestro, que nos has dado el gran signo del cielo en la resurrección de tu Hijo, escucha nuestras súplicas y haznos fuertes en la fe. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor, después de recibir el don sagrado del sacramento, te pedimos humildemente que nos haga crecer en el amor lo que tu Hijo nos mandó realizar en memoria suya. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Martes 25 de julio:

Santiago el Mayor, apóstol, patrón de España. SOLEMNIDAD

Color rojo. Misa y lecturas propias (leccionario V). Gloria. Credo.

Prefacio propio. Plegaria Eucarística III.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al comenzar la celebración de los sagrados misterios en el día en el que celebramos la solemnidad del Apóstol Santiago, nuestro padre en la fe, y el primero de los apóstoles que selló con su sangre la palabra del Evangelio, reafirmemos nuestra fe en Cristo, la fe que nos ha llegado por el testimonio de los apóstoles, la fe que también nosotros estamos llamados a vivir y anunciar. Y para mejor hacerlo, reconozcamos que nuestra fe y nuestras obras no siempre van unidas, que a menudo cometemos fallos en la vida y que nuestro apostolado cristiano deja mucho que desear. Por eso, con humildad y sencillez, pedimos perdón a Dios por nuestros pecados.

Yo confieso…

Gloria.

Colecta: Dios todopoderoso y eterno, que consagraste los primeros trabajos de tus apóstoles con la sangre de Santiago, haz que tu Iglesia, reconfortada constantemente por su patrocinio, sea fortalecida por su testimonio, y que los pueblos de España se mantengan fieles a Cristo hasta el final de los tiempos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo: Profesemos ahora nuestra fe; la fe que es vida, libertad y alegría. La fe que nos trajo el apóstol Santiago, y por la cual los apóstoles dieron su sangre.

Oración de los fieles: Al celebrar la solemnidad del Apóstol Santiago, oremos, hermanos, a Dios Padre todopoderoso, que nos ha reunido en un solo pueblo, para que derrame sobre nosotros y sobre todos los hombres los beneficios de su misericordia.

  1. Por la Iglesia, especialmente por la que peregrina en las diócesis de España; para que la semilla del Evangelio que sembró el Apóstol germine y dé fruto abundante. Roguemos al Señor.
  2. Por los gobernantes y por todos los habitantes de nuestra patria; para que Dios nos conceda a todos una convivencia pacífica y respetuosa y el interés por los demás. Roguemos al Señor.
  3. Por las necesidades de nuestro país; para que a nadie falte trabajo, vivienda, ni el acceso a los derechos y servicios fundamentales para todo ciudadano. Roguemos al Señor.
  4. Por todos los que sufren; para que abrazándose a la cruz de Jesucristo, se sientan reconfortados y aliviados en sus sufrimientos. Roguemos al Señor.
  5. Por todos y cada uno de nosotros; para que sepamos vivir y transmitir con fidelidad la fe que hemos recibido por la predicación del Apóstol Santiago. Roguemos al Señor.

Dios todopoderoso y eterno, que edificas y guardas la ciudad futura del cielo y la ciudad presente de la tierra; escucha las súplicas que te dirigimos y, por la intercesión del Apóstol Santiago, el primero que participó del cáliz de tu Hijo, protege a nuestra nación y a todos sus habitantes dándoles la salud, la paz y los bienes que te pedimos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Al darte gracias, Señor, por los dones santos que hemos recibido en esta solemnidad de Santiago, apóstol, patrono de España, te pedimos que sigas protegiéndonos siempre con su poderosa intercesión. Por Jesucristo nuestro Señor.

Miércoles 26 de julio:

Santos Joaquín y Ana, padres de María. MEMORIA OBLIGATORIA

Color blanco. Misa y lecturas propias (Leccionario V).

Prefacio I de los santos. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hoy tenemos el recuerdo de san Joaquín y de santa Ana, los padres de santa María, la Virgen y, por tanto, abuelos de Jesús; la vida de los cuales desconocemos, aunque podemos figurarnos que serían un matrimonio sencillo, piadoso y trabajador; como tantos que a lo largo de la historia han dado testimonio de una fe sencilla en Dios.

A nosotros, Cristo nos pide que seamos sencillos y sinceros, como fueron sus abuelos, san Joaquín y santa Ana; sin embargo, el orgullo y la hipocresía aparecen muchas veces en nuestra vida. Por eso, iniciamos la celebración de los sagrados misterios de la Eucaristía pidiendo perdón a Dios por nuestros pecados.

Yo confieso…

Colecta: Señor, Dios de nuestros padres, Tú  concediste a los santos Joaquín y Ana la gracia de que naciera de ellos la Madre de tu Hijo encarnado, concédenos, por la plegaria de ambos, la salvación prometida a tu pueblo. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Elevemos ahora nuestras súplicas a Dios nuestro Señor, que siembra en nuestro mundo la simiente de su palabra.

  1. Por la santa Iglesia; para que presente ante el mundo el rostro acogedor del Padre para con los pobres, los que sufren, los que dudan, los que se equivocan. Roguemos al Señor.
  2. Por los padres y madres cristianos; para que la intercesión de san Joaquín y de santa Ana, padres de la Virgen María, les ayude a ver como un regalo la vocación de sus hijos. Roguemos al Señor.
  3. Por los gobernantes y los políticos de nuestro país; para que actúen pensando siempre en aquellos que más ama Dios, los pobres y los débiles, de aquí y de todo el mundo. Roguemos al Señor.
  4. Por los maestros y los educadores; para que con su labor ayuden a construir un mundo de hombres y mujeres libres, conscientes y generosos. Roguemos al Señor.
  5. Por nosotros, congregados en la casa del Señor; para que evitemos todo aquello que nos esclaviza o degrada en nuestra verdadera dignidad. Roguemos al Señor.

Padre de misericordia y de bondad; escucha las oraciones de tu pueblo y haz que tu palabra germine y fructifique en nosotros para nuestra salvación y la de todos los hombres. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Oh, Dios, tú has querido que tu Unigénito naciera de los hombres, para que los hombres renaciesen de ti por un sacramento admirable, concédenos, por tu misericordia, que cuantos hemos sido saciados con el pan de los hijos seamos santificados por el espíritu de adopción. Por Jesucristo nuestro Señor.

Jueves 27 de julio:

Misa votiva de Jesucristo, sumo y eterno sacerdote

Color verde. Misas votivas nº 3. Lecturas de feria.

Prefacio I de las Ordenaciones. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, al comenzar la celebración de la Eucaristía, pongámonos en presencia de Jesucristo, nuestro Sumo y eterno Sacerdote, y reconozcamos todo aquello que nos aleja de la voluntad de Dios, pidiéndole, con sinceridad y humildad, perdón por nuestros pecados.

  • Señor Jesús, sacerdote eterno.
  • Señor Jesús, sacerdote de la Nueva Alianza.
  • Señor Jesús, sacerdote, Víctima y Altar.

Colecta: Oh Dios, que para gloria de tu nombre y salvación del género humano quisiste constituir a Cristo único sumo y eterno Sacerdote, te suplicamos que el pueblo, adquirido para ti con su sangre, consiga, por la participación en este memorial, la fuerza de su cruz y Resurrección. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Elevemos ahora nuestras súplicas a Dios nuestro Señor, que siembra en nuestro mundo la simiente de su palabra.

  1. Por el Papa N., por nuestro obispo N., por el clero y por todo el pueblo fiel. Roguemos al Señor.
  2. Por el aumento de vocaciones a los diferentes estados de la vida cristiana, sobre todo a la vocación sacerdotal y religiosa. Roguemos al Señor.
  3. Por los que gobiernan los pueblos y trabajan por la paz y el bien común. Roguemos al Señor.
  4. Por los que sufren, los presos, los emigrantes, los parados y por cuantos se sienten marginados. Roguemos al Señor.
  5. Por todos los que nos encontramos aquí, reunidos en la fe, devoción y temor de Dios. Roguemos al Señor.

Padre de misericordia y de bondad, que nos has dado a conocer los secretos del Reino de los cielos, escucha las oraciones de tu pueblo y haz que nuestros ojos vean la luz de tu verdad, y nuestros oídos oigan la voz de tu palabra. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: La participación en este sacrificio que tu Hijo nos ha mandado ofrecer en conmemoración suya, nos convierta, Señor, en ofrenda perpetua para ti juntamente con Él. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Viernes 28 de julio:

Misa votiva de la misericordia de Dios

Color verde. Misas votivas nº 2. Lecturas de feria.

Prefacio común II. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: Hermanos, dispongámonos a celebrar estos sagrados misterios poniéndonos ante la presencia del Señor y, reconociéndonos pecadores, supliquemos con humildad su perdón y su misericordia.

  • Tú que muestras el amor supremo de Dios
  • Tú que pones la grandeza de la vida en el amor y en el servicio
  • Tú, promotor de misericordia y de comunión

Colecta: Señor Dios, cuya misericordia no tiene límites y cuya bondad es un tesoro inagotable, acrecienta la fe del pueblo a ti consagrado, para que todos comprendan mejor qué amor nos ha creado, que sangre nos ha redimido y qué Espíritu nos ha hecho renacer. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Elevemos ahora nuestras súplicas a Dios nuestro Señor, que siembra generosamente la semilla de su palabra en nuestra historia.

  1. Para que mande operarios a su mies y ministros a su Iglesia. Roguemos al Señor.
  2. Para que la familias cristianas fomenten la vocación cristiana de sus hijos. Roguemos al Señor.
  3. Para que inspire pensamientos de paz, de justicia y libertad a los gobernantes de las naciones. Roguemos al Señor.
  4. Para que conceda a los desterrados la vuelta a su patria, empleo a los parados y ayuda a todos los que sufren. Roguemos al Señor.
  5. Para que nos haga a todos nosotros dignos de su reino eterno. Roguemos al Señor.

Padre de misericordia y de bondad; escucha las oraciones de tu pueblo y haz que tu palabra eterna sea acogida en nuestra tierra y dé frutos abundantes para la vida eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Concédenos, Dios misericordioso, que, alimentados con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, bebamos con fe en la fuente de la misericordia y nos mostremos cada vez más misericordiosos con nuestros hermanos. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Sábado 29 de julio:

Santa Marta. MEMORIA OBLIGATORIA

Color blanco, Misa propia. Lecturas de feria.

Prefacio II de los santos. Plegaria Eucarística II.

Monición de entrada y acto penitencial: En la Eucaristía de hoy hacemos memoria de santa Marta, la hermana de María y de Lázaro, en cuya casa de Betania se hospedó Jesús; y que puede considerarse un modelo para tantas mujeres que unen su fe en Cristo con una entrega sacrificada al servicio de los demás.

Ahora, al comenzar la celebración, en unos momentos de silencio, abrámonos, hermanos, al amor de Dios que se nos comunica a todos, y con el deseo de hospedar a Cristo en nuestro corazón, pidámosle perdón por nuestros pecados.

Yo confieso…

Colecta: Dios todopoderoso y eterno, tu Hijo se dignó hospedarse en la casa de santa Marta; concédenos, por su intercesión, que, sirviendo fielmente a Cristo en nuestros hermanos, merezcamos ser recibidos por ti en la morada celestial. Por nuestro Señor Jesucristo.

Oración de los fieles: Oremos ahora, hermanos, a Dios Padre, que por la luz de su palabra hace posible la victoria de la gracia sobre las asechanzas del enemigo.

  1. Por la Santa Iglesia; para que Dios se digne custodiarla y defenderla. Roguemos al Señor.
  2. Por las vocaciones sacerdotales; para que Dios nos conceda los sacerdotes necesarios. Roguemos al Señor.
  3. Por los que rigen los destinos de los pueblos; para que protejan la libertad de los ciudadanos y gobiernen con rectitud y justicia. Roguemos al Señor.
  4. Por los enfermos, los moribundos y todos los que sufren; para que encuentren el consuelo y la salud. Roguemos al Señor.
  5. Por nosotros; para que, como santa Marta, sepamos acoger a Jesucristo con nuestras buenas obras y servirlo en la persona del necesitado. Roguemos al Señor.

Señor, Padre Santo, que siembras en nuestro corazón el trigo bueno y lo haces fructificar; escucha las súplicas que te dirigimos y por tu amor y poder no permitas que la cizaña ahogue nuestras buenas obras. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Señor,  que la santa comunión del Cuerpo y la Sangre de tu Unigénito nos aparte de todas las cosas perecederas, para que, a ejemplo de Santa Marta, podamos servirte en la tierra con amor sincero y gozar eternamente de tu contemplación en el cielo. Por Jesucristo nuestro Señor.

Domingo 30 de julio:

DOMINGO XVII DELTIEMPO ORDINARIO

Color verde. Misa y lecturas del domingo. Gloria. Credo.

Prefacio Dominical III. Plegaria Eucarística III.

Monición de entrada y acto penitencial: Jesucristo resucitado nos ha convocado un domingo más para celebrar la Eucaristía, memorial de su muerte y resurrección, y para ofrecernos en ella el tesoro de su palabra y la perla de su Cuerpo y de su Sangre.

Al comenzar, pues, este encuentro dominical con el Señor y con nosotros, tengamos presente lo poco que valoramos el tesoro de la fe, lo poco que vivimos la palabra de Dios que escuchamos, lo poco que acogemos la perla del amor divino.

  • Tú que eres un tesoro más valioso que todo el oro del mundo.
  • Tú que eres la palabra de vida más valiosa que todas las riquezas.
  • Tú que eres la perla que das la felicidad verdadera.

Gloria.

Colecta: Oh, Dios, protector de los que en ti esperan y sin el que nada es fuerte ni santo; multiplica sobre nosotros tu misericordia, para que, instruidos y guiados por ti, de tal modo nos sirvamos de los bienes pasajeros que podamos adherirnos ya a los eternos. Por nuestro Señor Jesucristo.

pasajeros, que podamos adherirnos a los eternos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Credo: Hagamos ahora nuestra profesión de fe en Jesucristo, encarnado, muerto y levantado como Señor.

Oración de los fieles: Oremos con filial confianza a Dios Padre, que siempre escucha las oraciones de sus hijos, presentándole nuestras necesidades y rogándole que acepte nuestras súplicas y nos conceda aquello que realmente necesitamos.

  1. Para que todos los que formamos la Iglesia seamos testigos, heraldos y constructores del Reino de Dios. Roguemos al Señor.
  2. Para que los jóvenes no dejen pasar la oportunidad de seguir al Señor que los llama al sacerdocio, y para que siguiéndolo sean generosos en la entrega. Roguemos al Señor.
  3. Para que Dios conceda a nuestras autoridades un corazón dócil para gobernar al pueblo, y discernir el bien del mal. Roguemos al Señor.
  4. Para que los que viven ciegos, con el corazón puesto en las cosas de este mundo, sean capaces de optar por los bienes del Reino de Dios. Roguemos al Señor.
  5. Para que todos nosotros, guardando la palabra de Dios, tengamos en estima los valores el Reino más que miles de monedas de oro y de plata. Roguemos al Señor.

Oh Dios, que en la compasión de tu Hijo hacia los pobres y los que sufren manifiestas tu bondad paternal; escucha nuestras peticiones y haz que el pan multiplicado por tu providencia se reparta en el amor, y la comunión en tus santos misterios nos abra al diálogo y al servicio de todos hombres. Por Jesucristo nuestro Señor.

Poscomunión: Hemos recibido, Señor, el santo sacramento, memorial perpetuo de la pasión de tu Hijo; concédenos que este don, que él mismo nos entregó con amor inefable, sea provechoso para nuestra salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Bendición solemne:

  • El Dios de todo consuelo disponga vuestros días en su paz y os otorgue el don de su bendición.
  •  Que él os libre de toda perturbación y afiance vuestros corazones en su amor.
  • Para que, enriquecidos por los dones de la fe, la esperanza y la caridad, abundéis en esta vida en buenas obras y alcancéis sus frutos en la eterna.
  • Y la bendición de Dios todopoderoso…

 Lunes 31 de julio:

 San Ignacio de Loyola, presbítero. MEMORIA OBLIGATORIA

Color blanco. Misa propia y lecturas de feria.
Prefacio de los Santos Pastores. Plegaria Eucarística II.

 Monición de entrada y acto penitencial: Hoy conmemoramos a san Ignacio de Loyola; militar de profesión, quien, tras ser herido en una pierna, abandonó la milicia de los Tercios españoles para capitanear otra milicia: la Compañía de Jesús, por él fundada, y que ha sido, hasta nuestros días, cantera de grandes santos; a la par que nos ha legado ese gran tesoro, obra de su pluma y su espiritualidad, que son los Ejercicios espirituales, que tanto bien han hecho y siguen haciendo a toda la Iglesia.

Hagamos nosotros ahora, al iniciar la Eucaristía, el ejercicio de mirar hacia dentro de nosotros mismos, de examinar nuestra conciencia y, reconociendo nuestra debilidad, comencemos la celebración de los sagrados misterios pidiendo humildemente perdón a Dios por nuestros pecados.

 Yo confieso…

 Colecta: Oh, Dios, que has suscitado en tu Iglesia a san Ignacio de Loyola para propagar la mayor gloria de tu nombre, concédenos que, combatiendo en la tierra con su protección y su ejemplo, merezcamos ser coronados con él en el cielo. Por nuestro Señor Jesucristo.

 Oración de los fieles: Presentemos ahora nuestras oraciones a Dios Padre, que nunca deja de velar por la Iglesia y por el mundo entero. 

  1. Por la Iglesia, por el Papa y los obispos, por las comunidades de cristianos en todo el mundo. Roguemos al Señor.
  2. Por las vocaciones al ministerio sacerdotal y a la vida consagrada en nuestra diócesis. Roguemos al Señor.
  3. Por todos los que ejercen autoridad y tienen responsabilidad en el mundo. Roguemos al Señor.
  4. Por los humildes, por los pobres y por todos los que sufren. Roguemos al Señor.
  5. Por todos los cristianos, por sus comunidades, y por los que empiezan a abrirse al Evangelio. Roguemos al Señor.

 Dios y Padre nuestro, de quien viene todo crecimiento verdadero, escucha la oración de tu Iglesia y haz que la semilla de tu reino dé fruto entre nosotros. Por Jesucristo nuestro Señor.

 Poscomunión: Señor, el sacrificio de alabanza que te hemos ofrecido para darte gracias en honor de san Ignacio de Loyola, nos conduzca a la eterna glorificación de tu majestad. Por Jesucristo nuestro Señor.

You may also like...

Translate »